**

Etimología de ALBARICOQUE

-
-

ALBARICOQUE

La palabra albaricoque tiene el mismo origen que precoz, que venía del verbo praecoquere "madurar antes de tiempo". Pero su forma totalmente diferente, con toda la pinta de una palabra árabe(1), evidencia un camino de transmisión que no es el directo del latín al español, sino a través de un largo recorrido en espiral del que el español no fue más que una etapa.

Parece ser que, en el latín de comienzos de nuestra era, al observarse que los frutos que hasta entonces se llamaban mala armeniaca ("manzanas armenias", en griego μήλα ἀρμενιακά) eran los primeros en madurar de los frutos del verano, pues en el Mediterráneo están cuajados ya para la sanjuanada (24 de junio), se les llamó praecoqua, el plural neutro del participio pasado del verbo praecoquere, es decir "madurados antes de tiempo". Este nombre praecoqua, que muchos interpretaban como un singular femenino en vez de un plural neutro, se introdujo en el griego bizantino con la forma πραικόκια y del griego llegó al Próximo Oriente donde produjo la variante aramea ܒܪܩܘܩܝܐ [barqōqiyā](2). El arameo tiene un morfema final , originalmente un artículo determinado, por eso al pasar del arameo al árabe se creyó que la final era este morfema y se le quitó para ponerle el artículo árabe que es al- y por eso se adaptó como برقوق [barqūq], con artículo البرقوق [al-barqūq]. Como el árabe se extendió en la Edad Media desde Oriente por el Sur del Mediterráneo hasta Sicilia y la Península Ibérica, la palabra البرقوق [al-barqūq] se introdujo en las lenguas de Europa Occidental por dos caminos, el hispánico, que podemos distinguirlo por la habitual aglutinación en los préstamos del artículo árabe al-, y el itálico, que se distingue por la ausencia del artículo árabe aglutinado. Así en español se introdujo el arabismo albaricoque y en portugués albricoque (moderno abricó, galicismo) mientras que en siciliano se dijo varcocu (más frecuente ahora con la metátesis crapopu).

Por el camino de la Península Ibérica se difundió hacia el norte desde el catalán albercoc, con variantes como aubercoc, que produjeron el provenzal aubricot, de donde pasó al francés abricot. Probablemente fue el francés el que lo difundió más al norte con formas como las del inglés apricot (3), neerlandés abrikoos (4), alemán Aprikose, danés abrikos, ruso абрикос [abrikos], ucraniano абрикоса [abrikosa], lituano abrikosas, finés aprikoosi, sueco y noruego aprikos, islandés apríkósa, gaélico de Escocia aprakot, gaélico de Irlanda aibreog, bretón abrikezenn.

Por el camino de la Península Itálica las formas sin artículo aglutinado del tipo del siciliano varcocu se difundieron por toda la península y llegaron a la Balcánica, pero pronto sufrieron la interferencia de las formas hispánicas con el artículo aglutinado, de manera que ahora en italiano estándar se dice albicocca pero muchos dialectos siguen la forma suditálica sin artículo, como en Génova bricòcca, en Córcega baracucca, en Catania piricocu, en Apulia f'rm'cocke, en Foggia v'rm'cocch', en las Marcas brigogolo y en Venecia baricòcolo. Otras lenguas de la zona han recibido el préstamo también si artículo árabe, como el sardo bar(r)aco(c)o, el griego suditálico ("griko salentino") parnakòkkia, griego moderno βερίκοκο, βερύκοκο.

En árabe البرقوق [al-barqūq] ha dejado de significar "albaricoque", Prunus armeniaca Blanco, que se dice مشمش [mišmiš], y ahora se emplea البرقوق [al-barqūq] para denominar a las ciruelas, Prunus domestica L.(5)

Y en español de Andalucía y América muchos decimos damasco, también en portugués, porque, si los romanos y los griegos antiguos creyeron que el albaricoque venía de Armenia, otros en España creyeron que venía de Siria.

Notas:

  1. Muchas palabras que empiezan por al- son de origen árabe. Ver: albayalde, albóndiga, albornoz, alboroto, alquimia, etc.
  2. Immanuel Löw: Aramaeische Pflanzennamen, Leipzig 1881, pág. 105c.
  3. Del inglés se ha extendido a otras lenguas de Asia y África como el shona apirikosi, malayo de Malasia aprikot, thai เอพริคอต [aprikhot], japonés: アプリコツト [apurikotto],
  4. Del holandés se ha extendido a otras lenguas de Asia y África como el afrikaner appelkoos, sesotho apolekosi, zulú i-apilikosi, umublinkosi, xhosa iapilkosi y malayo de indonesia aberikos.
  5. La mayoría de los datos están sacados de LOGOS y MMPND

- Gracias: Joaqu1n



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A

B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 10.033) añadidas al diccionario:
escabel   collazo   aullar   collado   pezuña   jerigonza   Cleopatra   pavía   Nicomedes   trucha  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
puta   libélula   hipófisis   odonato   ablepsia   mácula   pedestal   ungulado   palangre   so  
Último cambio: Domingo, Diciembre 21 11:06 MST 2014