Etimología de TAPIA

TAPIA

La palabra tapia (vallado, muro que sirve para rodear un terreno) parece tener un origen prerromano (¿ibero?) y es posible que sea una voz onomatopéyica, ¡tap!, del sonido que se hace al amasar la tierra o cemento para crear el muro. La más antigua entrada que encontramos en el CORDE es de 1109 y dice:

Qval quier que mies o vinnas o huerto o otra heredat ouiere en ffrontera de exido de pueblo, quier en la villa o en las aldeas, cierre la de valladar que aya tres palmos en ancho & .v. en alto, ode forma o de tapia que aya dos palmos en ancho & .v. en alto, o de feto que aya .v. palmos en alto; si assi non la touiere çerrada, non acorrale ganado njn coia pecho por ella, quier ssea labrada, quier non.

De tapia tenemos también:

  • Tapiar - Cercar un terreno con tapias.
  • Tapiador - El que (-dor) cerca el terreno.
  • Tapiaría - Conjunto de (-eria) tapias.
  • Tapia - Apellido.

Sí parece que tapia tenga un origen prerromano e hispánico, pero no podemos saber con seguridad si ibérico en origen o celtibérico. Es vocablo que pasa al latín vulgar hispánico desde el fondo léxico peninsular previo y que tenemos perfectamente atestiguado en latín medieval (ver Du Cange). Pero este vocablo nunca se refirió a un vallado o cerca cualquiera de un terreno o lo que sea. Siempre designó a un muro hecho de barro, argamasado con un desgrasante como el estiércol animal o la paja en principio, a veces con piedra picada y luego ya también a veces con cal adicionada para conferirle mayor dureza. De ahí también tapial, derivado ya latino con sufijo -alis/-ale (tapiale) que designa a esa técnica constructiva. Son muros rurales que a veces sirven de vallado y otras rematan la estructura de un muro cualquiera en cuya base se ha empleado piedra o un material más sólido, pero que luego se elevan con la técnica del tapial. El recurso a la onomatopeya, del que muchos abusan, a veces es simplemente eso, un recurso explicativo de lo desconocido. Si la palabra fuera ibérica realmente no tenemos claro el sentido de su raíz. Pero si fuera celtibérica, y por tanto de base indoeuropea aunque no sea latina, y ocultara una remota raíz céltica, sí hay varias raíces indoeuropeas detectadas que podrían tener una relación semántica. Por un lado hay una raíz *- que designa a aquello que se derrite, funde o se humedece adquiriendo carácter plástico, que tenemos presente en el griego τήκω (fundirse, adquirir un carácter plástico, blando o pastoso) y en el latín tabes (descomposición, reblandecimiento por descomposición). Por otro lado está la raíz *tāg-2 (construir y poner en orden), presente en palabras griegas que nos han dado vocablos hoy aplicados como cultismos a cosas más abstractas, como táctica y sintaxis, raíz que pudo perder su elemento gutural por asimilación a algún sufijo adicionado. Realmente es muy difícil determinar el origen exacto de tapia, pero para buscarlo o aproximarnos a él no conviene olvidar nunca su clara semántica desde el principio de muro hecho de tierra, de barro o material térreo moldeado, o mero adobe argamasado con barro.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.