Etimología de NEUMÁTICO

NEUMÁTICO

La palabra neumático viene del griego pneuma (aire). Otras palabras con el prefijo neuma incluyen neumología y neumonía.

- Gracias: Pedro.


La palabra neumático no lleva prefijo alguno. Se deriva del griego pneuma, pneumatos, en efecto, con el sufijo -ico. Pneuma más bien significa "soplo", y remite al hecho de que los aparejos de caucho que usamos como ruedas en vehículos están hinchados por inyección de aire, así como otros aparejos que calificamos con el adjetivo "neumático" (lancha neumática, por ejemplo).

Las posibilidades del uso del aire en la mecánica ya fueron parcialmente estudiadas en la época del helenismo tardío. Herón, un mecánico de la escuela de Alejandría del s. I d.C. , es decir, ya en el Imperio Romano, escribió un tratado titulado "Pneumática". En el estudia algunas cosas, como las relaciones de presión entre el aire y los líquidos, estudiando sus posibilidades para aplicaciones al sifón y cosas semejantes. En general hay que decir que los estudios mecánicos de la escuela de Alejandría helenística tuvieron poco eco o pocas aplicaciones en la sociedad de la época y se emplearon más bien para experimentos curiosos o fabricación de artilugios lúdicos. Pero los romanos sí están interesados en muchas aplicaciones técnicas que en ciertos aspectos desarrollan. Vitrubio o Plinio sobre todo se hacen eco de las investigaciones de un mecánico, que trabajó con neumática e hidráulica y fue maestro de Herón, llamado Ctesibio.

Lo cierto es que los estudios arqueológicos demuestran que los romanos aplicaron bastantes veces los principios combinados de la neumática y la hidráulica, por ejemplo, en el trazado de importantes redes hidráulicas de acueductos para abastecimiento de ciudades, tanto en occidente de Europa como en el imperio oriental (son famosos los acueductos de Mileto por ejemplo, obra romana). En ellos, mediante el uso de la presión del aire y por un sistema combinado de depósitos y sifones, aplicando el principio de los vasos comunicantes, eran capaces de hacer ascender el agua desde puntos o manantiales mucho más bajos, para conducirla a ciudades o lugares situados a bastante mayor altura, invirtiendo, mediante el uso adecuado del aire y su presión, la tendencia natural de un líquido a fluir desde un punto más alto a otro más bajo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.