Etimología de OJALÁ

OJALÁ

La palabra ojalá no viene del árabe إن شاء الله (in sha'a Allah) "si Dios quiere", como tantas veces se repite, sino del árabe لو شاء الله (law sha'a Allah) "si Dios quisiera".

La prueba está en que no se puede colocar "ojalá" en los mismos lugares que "si Dios quiere". Por ejemplo, si uno va a acostarse y le dice a su madre: "hasta mañana, si Dios quiere", su madre duerme feliz. Pero como le diga: "hasta mañana, ojalá", su madre no pegará ojo llorando de pensar que su hijo va a tener serias dificultades para llegar al día de mañana. En árabe la partícula إن (in) se emplea para una condición real, que en español expresamos con el verbo en tiempo presente, "si Dios quiere". Y la partícula لو (law) se emplea para la condición irreal, tanto si es posible como si es imposible, que en español expresamos con el verbo en imperfecto de subjuntivo cuando es posible, "si Dios quisiera", o en pluscuamperfecto de subjuntivo cuando es imposible, "si Dios hubiese querido".

Por eso la frase árabe que origina nuestro "ojalá" es la expresión de un deseo que por el momento no es real, aunque no se descarta la posibilidad: "ojalá" = "si Dios quisiera". La otra condicional, la real, se emplea para el futuro cierto: "mañana pasaré a verte (si Dios quiere)"; ésta, la irreal, se emplea para el futuro incierto: "Cómo me gustaría poder pasar a verte (si Dios quisiera)".

La fórmula se pronunciaba en el dialecto árabe andalusí "lawsha'alláh", luego "lawshallá", luego "loshalá", y el castellano antiguo la tomó con aféresis de la l- inicial, "oxalá", que dio lugar al español "ojalá".

Según explica el prestigioso arabista español Federico Corriente[1], hay en árabe una frase piadosa, لا أوحش الله (lā ˀawḥaša llāhu), que suelen usar los árabes de religión islámica y vendría a significar "haga Dios que no se sienta nostalgia de (tal cosa)", o sea, más o menos no (nos) aflija Dios sin (tal cosa deseada)", lo que equivale a decir "permita Dios que (suceda tal cosa)". Esta frase, usual en el árabe de Oriente y Occidente, en el árabe andalusí habría sufrido una adaptación local que de لا أوحش الله (lā ˀawḥaša llāhu) por medio de una contracción (l(ā ˀ)aw(ḥa)ša llāhu) habría hecho لو شاء الله (law šaˀa llāhu), que es la que significa "si Dios quisiera" y la que habría dado origen al español antiguo oxalá, moderno ojalá, y portugués oxalá.

En portugués oxalá coexiste con otro arabismo similar, tomara, que también expresa el deseo y deriva de أتمّ الله atamma llāh "cumpla Dios (que...)", y que ha cambiado la inestable -l- intervocálica portuguesa por la más estable -r- por lo que se ha asimilado al verbo tomar en una improbable primera persona, lo que le ha hecho alterar el timbre de la primera vocal: *atamala → *tamala → *tamara → tomara. Este arabismo es raro en español, pero por influencia del portugués también se emplea en el habla de Andalucía en frases como "qué linda iba la novia, tomara que la hubiérais visto", y en portugués ha dado lugar a expresiones que llaman la atención, como tomara-que-caia ("ojalá que se caiga") para los vestidos de mujer sin tirantes, lo que en España llaman, con otro sentido del humor, vestidos "palabra de honor".

Fuente:

[1] F. Corriente (2008): Dictionary of Arabic and Allied Loanwords: Spanish, Portuguese, Catalan, Galician and Kindred Dialects Leyden: Brill Academic Publishers, p. 401.

- Gracias: Joaqu1n


En México es común también acentuar esta palabra esdrújulamente: 'ójala', como derivado probablemente de una pseudo-etimologia de un verbo ''ojar*'' como ocurre con otras expresiones exclamativas que provienen de verbos con pronombres, como 'órale' (ora-le, ¿del verbo ''orar''?), tómala o ándale.

- Gracias: niaroel


En Chile, muchos hablantes dicen "ojala", es decir, la acentúan como palabra grave.

- Gracias: Xavier


Versiones alternativas y respuestas

Hay mucha probabilidad de que en realidad "Ojala" venga del hebreo "Ajalai" de donde fue tomado por el árabe. Ver por ejemplo que en el salmo Salmo 119:5 está escrito אַחֲלַי "Ajalai", que se pronuncia "Ajalai" y es traducido como Ojalá.

También sobre ello en la obra de Pedro Felipe Monlau titulada "Diccionario Etimológico de Monlau" en donde se dice:

En l. Utinam: «Es arábigo, y es lo mesmo que ¡Pluguiera a Dios! o ¡Quiera Dios! y más conforme a su origen dicen otros Oxallá, porque el arábigo dice Oxallah. Es tomado del hebreo, que en el mesmo sentido dice Ahalai.» (Rosal). -Oxalá (dice el Sr. Casiri) es voz árabe legítima, c. de Iaxa-Alá, la cual se corrompió en Oxalá, teniendo la misma significación optativa de ¡Quiera Dios! ¡Así sea!"

Fuente:

  1. Diccionario etimológico de Monlau.

- Gracias: Dansefardi


A Dan sefardi le parece que אַחֲלַי [ˀaḥălay] suena como "ojalá" y supone por ello que tiene este origen, y como ve que Monlau lo había dicho, de ahí que crea que hay mucha probabilidad en que el uno venga del otro. Pero no es así.

El error de Dan sefardi es creer que "ojalá" se pronunció siempre igual y relacionarlo con esa palabra del antiguo hebreo, אַחֲלַי [ˀaḥălay], que le suena parecido y se ha traducido como expresión de deseo.

Pero "ojalá" hoy sabemos que se pronunciaba en el antiguo romance castellano (y en los albores del español moderno) con un fonema fricativo postalveolar sordo, /ʃ/, que luego fue evolucionando, retrotrayéndose por el paladar desde el alvéolo, que es la parte inmediata a los dientes superiores, poco a poco, hasta llegar a pronunciarse en la parte más interna del paladar, el llamado "paladar blando" o "velo del paladar", y sonar fricativo velar sordo, /x/, que en dialecto castellano pronuncian más atrás aún, en la misma campanilla o úvula, como un fonema fricativo uvular sordo /χ/. Así, desde el árabe [law šāˀa allāh] ("si Dios quisiera"), se dijo primero [loʃaˈla] y luego [oʃaˈla], que se escribía "oxalá" cuando la grafía [x] representaba el fonema /ʃ/, luego, en español moderno, se llegó a pronunciar esta misma grafía [x] como el fonema fricativo velar sordo, /x/ (ojo, lo representamos igual, pero primero está como grafema, mera letra, y entre barras está como fonema, un sonido de consonante), y se dice en español estándar [oxaˈla], en dialecto castellano [oχaˈla] (y muchos de los que hablamos el español atlántico decimos [ohaˈla]. Desde el siglo XVIII se modificó la ortografía para que ahora lo escribamos "ojalá".

-Gracias: Joaqu1n


En griego bíblico hay otra palabra que suena parecido y parece tener el mismo significado. Se trata de ὄφελον (ophelon), que en 1 Corintios 4:8, La Biblia de las Américas traduce a "ojalá".


La palabra griega ὄφελον no tiene nada que ver con el árabe ni el hebreo. Viene de un verbo derivado de ὄφελος que significa utilidad, provecho, ventaja. Y resulta que ya desde Homero en expresiones exclamativas viene a significar "quizás", lo que acaba entendiéndose en koiné tardía como un deseo de que algo suceda y nos sea de provecho.

-Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.