Etimología de BRAGA

BRAGA

Hay dos homógrafos braga:

  1. La primera braga viene del latín braca (calzón) y se refiere a las prendas interiores femeninas. Su nombre viene de Braga una región entre Galicia y Portugal donde sus habitantes vestían una especie de calzones en vez de la típica túnica de los romanos. Hay varias teorías sobre su nombre. Unos dicen que podría venir del griego βραχυς (braquis = pequeño, corto), Corominas dice que viene del galo, mientras que el DRAE añade que podría ser de origen germano.
  2. La segunda braga se refiere a un cordel que sujeta algo en el aire. Esta braga viene de briaga. Según el DRAE, briaga viene de ebricus (ebrio, borracho). Como explica Helena en embrague, este se llama así pues originalmente se refería a una maroma usada para amarrar uvas para exprimirlas. Lo de borracho es por el zumo de la uva que empapaba esta cuerda, y que al fermentar se convertiría en vino.

Está claro que la voz se da en el ámbito latinocelta y es lo más probable un germanismo. Las otras posibilidades no se sostienen. Los romanos no llamaban braca a la prenda interior femenina, sino a los calzones que usaban siempre los germanos y muchas veces los galos. Estos calzones o pantalones siempre fueron el hazmerreir de griegos y romanos, que los consideraban prenda ridícula y sobre todo poco viril. Hasta tal punto que los romanos, a los germanos y galos les ponían el mote de "bracatus" (bragado), con tono despectivo. Este término no tiene su origen en la antigua Braga, ciudad de Portugal, que fue fundada por los romanos con el nombre de Bracara Augusta, quizá en relación con una tribu celtibérica de Bracati, llamados quizá así por su atuendo, pero braca y el apodo bracatus son muy anteriores a la fundación, en época de Augusto, de esa ciudad, y son términos que se aplican a todos los bárbaros del norte, en especial germanos y celtas.

- Gracias: Helena


Las bracae que usaban los galos y los germanos al principio resultaban ridículas y poco varoniles, pero tras las campañas de César por las Galias fueron incorporadas a la vestimenta militar y fueron perdiendo esa condición, sobre todo cuando los bárbaros celtas y germanos se alistaron a los ejércitos imperiales y el concepto romano de "varonil" mostrando pierna se transformó en el de los pantalones bien amarrados.

Los galos los vestían de colores abigarrados y bastante holgados, a modo de bombachos, que se ajustaban a los tobillos. Con el tiempo estos pantalones, o 'bragas', fueron evolucionando con las modas. Por ejemplo, hasta principios del siglo XX los maragatos, de la comarca de la Maragatería, cerca de Astorga en León (España), eran conocidos por su dedicación a la arriería, al comercio y al transporte y por su atuendo, completamente de negro, sombrero de ala, chaquetilla corta, botas de caña alta y bragas, como denominaban a sus pantalones anchos; y sus motivos de orgullo eran ser honrados y llevar bragas.

Esa prenda también era usada por las mujeres, por imposiciones de la moral, pero con el paso de los años y los cambios en la vestimenta fueron reduciendo su tamaño hasta convertirse en las bragas actuales (que los anuncios denominan 'braguitas'). Esas bragas también se llamaban 'pololos' o 'bombachas' (como se les llama en Argentina), relacionadas con los pantalones bombachos (abombados, en forma de bomba) que usaban los árabes, los gauchos y, un poco más reducidos, los 'sportmen' modernos del s. XX. De tal forma la 'evolución' de las bragas y las bombachas parece paralela: de ser prenda masculina pasó a ropa interior femenina y, desde "allí dentro" empezó a reducir su tamaño.

- Gracias: Wignasi


Es falso que las bracae fueran incorporadas a la vestimenta militar tras las campañas de Julio César en la Galia en el s. I a.C. Durante toda la época imperial posterior que duró nada menos que cinco siglos la vestimenta militar romana propiamente dicha se componía de una camisola superior larga o tunica brevis, y un faldellín de tiras de cuero directamente sobre ella y la ropa interior (banda de tela que se cruzaba y cubría ingles y genitales). Sobre eso los soldados llevaban loriga, grebas y un cíngulo, y un gran sayo o manto de abrigo, en caso de los soldados rasos, y un paludamentum o manto rojo de fina lana en caso de ser oficiales. Durante todo el Imperio el apelativo de bracatus es despectivo. Lo que sucede es que desde época imperial es usual emplear en el ejército a un cierto contingente de bárbaros, a veces germanos, en calidad de tropas auxiliares, que no formando parte de la infanteria legionaria. En estos casos no había una exacta uniformización de estos contingentes y se respetaba la vestimenta guerrera que era usual en ellos. Por eso en los cuerpos de apoyo de las legiones llamados auxilia (tropas auxiliares), sí podía haber un cierto número de combatientes que usaban sus tradicionales bracae, pero no se trataba de soldados romanos uniformados. Durante todo el Imperio romano este atuendo no fue considerado varonil ni propio de un guerrero. Fue ya después de la caída del Imperio Romano, durante la Edad Media, en que los contingentes bárbaros dominaron los territorios fragmentados como élites guerreras formando reinos, cuando se impuso su tradicional estética y las bracae, y posteriormente las versiones más ajustadas de este tipo de calzones, se convirtieron en un atributo varonil.

Precisamente un excelente documento para observar esto es la muy bien estudiada columna de Trajano (principios del s. II d.C.) que narra la conquista de la Dacia y en la que están representados todos los cuerpos del ejército romano, así como los contingentes dacios. Los legionarios romanos muy bien representados y reconocibles aparecen siempre con las piernas al aire y su tradicional uniforme. Aparecen en cambio bragados no sólo los dacios, sino también los cuerpos auxiliares romanos, tanto la caballería de las tropas auxiliares como los amplios contingentes auxiliares de infantería, generalmente compuestos por tropas bárbaras aliadas de las fronteras, que sí llevan su equipamiento y vestimenta tradicional.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.