**

Etimología de NOMBRE

-
-

NOMBRE

La palabra nombre viene del latín nomen y este del indoeuropeo *nomn. De ahí también las palabras nombrar, pronombre, nómina, anónimo1, y epónimo1. Los dos útimos [1] no vienen del latín, pero si de la misma raíz indo-europea. (Ver clarificación de Helena más abajo en la página).


El 'Diccionario etimológico de la lengua castellana 1 y otras fuentes 2 y 3 dicen que la palabra nombre viene del griego ὂνομα (onoma), nombre, posiblemente a través del latín nomen.

Encontramos la palabra ὂνομα en la obra Odísea (canto 9, verso 16) del poeta griego Hómero (siglo VIII a.C):

''νῦν δ' ὂνομα πρῶτον μυθήσομαι''

''nin d´onoma proton mithisome''

''conque lo primero qué voy a decir es mi nom­bre''

y también el verbo ὀνομήνω (onómino), nombrar en la obra Iliada (canto II, verso 488) del mismo autor:

´´πληθὺν δ᾽ οὐκ ἂν ἐγὼ μυθήσομαι οὐδ᾽ ὀνομήνω,
οὐδ᾽ εἴ μοι δέκα μὲν γλῶσσαι, δέκα δὲ στόματ᾽ εἶεν,
φωνὴ δ᾽ ἄρρηκτος, χάλκεον δέ μοι ἦτορ ἐνείη,

´´plithin d´uk an ego mithisome ud´onomino,
ud´ i mi deka men glosse, deka de stomat´ien
foni d´arriktos, jalkeon de mi itor enii´´

´´A la muche­dumbre no podría enumerarla ni nombrarla,
aunque tuviera diez lenguas, diez bocas, voz infatigable
y corazón de bron­ce´´.

Según el filósofo griego Platón, en su obra Crátilo:

´´τό ὂνομα …μίμημα τι εἶναι τοῦ πράγματος...´´

´´ to onoma ...mimima ti ine tu pragmatos... ´´

´´ el nombre es una imitación de la cosa... ´´

Además el nombre (ὂνομα) da entidad (ὂντοτητα) porque la criatura, ´´el ser'' (τό ὂν) y el nombre (ὂνομα) son inseparables.

''Ἒοικε τοίνυν…ὃτι τοῦτ'ἒστιν ὂν,...τό ὂνομα''

'' Eike tinin ...oti tut´estin on ...to onoma''

''Pues parece…, la cual significa que ónoma es el «ser» (ón)

Crátilo (421 a linea 7)

Sextus Pompeius Festus (gramático latino, II siglo a.C.) en su obra ´´De Verborum Significatione´´(manifiestamente o no) dice: ´´Nomen sive ex Graeco ὂνομα''.

Otras palabras (según el Diccionario de la Real Academia Española) que derivan o contienen la misma raíz (ὂνομα) incluyen: anónimo, antónimo, antonimia, epónimo, heterónimo, homónimo, metonimia, onomatopeya, onomástico, parónimo, paronimia, seudónimo, teónimo, topónimo, toponimia, etc.

Fuentes:

  1. Diccionario etimológico de la lengua castellana de Dr. d. Pedro Felipe Monlau, Madrid 1856.
  2. ´´An Etymological dictionary of the Latin Language´´ by the Re. F.E.J. Valpy, A.M London 1828.
  3. ´´Πῶς ἡ Ἑλληνική γονιμοποίησε τόν Παγκόσμιο Λόγο ´´ Ἂννα Τζιροπούλου Εὐσταθίου Ἀθήνα 2006 ΓΕΩΡΓΙΑΔΗΣ (Como la lengua griega fertilizó las lenguas en todo el mundo´´ de Anna Tziropoulou Efstathiou Atenas 2006 GEORGIADIS).

- Gracias: PAGOT


La palabra castellana nombre viene obviamente del latín nomen, nominis, más exactamente de la forma oblicua nomine y la evolución fonética es la misma que la de homine > hombre. La suposición de que la voz nombre viniera del griego ὂνομα es manifiestamente imposible. Tampoco se puede afirmar que es el nombre latino nomen el que procede del griego o es préstamo suyo: al tratarse de ser ambas lenguas, el latín y el griego, de la familia indoeuropea, es natural que compartan voces similares que vienen de un tronco común. Nunca se debe sugerir que el latín es una lengua de procedencia helénica, sino que tomó muchas palabras que son préstamos griegos. En este caso, no hay ningún préstamo, sino que nomen es una voz de origen indoeuropeo presente, por ejemplo, en el sánscrito náma 'nombre'. La voz griega, por lo demás, ὂνομα lleva una o- protética que no está presente en latín.

Nomen aplicado a las personas sería el primer apellido, cognomen el segundo y praenomen el nombre de pila que frecuentemente va en abreviatura: Así: M. Tullius Cicero (Marco Tulio Cicerón). La /g/ presente en formas como agnomen y cognomen es debida a una falsa etimología de los romanos que emparentaban la noción de nomen con los verbos (g)nosco y cognosco 'conocer'.

- Gracias: Pedro Menoyo Bárcena


Evidentemente, tal como afirma Pedro Menoyo, nombre viene de la forma latina de nomen, nominis, con síncopa, disimilación de sonantes y b epentética. De ningún modo nomen es un préstamo del griego en el latín, afirmar lo cual es un notorio despropósito. La forma ὀνομα griega comparte raíz indoeuropea, pero es otro tipo de formación. Obviamente de ella proceden onomástica, onomatopeya, metonimia y una larga serie de helenismos técnicos, la mayoría modernos y artificialmente formados de raíces griegas. De la forma latina en cambio proceden nominal, nominalismo, denominar, adnominal, nomenclátor, ignominia, nómina o nuncupativo. Nomen en efecto designaba en latín al gentilicio o nombre de gens (linaje amplio), que en los varones era el segundo elemento del nombre y en las mujeres, en las épocas más antiguas, su nombre único en femenino.

Hay un error en la entrada principal, y es que "an-ónimo" y "ep-ónimo", por supuesto vienen del griego, con la raíz presentando una apofonía, y no del latín. Pero nombre viene del latín sin intervención del griego en absoluto.

Hay que hacer notar también que el nombre Aurelio nada tiene que ver con el nombre griego "helio". Es un tradicional gentilicio romano de la gens Aurelia, a la que pertenecía, por ejemplo, la madre de Julio César. Aurelius es una formación derivada en -ius (indica filiación en onomástica), formada sobre un adjetivo aurelus / aureolus con la misma raíz que aureus y otro sufijo distinto del sufijo de materia o naturaleza -eus. Aurelus y Aureolus quieren decir, "engalanado de oro", "dorado", o "excelente como el oro". Sobre él, como he dicho, -ius es un sufijo de pertenencia, frecuente en la filiación (Claudius de Claudus, Iulius de Iulus, etc.). Aurelio simplemente es un nombre con doble sufijo. En la antigüedad no se mezclaban las raíces latinas y griegas por las buenas, eso es sólo fenómeno que a veces se da en vocablos artificiales contemporáneos (ciertos tecnicismos modernos, como radioterapia o calciotermia, palabras que no existieron nunca en la Antigüedad). Otra apreciación es que Antonio, nombre netamente latino, no tiene absolutamente nada que ver con el griego "anthos" (flor). Es un viejo gentilicio puramente romano, muy antiguo, que tiene que ver con la raíz ant- (delante) + sufijo -no+ -ius, y que designa un rango de dignidad de quienes dirigen o van delante en cualquier ceremonia o acto cívico, por su categoría, dignidad o edad superior, como en el viejo designativo de los sacerdotes de rango (en latín antistes) o incluso en la formación del latín vulgar que da lugar a la palabra "anciano".

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N

Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9924) añadidas al diccionario:
noúmeno   genioplastia   femoral   sepia   calloso   eneldo   hornazo   persistente   protuberancia   chungo  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
náhuatl   órgano   septentrional   reduplicar   cardinales   ocaso   autoestima   lucifer   amarillo   occiso  
Último cambio: Domingo, Noviembre 23 10:07 MST 2014