Etimología de JAMÁS

JAMÁS

La palabra jamás proviene del latín iam magis o jam magis, que significaba siempre. Literalmente es "ya más" y cambió su significado a lo opuesto: nunca. Aun cuando en latín existían voces antónimas, como semper y nunquam (siempre, en todo momento y nunca, en ningún momento), esta locución adverbial fue introduciéndose para reforzar tanto la idea de "en todo momento" como la de "en ningún momento". Por eso todavía leemos "para siempre jamás" y "para nunca jamás". Una idea contraria a jamás podría ser jamenos (derivada de iam minus), pero nunca ha prosperado su uso por la propia semántica del jamás. Jamás substituye, enfáticamente, a nunca.

Por si alguno quisiere relacionar el iam magis con "magia", es propicio aclarar que ésta tiene una raíz diferente, y no tiene que ver, tampoco, con el magisterio ni con la palabra maestro, que derivan del latín magister, tri.

- Gracias: Maximiliano Mena Perez


Sobre la correcta explicación de la etimología de jamás de Maximiliano Mena, me gustaría añadir un detalle. La palabra del griego μαγεια de donde viene magia no es exactamente griega, sino un préstamo del persa en el griego, formada con la raíz indoeuropea *magh-(tener poder), préstamo que también pasa al latín probablemente a partir del griego en la palabra magus y magia. La palabra se deriva del nombre que tenían los sacerdotes persas de la muy antigua religión llamada mazdeísmo, que veneraban a Ahura Mazda, divinidad primigenia de la luz y el fuego, con ciertos tintes monoteístas, irrepresentable, que sólo se manifestaba en la llama y el fuego (su símbolo), a veces asimilado al disco solar en ciertos símbolos religiosos de discos de cristal provistos de unas alas de águila desplegadas. El fuego siempre era portado por estos sacerdotes que practicaban rituales con él. También eran buenos conocedores de la astronomía y practicaban asimismo la astrología y los horóscopos. El nombre pasó a griegos y romanos, y acabó generando derivados y designando prácticas, poderes o lecturas astrales maravillosas de unas prácticas religiosas ajenas no muy bien entendidas por los practicantes de otros rituales religiosos. En los textos bíblicos también hay menciones condenatorias de los magos (que por cierto tenían una formación técnica considerable), y que en realidad no eran sino sacerdotes de una religión diferente, considerada como rival, y que influyó muchísimo en muchas del entorno, que acabaron considerando que la divinidad sólo se manifestaba parcialmente en forma de un objeto ardiente.

En la vida de Alejandro del historiador romano Quinto Curcio, por sólo citar un ejemplo, ya que los hay más antiguos, podemos leer, en la descripción del cortejo del rey persa, cómo era el aspecto general de los Magi, o sacerdotes mazdeístas.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.