Etimología de MIRTO

MIRTO

La palabra mirto que designa a un conocido arbusto mediterráneo de hoja perenne nos llega del latín myrtus, a veces escrito murtus, que lo tomó del griego μύρτος (myrtos). Una variante latina femenina, murta, es la que da el nombre en catalán, murta o murtra. En griego dio lugar a múltiples derivados entre los que se hallan numerosos topónimos y antropónimos. Especialmente frecuentes son las variantes femeninas de esos antropónimos, que incluso pasan al latín y especialmente al ámbito de la comedia, como Myrtile y Myrrina (que no procede de mirra, sino de una asimilación típicamente ática en μύρσινη , "de mirto"). Probablemente la asociación de tales nombres a jóvenes "de vida alegre", prostitutas y jocosas sirvientas, no esté exenta de un tono irónico sobreañadido. Y es que en griego μύρτον (myrton), la forma neutra, designa a las bayas de mirto extensamente utilizadas tanto por griegos como por romanos para aromatizar el vino, pero además en el registro coloquial o familiar designa al clítoris. Por la asociación con una parte del sexo de la mujer, se desarrolla también un derivado μύρτων que designa al joven afeminado, e incluso el adjetivo μύρτινος llega a emplearse para designar el pubis del hombre, en este caso quizá ironizando sobre la frondosidad del vello. Sobre derivados latinos curiosos de la palabra latina myrtus, consúltese la entrada mortadela.

En cualquier caso el mirto es planta de amplísimo simbolismo en el mundo clásico griego y romano. Se trata del árbol de Afrodita, asociado al erotismo y los afectos, y a la vez, por su hoja perenne siempre verde, a la eterna juventud. Es muy importante su uso ritual. Las bodas en Roma se celebraban preferentemente en determinados días adecuados del mes de junio, que es cuando florece el mirto, cuya flor está asociada a los adornos florales de las novias. El mirto, por sus ramitas prolongadas y flexibles con hojitas lanceoladas en pares simétricos, se presta muy bien a la elaboración de coronas vegetales. En los banquetes y otros festejos, todo el mundo se coronaba de mirto, para simbolizar el culto a la amistad y a la eterna juventud y sus placeres. Miles de representaciones nos lo muestran, aunque la gente suele confundir estas coronas con coronas de laurel, de hoja bastante mayor, que sólo se usan en ocasiones para caracterizar a vencedores militares o a inmortales poetas.

Curiosamente en los pueblos de Valencia, en España, suelen o solían celebrarse los inicios de las fiestas locales con cabalgatas conocidas como "l'entrà de la murta" (la entrada del mirto) en que lo más notorio es que los jóvenes lanzan ramas de mirto por doquier como símbolo de la alegría festiva. Y hay un conocido pasodoble valenciano que celebra esta tradición.

Está bastante asumido que el vocablo griego μύρτος puede ser un préstamo en griego, pero no parecen muy justificados los intentos de ver en él un semitismo. Parece un vocablo de origen minorasiático, de donde se cree que también procede la planta, cuya raíz encontramos por ejemplo en hitita.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.