Etimología de NATACIÓN

NATACIÓN

La palabra natación viene del latín natatio, natationis, nombre de acción verbal con sufijo -tio(n), formado de la raíz de supino del verbo natare, 'nadar', frecuentativo de nare (flotar), literalmente 'el acto de nadar'. Natatio parece estar relacionado con la raíz indoeuropea *sna-, que significa 'fluir o manar', pero también se vincula con otros términos en diversas lenguas con significado semejante o equivalente: en griego, nein, néchein y néktos, 'nadar o flotar', en el irlandés antiguo, snam, 'nadar o flotar sobre la superficie del agua'; en sánscrito, snáti, 'nadar o bañarse'; en armenio, nay, 'húmedo o líquido'; en asvéstico, snayeite, 'lavar', etc.

La natación es el arte, deporte o actividad recreativa que consiste en la propulsión del cuerpo a través del agua, por movimientos combinados de brazos y piernas y la flotación natural. Aunque The New Encyclopedia Britannica, en su edición 2012 no señala referencias bibliográficas, cita más o menos lo siguiente: "En algunos pueblos primitivos costeños de la región del pacífico, era costumbre enseñar a nadar a los niños desde el primer año de edad. Hallazgos arqueológicos revelan que los egipcios ya la practicaban hacia el año 2500 a.C.; y tiempo después en Asiria, así como en Grecia y Roma, donde la natación era parte del entrenamiento militar y de la educación elemental de los varones. Se menciona que el romano Cayo Clinio Mecenas (70 a.C.- 8 d.C.), aliado y amigo del emperador Cesar Augusto (63 a.C.-14 d.C.), construyó la primera alberca privada con agua tibia. En el Lejano Oriente, concretamente en Japón, esta actividad se remonta al siglo I a.C.".

Sin embargo, otras fuentes señalan que antes de Mecenas (siglo II a.C.), los romanos ya construían estas albercas en todas las ciudades, formando parte de las termas públicas, donde había piscinas de agua caliente y fría. Además, la natación en Grecia era exclusiva para hombres, excepto en Esparta, donde las mujeres también la practicaban. De igual modo, la tradición romana, antes de que se fundaran las escuelas profesionalizadas para la educación (siglo III a.C.), establecía que el padre de familia era responsable de enseñar a sus hijos e hijas cinco cosas estrictamente necesarias: leer, escribir, calcular, nadar y montar a caballo.

En Europa dejó de practicarse durante la Edad Media por dos razones principales: ante la desaparición del Imperio Romano, la educación dejó de existir para el común de la gente, y, por otro lado, el cristianismo de aquella época censura y condena toda actividad que deba ejecutarse con el cuerpo desnudo o semidesnudo; por eso, los cristianos que ostentaban el poder ordenaron cerrar los muy numerosos balnearios que existían durante el florecimiento del imperio. Finalmente, desde el siglo XVII, la natación comenzó de nuevo a ganar popularidad y ya en el siglo XIX, recibió un fuerte impulso.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.