Etimología de JACOBEO

JACOBEO

La palabra jacobeo es un adjetivo derivado del nombre propio Jacobo, que viene del latín Jacobus, que es una adaptación del griego de la Septuaginta (la antigua traducción de la Biblia al griego hecha por setenta sabios) donde estaba transcrito como Ἰακώβ [iakṓḇ] del nombre del patriarca bíblico llamado en hebreo יַעֲקֺב [yaˁ(ă)qō], que significa "agarra por el talón [עָקֵב ˁāqeḇ]". El nombre propio, sacralizado por las tres religiones monoteístas, el יַעֲקֺב [yaˁ(ă)qōḇ] de los judíos, Jacob de los cristianos y يعقوب [yaˁqūb] de los musulmanes, es uno de los nombres propios más usados en todas las lenguas y han salido de él multitud de derivados. En español lo habitual es mezclar el nombre derivado Yago con el adjetivo Santo para formar Santiago, que es el nombre que se le da al apóstol cristiano, pero directamente de Jacobo han salido en español varios adjetivos. Los más característicos son:

  • Jacobeo: Es el adjetivo relativo al apóstol llamado Santiago el Mayor y de ahí que el adjetivo jacobeo sea también el que se usa para hacer referencia a Santiago de Compostela, aunque ha habido veces en las que se ha interpolado alguna etimología popular, como pasó con la hierba de Santiago.
  • Jacobino: es el nombre que dieron en tiempos de la Revolución Francesa a un partido político que se reunía en el convento desacralizado de los dominicos de la calle de Saint-Honoré en París. No era un convento que hubiera estado dedicado a Santiago especialmente sino que en el París en aquella época llamaban jacobins a los dominicos porque su sede principal había estado en la calle de Saint-Jacques (Santiago). Luego que los expropiaron como consecuencia de su oposición a la revolución (condena papal de 1791) a los revolucionarios que reutilizaron sus locales para reunirse los acabaron llamando jacobinos. En español el término es sinónimo de demócrata radical, republicano, anticlerical y partidario del fortalecimiento del poder estatal, pero es un término que cada vez se está usando menos. El DRAE lo caracteriza como "demagogo partidario de la revolución".
  • Jacobita: es como se llama a dos escuelas de pensamiento diferentes, una religiosa y otra política. La religiosa es la de los seguidores de Jacobo Baradeo o Baradai, en siriaco ܝܥܩܘܒ ܒܘܪܕܥܢܐ [yaˁqūb burdeˁōyō] "Jacobo el harapiento", un obispo monofisita del siglo VI que dio su forma actual a la Iglesia Siriaca Ortodoxa, que se llama entre ellos mismos también ܝܰܥܩܽܘܒܳܝܳܐ [yaˁqūbōyō], "jacobita",cuando lo dicen en siriaco y يعقوبي [yaˁqūbī] cuando lo dicen en árabe. La acepción política es la de los partidarios del rey Jacobo II de Inglaterra (James en inglés), católico, destronado en 1688 por su yerno protestante. Durante el siglo XVIII los jacobitas ingleses y escoceses dieron alguna guerra, pero hoy es una causa olvidada.

Hay otro término también derivado de Jacobo, alterado con la forma caprichosa jacoibo, que denota racismo antijudío. Parece haberse usado en algunos países de América para referirse en tono despectivo a los inmigrantes centroeuropeos de religión judía que acudían desde el siglo XIX escapando de las situaciones indignas de sus países de origen, entre ellas la persecución racial. Llegó a haber, incluso, un personaje en la revista infantil chilena Condorito que se llamó "Don Jacoibo" que caricaturizaba a un judío con todos los estereotipos del antisemitismo europeo. Don Jacoibo hablaba mal el español, con acento yiddish (por eso "Jacoibo" en vez de Jacobo , como si esa o tónica hubiera diptongado, porque remedaba la pronunciación a la alemana del diptongo eu como "oi", y lo aplicaba al contrario, ue, decía "boino" en vez de "bueno"), lo que sugería alguien extraño que no estaba integrado socialmente, era además avaro y usurero, uno de los prejuicios europeos acuñados contra los judíos desde la Edad Media, y tenía unos caracteres distintivos pretendidamente raciales como de mediterráneo narizón, miope y calvo que repetía los estereotipos de los racistas centroeuropeos de los siglos XIX y XX. Se difundió la historieta por todos los países de habla hispana y Don Jacoibo levantaba escozor hasta en la España de Franco después de que se divulgaran las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial. Al final las protestas por su racismo fueron tantas que la revista, pese a su insensibilidad inicial, acabó por retirarlo. Casos como este no son, por desgracia infrecuentes, pero lo sorprendente es que la RAE, que está últimamente un poco más cuidadosa con los estereotipos vejatorios, haya incluido -y siga manteniéndolo- en el DRAE el término jacoibo, como despectivo usado en Uruguay haciendo alusión, encima, a una supuesta "raza" judía.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.