Etimología de NÓMINA

NÓMINA

La palabra nómina se refería al sueldo (monedas de oro, plata o cobre) en latín. Se llamaba nomina de nomen (nombre), precisamente porque lleva grabados las nominas (nombres) y efigies de los reyes. Según las etimologías de san Isidoro de Sevilla, el hombre se dio cuenta de que se podían moldear los metales de esta manera: En cierta ocasión, por casualidad, los bosques en llamas calcinaron la tierra. Lo cual mandó ríos de toda clase de minerales al recalentarse y fundirse los filones de metal, ya fueran oro o cobre. Los hombres, atraídos por el brillo de todo aquello, recogieron del suelo las pellas solidificadas y vieron en ellas configurados los detalles de la tierra. De aquí sacaron la idea de poder convertir los metales en cualquier forma, incluyendo monedas, después de fundirlos.

- Gracias: Mª Antonia Royo


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.