Etimología de TAREA

TAREA

La palabra tarea viene del árabe طريحة (tariha = asignación, o trabajo que debe hacerse en corto tiempo) y este de طرح (trh = tirar, lanzar, asignar). Es interesante que este mismo verbo también nos dio la palabra tara en sentido de "vicio" y "defecto".


Información complementaria autor de este sitio.

Cuando los árabes conquistaron España, en el año 711, trajeron semillas de muchas plantas y árboles que habían adquirido por todo su imperio. Así le dieron la tarea a los zafios de sembrar y cosechar: aceituna, acelga, albaca, albaricoque, alcachofa, alfalfa, algarrobo, algodón, alubia, arroz, bellotas, berenjena, espinaca, lima, naranja, y zanahoria. Una vez que las cosechaban, tenían la tarea de llevarlas en alforjas sobre acémilas, para guardarlas en el almacén o mazmorra. A los que no querían hacer tareas, los metían en el calabozo, aunque fueran alaracos e hicieran harto alboroto. A los que se escapaban, los perseguían, alcanzaban, les pegaban en la jeta, les cortaban las talegas y los hacían esclavos. Las mujeres tenían la tarea de cocinar albóndigas sobre un anafre para el almuerzo, tejer alfombras y coser los andrajos usando un alfiler.

También plantaron flores: amapola, añil, azucena, azahar, carmín, lila. Los que no hacían tareas en el campo, los hacían en el almadén donde sacaban azófar y azogar. Todos estos minerales y vegetales los usaban en la alquimia para producir sustancias como aceite, alcohol, ámbar, albayalde, alcanfor, alfeñique, almizcle, azúcar, cande, sirope, soda, zafra y toda clase de alcalinos y antimonios.

Los árabes que conquistaron España eran super inteligentes. No sólo jugaban ajedrez, sino que le enseñaron a los nativos a ser albañiles y les dieron tareas de construcción de albercas, alcantarillas, aljibes, cerbatanas y azulejos en todos los barrios y alquerías de la aldea. Además, les daban tareas de escuela que aprendieron "a puras penas" como dice Carlos de Vicente: álgebra, algoritmo, y química. Pero no todo era ciencia. También eran muy religiosos. Leían el Corán, guardaban objetos sagrados en la alcoba y rezaban en la mezquita.

Para proteger todo esto construyeron: alcázares con atalayas, para prepararse de contra razias; Almudenas de adobe; Y Arsenales o dársenas donde arreglaban las averías de las gabarras.

Cuando importaban mercadería tenían que pasar por la aduana y pagar adarmes y maravedí de tarifa, pues los baladí se reservaban el privilegio de ser: adalides, alcaldes, alféreces, alferzas, almirantes, nabab y soldán. Los mamelucos los agasajaban para ahorrarse ser esclavos. Así los árabes adquirían alhajas, como ajorcas, que guardaban en la azafata. Aunque no tomaban alcohol, estos fulanos adquirían el elíxir de las drogas como el tabaco, canutos de hachís del guay y café que tomaban en una taza. Se sentaban en un sofá o taburete de la azotea y dirigían la mirada al azimutal, donde observaban al betelgeuse. Luego, estos mamarrachos se divertían tocando guitarra y tambor o jugando naipes al azar, albur o por martingala. Al otro día amanecían con jaqueca.

Es lindo cuando se une el latín con el árabe... hacen una gran hazaña, el castellano.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.