Etimología de BERENJENA

BERENJENA

Igual que la palabra mezquino, la palabra berenjena ha sobrevivido varios milenios. Para explicar el origen de esta palabra, hay que hablar de su paso por los ámbitos lingüísticos persa, árabe y español. Hace mucho tiempo atrás, en un lugar del mundo muy lejos (la India), había un vegetal (Solanum melongena L.), al cual los hindúes llamaban en sánscrito (idioma sagrado de los Brahmanes) de muchas maneras: वृन्ताकम् (vṛntāka), वृन्त (vṛnta), वार्ताक (vārtāka), वार्त्तिक (vārttika), वार्त्ता (vārttā), pero una de ellas वङ्गन ( vaṅgana) es la que pasó al persa antiguo o al pelvi con la forma pātangān. En el persa moderno la palabra tiene varias formas: پاتنگان pātangān, پادنگان pādangān, بادنگان bādengān, بادنجان bādenǧān y بادمجان bādemǧān. La palabra persa pasó al árabe como باذنجان (bāḏinǧān), que es la forma estándar considerada árabe fuṣḥà, pero hay otras muchas formas variantes de la misma palabra, tanto en textos escritos como en el habla de los dialectos, por ejemplo, باذنجان (bāḏanǧān, bāḏinǧān), بادنجان (bādinǧān), بادمجان (bādimǧān), بدنجان (badinǧān, badanǧān, bidingān), بازنجان (bāzinǧān), بارنجان (bāranǧān), برنجان (baranǧān, biringān), برنجال (baranǧāl), باتنجان (bātinǧān), بتنجان (bitingān), بتلجان (bitĕlžān), بادلجان (bādilǧān), بدنجال (badinǧāl, badanǧāl, bedenžāl), دنجال (danǧāl, danžāl), بدنجين (bidinžīn), بيضنجان (bayḍinǧān), بيذنجان (bayḏinǧān), بيذيجان (bayḏīǧān). En la Península Ibérica los arabismos se tomaron de las formas con -r-, como بارنجان (bāranǧān), برنجان (baranǧān, biringān) o برنجال (baranǧāl), lo que dió portugués beringela, español berenjena y alberenjena, catalán albergínia, con multitud de variantes en cada una de estas tres lenguas. Del catalán salen las formas francesa, inglesa y alemana aubergine /Aubergine.

- Gracias: Joaqu1n


Es curioso que en italiano tiene una etimología híbrida, pues el nombre de la hortaliza se adoptó en tardolatín con la forma melo badingian. El latín melo, melonis, tomado del griego, en latín tardío asume los sentidos en parte del vocablo puramente latino malum, mali (manzana, por extensión fruto, en especial los redondeados). La contracción de melo badingian produjo melangian, de donde melanzana, el nombre italiano actual. De esta denominación latina contracta parece que sacó Linneo el nombre latino melongena, que es el que figura en el nombre científico de la especie, Solanum melongena.

- Gracias: Helena

_____________________________________________________________________________________

Es posible que esta hibridación que señala Helena en italiano se haya visto provocada por las formas con -r-, pues la alternancia fonética r/l es muy frecuente, así como la de b/m, tanto en los dialectos suditálicos como en los españoles (v.g. moniato, juerga), así variantes norteafricanas del tipo baranǧāna habrían producido los arabismos del salentino marangiana, maranciana, y calabrés malingiana, mulingiana, milangiana[1], que irradiaron hacia el norte produciendo el piamontés malansana, maransana, marsana[2], provocaron una etimología popular en latín mala insana[3] y están detrás de la forma estándar italiana melanzana y su latinización melongena, que data como mínimo del s. XII, pues está ya en el Canon de Avicena, donde en este caso no habría que considerarlo latinización de un arabismo del romance ibérico, sino de un romance itálico, ya que la cabeza visible del grupo de los traductores toledanos, Gerardo de Cremona, era italiano.

Del italiano la forma con inmixión de mela- habría pasado al resto de Europa, donde han dado lugar a arabismos muy diferentes a los de procedencia ibérica, como el occitano meranzana, con muchas variantes locales como merenjano, merinjano, melanjeno y otras que cita Dubler junto a las formas de procedencia catalana, más locales, del tipo aubergino y oubergino. Esta rara forma occitana oubergino, por cierto, es probablemente la responsable de cierta etimología popular que relacionó ou "huevo" (en occitano, pero también en catalán) con la forma del fruto, reinterpretando *ou bergino como "huevo berenjeno" (en serio, no es broma) y que tiene paralelos en el inglés egg plant, garden egg, y el alemán Eierfrucht y Eierpflanze coincidentes con el árabe oriental بيضنجان (bayḍinǧān), بيذنجان (bayḏinǧān), بيذيجان (bayḏīǧān), donde se ha producido también la atracción de la palabra بيض (bayḍ), "huevo".

Otras formas derivadas del italiano melanzana son la neogriega μελιτζάνα, con variantes μελιντζάνα, μελιζάνα y ματζάνα[4], y la alemana Melanzane, Melanzanapfel.

Hay otra vía de penetración del arabismo a través del turco patlıcan que nutre los Balcanes con formas como las del bosnio, croata, macedonio y serbio patlidžan / патлиџан, húngaro padlizsán, albanés patëllxhani, rumano pătlăgea vânătă (lit. "berenjena violácea", porque pătlăgea roşie "berenjena roja" es el tomate), búlgaro патладжан [patladžan], ruso y ucraniano баклажан [baklažan], lituano baklažanas, estonio baklažaan, letón baklažāns, polaco bakłażan (y oberżyna), eslovaco baklažán, checo baklažán, patližán y patlažán y llega también a algunos dialectos italianos con variantes léxicas petronciano, petranciano, petonciana, petonciano, petociano, etc. y de ahí al sardo pedrinzanu, perdingianu.

Notas:

[1] Giambattista Pellegrini (1972) Gli arabismi nelle lingue neolatine. Brescia

[2] César E. Dubler (1942) "Temas geográfico-lingüísticos. I. Sobre la berenjena", en Al-Andalus 7, 367-389.

[3] Dubler, loc. cit. y RAE Diccionario de Autoridades I 595.

[4] Βοσταντζόγλου, Θ. (1962) Ἀντιλεξικóν ἢ ὀνομαστικóν τῆς νεοελληνικῆς γλώσσης, Ἀθῆναι, pág. 241, y Ἀνδριώτης, Ν.Π. (1951) Ἐτυμολογικό λεξικό της κοινής νεοελληνικής, Θεσσαλονίκη, pág. 203.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.