Etimología de URANO

URANO

El nombre del planeta Urano viene del griego Οὐρανός (Urano, el dios del cielo). Este fue castrado por su hijo Crono (dios del tiempo), y de su semen nació Afrodita (diosa del amor, ver: vieira).

De la palabra οὐρανός nos llega también:

  • Uranio - Elemento químico, número atómico 92. Nombre dado por el químico alemán Martin Heirich Klaproth (1743-1817).
  • Uranografía - Descripción (-grafía) del cielo.
  • Uranolito - Estrella fugaz, piedra (-lito) que cae del cielo.
  • Uranometría - Medición (-metría) del cielo.

La palabra griega Οὐρανός es de origen muy discutido y oscuro. Los griegos la emplearon para referirse como nombre común a la bóveda del cielo. Primero se la intentó relacionar con el sánscrito Varuna, pues ambas divinidades además cumplen una función mítica similar, pero ciertas dificultades fonéticas impiden que la hipótesis sea aceptable al cien por cien. Una hipótesis muy extendida es hacerla derivar de *Fορσο-, raíz iniciada en digamma que se corresponde con el sánscrito varṣa (lluvia), de modo que el nombre Οὐρανός significaría "el que da la lluvia, el que fecunda", que es lo más probable.

Aún hay una tercera hipótesis muy de Specht, muy poco verosímil y que nadie sigue, que es la que recoge Pokorny, quien hace derivar hipotéticamente la palabra Οὐρανός de una raíz indoeuropea que llama *wer-2 (*swer-) que significaría lugar elevado o cumbre (Pokorny pag. 1151).

Una posibilidad muy factible es que el nombre Οὐρανός sea sencillamente un viejo préstamo muy antiguo y ni siquiera tenga una etimología indoeuropea.

- Gracias: Helena


Detengámonos un poco en Urano como el nombre del séptimo planeta de nuestro sistema solar.

Como arriba se ha mencionado, el dios griego Urano, Οὐρανός = Ouranos (Ūrănus, latinizado, Caelus en la mitología romana), era hijo y a la vez esposo de Gea, la madre tierra, dios supremo del cielo, y padre de Cronos (Saturno para los romanos).

Ahora bien, de los planetas existentes, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno los podemos ver en ciertas épocas del año sin dificultad y a simple vista en cualquier noche despejada, mejor si no hay luna y estamos en un lugar montañoso o elevado; pero el planeta Urano (el séptimo, incluyendo la Tierra) se encuentra en los límites de la visibilidad del ojo humano y puede verse, pero con mucha dificultad como un minúsculo punto débilmente iluminado, de manera que se confunde fácilmente entre las estrellas. Mientras que Neptuno, que está aún más alejado y es más pequeño, de plano no lo veremos nunca sin la ayuda de un telescopio.

Según Levy, 1994, "había un músico alemán llamado William Herschel (1738-1822), que decidó mudarse a Inglaterra en 1757 y al llegar, comenzó a cultivar la astronomía, construyendo luego su propio telescopio. Una noche, el 13 de marzo de 1781 vio en la constelación de Geminis un cuerpo que "parecía visiblemente más grande que las estrellas", sospechando que se trataba de un cometa o de un objeto nebuloso; a finales de agosto de ese mismo año, cuando Géminis salía casi al amanecer, volvió a ver el mismo objeto. En 1782, el astrónomo y matemático finlandés Anders Lexell (1740-1784) anunció que Herschel había descubierto un nuevo planeta y el rey de Inglaterra Jorge III, lo nombró 'El Rey de la Astronomía', lo que motivó a Herschel a proponer el nombre Georgius Sidus (La estrella de Jorge) para su descubrimiento. Sin embargo, Johann Elert Bode (1747-1826), astrónomo alemán, le sugirió que mejor le llamara Urano (Uranus), siguiendo la tradición de bautizar los planetas con personajes mitológicos grecorromanos". Propuesta que se aceptó hasta el año 1850, casi 70 años después.

Los argumentos de Bode estaban muy bien fundamentados por razones genealógicas, como podemos explicarlo en seguida, aclarando que Urano es el único planeta que lleva nombre griego, mientras que los demás son nombres romanos o latinos:

Marte (Ares para los griegos) fue procreado por Júpiter (Zeus), éste a la vez es hijo de Saturno (Cronos), quien finalmente es vástago de Urano. De esta manera, Urano es bisabuelo de Marte, abuelo de Júpiter y padre de Saturno.

Fuentes:

  • Levy H. David. 1994. A Guide to Skywatching. pp. 240-256. USA (edición impresa).
  • MIRA's Field Trips to the Stars Internet Education online. (Referencia del 27 de diciembre de 2016).

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.