Etimología de ANTONIO

ANTONIO y ANTÓN

El nombre propio Antonio viene del latín Antonius. Hay unos que dicen que viene del griego con el significado de "Flor que se abre". La relación con el griego άνθος (anthos=flor) es una etimología popular que apareció en el siglo XVI, difundida por William Candem. Según él, Antonius viene de ανθηρός (antheros = floreciente). También llevaría la terminación latina -inus, como Florentino de Florencio y este de flor.


Esa etimología de Antonio es falsa y popular, ni viene de ανθηρός ni viene de άνθος, pero tal interpretación se dio en el s. XVI y se representó ya a S. Antonio siempre con la vara florida, y hasta en ciertas lenguas se intercaló una h (Anthony) en el nombre para refrendar su falso origen griego. Antonius no tiene etimología griega, sino latina, es puro latín. Es un viejísimo nomen de gens entre los romanos que siempre se escribió Antonius y nunca llevó h intercalada. Parece que fue construido a partir de la raíz de ante (delante, antes de) y es un hombre como antistes y otras formaciones similares como antinus, que hace referencia tanto a los ancianos que nos preceden como a quien por su dignidad y rango se les cede la preeminencia y el primer puesto. Nada que ver con flores ni florecientes. También otros autores han señalado que Antonius, que tiene una variante atestiguada epigráficamente Antenius, puede haberse originado en un cognomen etrusco atestiguado como Antni.

Y de Antonius se deriva Antoninus, y ninguna de estas formas tiene su origen en el griego.

-Gracias: Helena


El nombre Antón es un apócope de Antonio. San Antón se celebra el 17 de enero. De ahí los siguientes refranes:

  • Hasta san Antón pascuas son.
  • Las cinco dan con sol, el día de san Antón.
  • Por san Antón, busca la perdiz al perdigón.
  • Por san Antón, huevos a montón.
  • Por san Antón, media hora mas de sol.
  • Por san Antón, echa cueros el lechón.
  • Por san Antón, el ajo picón.
  • Por san Antón, gallinita pon; y por la Candelaria, la buena y la mala.
  • Por san Antón, no hay niebla que llegue a las dos.
  • Por san Antón, pasito de ratón.
  • Por san Antón, pierde su gusto el melón.
  • San Antón gorrinero, de los santos el primero.
  • Si sale con barbas: San Antón y si no: la Purísima Concepción.

De Antonius deriva, además del nombre Antonio y su apocopado Antón, también Antonino. Y hay aún otro nombre derivado, Antoniano; yo conocí una vez a un extremeño que llevaba este nombre. Me sonaba a adjetivo esto de antoniano, pero, además, según me enteré por él, es también un nombre propio católico con su santo y todo, San Antoniano, que celebra su día el 6 de febrero, haciéndosele un hueco junto con San Amancio, San Amando, Santa Dorotea, San Gelasio, San Guarino, San Pablo, Santa Revocata, San Saturnino y San Teófilo, porque días del año son apenas 365 y santos en el santoral los hay por miles, con lo que los días se encuentran necesariamente superpoblados.

El derivado usado como antropónimo debió de darse ya en latín, pues hay un escultor llamado Antoniano de Afrodisia, de origen cario pero afincado en la Roma imperial del siglo II d.C. que hizo el famoso bajorrelieve de Antinoo que apareció en 1907 y se exhibe en el Museo Nazionale Romano de Roma. Este relieve lleva la firma del autor escrita en mayúsculas griegas: ANTΩΝΙΑΝΩΣ AΦΡΟΔΕΙCIEYC EΠOIEI, pero el nombre es latino helenizado: Antonianos Afrodisieus lo hizo.

- Gracias: Joaqu1n


En efecto la forma Antonianus es un adjetivo empleado como antropónimo, exactamente como cognomen, desde inicios de la época altoimperial. Thesaurus Linguae Latinae por ejemplo recoge 70 ocurrencias de Antonianus o su forma femenina Antoniana, en diversos casos. Y en la mayoría de estas ocurrencias se trata de un antropónimo, presente sobre todo en la epigrafía. Pero el origen de este cognomen es el siguiente. Antonianus es un adjetivo que nace en la época de los triunviros para referirse a los partidarios del triunviro Marco Antonio, así como a sus soldados y a los que militaban a su lado. Así lo emplean Cicerón y Lépido, y mucho más tarde Aulo Gelio. Es así como pasa a ser un apodo para quien en su juventud militó en esa facción, y de apodo pasa a apellido (cognomen) en un proceso que es habitual.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.