Etimología de RADICACIÓN

RADICACIÓN

La palabra radicación designa a la acción y efecto de echar raíces o arraigar, o al hecho de estar arraigado en una sociedad, en un colectivo o en un territorio, un uso o costumbre, una práctica, un vocablo, etc. En matemáticas designa específicamente a la operación de extraer la raíz de un número o una expresión algebraica, operación matemática inversa a la potenciación: la raíz sería la base a la que se ha aplicado una determinada potencia para obtener como resultado el número o expresión algebraica de la que habíamos partido.

La palabra se forma con sufijo -ción, procedente del latín -tio(n), que designa acción o efecto, sobre el verbo radicar (arraigar, echar raíces, asentarse o consistir en algo), que procede del latín radicāre, forma más tardía (del s. IV d.C.) del clásico radicāri (echar raíces, arraigar, tomar raíz o base), verbo presente en Columela y Plinio, entre otros autores.

El verbo radicāri es derivado de radix, radīcis (raíz, raíz de una planta, pie, fundamento, origen o base de algo en cualquier campo). De ahí también palabras como raíz, radical, arraigar o erradicar. El vocablo latino radix se asocia a una raíz indoeuropea *wrād- (rama o raíz) que también se vincula en latín a la palabra ramus (rama), y en griego a las palabras ῥίζα ("riza") y ῥίζωμα ("rizōma"), asociadas al sentido de raíz.

- Gracias: Helena


Informaciones complementarias y elucubraciones del autor de este sitio

Como bien explica Helena, la palabra radicación, en matemáticas, es usada para expresar la operación que consiste en extraer la raíz de un número. En este sitio, también uso esta palabra para referirme a la extracción de raíces que forman un vocablo. Aquí van a encontrar miles de entradas mínimas dedicadas solamente a describir la prefijación, radicación y sufijación de vocablos.

Como he explicado en otras entradas (p. ej. catalejo, trabajo, postular y filosofía), hay que tener mucho cuidado con la lectura por radicación. Aquí van otros ejemplos:

  • Almoneda - no tiene nada que ver con "la moneda".
  • Amor - no tiene nada que ver con "a mor(tem)".
  • Azulado - no tiene nada que ver con "a su lado".
  • Cerrojo - no tiene nada que ver con "cerrar ojo".
  • Diógenes - no tiene nada que ver con "genes de Dios".
  • Envergadura - no tiene nada que ver con "en verga dura".
  • Estrépito - no tiene nada que ver con "estrés de pito".
  • Ferropénico - no tiene nada que ver con "pene de hierro".
  • Mediastino - no tiene nada que ver con "media asta".
  • Mesnada - no tiene nada que ver con "(este) mes nada".
  • Portugal - no tiene nada que ver con "porto de cal".
  • Putativo - no tiene nada que ver con "relativo a la puta".
  • Sincera - no tiene nada que ver con "sin cera".
  • Vernáculo - no tiene nada que ver con "ver na' de culo".

Lo que sucede es que en lingüística no hay ningún procedimiento que se llame "radicación". Todo vocablo que no sea un morfema independiente se artícula en torno a una raíz o lexema, por lo tanto es elemento indispensable que sirve de base de toda palabra. Puede ser que algunas palabras se articulen en torno a más de una raíz, y entonces se habla de composición. Pero la raíz es el pilar esencial de la palabra, sin ella no hay vocablo, y por tanto no se puede hablar de "radicación" como si fuera dotar de una raíz a una palabra: no se la dota, la lleva ya por esencia. En cambio sí se habla de prefijación o sufijación, que son procesos por los cuales se dota de un prefijo o un sufijo a una raíz para formar una palabra, fundamentando un procedimiento que en el caso de la prefijación se llama "modificación" y en el caso de la sufijación, "derivación" o "desarrollo". No hay en cambio ningún proceso lingüístico que se llame "radicación", sería tan absurdo como hablar de "personificación" de un ser humano, que ya es persona per se.

- Gracias: Helena


El argumento del pedante comentario anterior es muy torpe, pues como todos sabemos hay palabras que llevan más de una raíz y composición no es lo mismo que radicación. La composición es el proceso de crear palabras nuevas uniendo prefijos, raíces y sufijos. Por otro lado, la radicación es el proceso de extraer raíces de una palabra que ya está compuesta. Por ejemplo, la radicación de la palabra paleofitopatología (ciencia que estudia las huellas dejadas por alguna enfermedad en restos de plantas fósiles) es:

Como vemos, en este caso, sería absurdo hablar de "lectura por composición".


Si no se sabe manejar el lenguaje técnico de un campo, más vale no meterse a dar explicaciones, antes de calificar de pedante al mero criterio especializado de una persona que sabe de lo que habla. La composición no es ni ha sido nunca el proceso de crear palabras nuevas uniendo prefijos, raíces y sufijos. La composición es el procedimiento de formación de palabras uniendo dos o más raíces o lexemas, o incluso dos vocablos, cada uno con su raíz: es entonces cuando tenemos un vocablo compuesto, cuando hay más de una raíz, concepto elemental que recoge cuaalquier manual de morfología elemental. Jamás es vocablo compuesto el que tiene un sólo lexema o raíz, por muchos sufijos que contenga. A veces la modificación prefijal se considera un caso particular de composición, pero nunca la adición de sufijos, que jamás es composición, sino derivación o desarrollo. Eso es incluso tan básico que se estudia en la secundaria.

Lo que se ha hecho anteriormente con la palabra paleofitopatología, no se llama radicación, sino segmentación morfológica para obtener todos sus monemas, de los cuales no todos son raíces (=lexemas), porque -ía es un sufijo. Claro que es absurdo hablar de "lectura por composición", tan absurdo como hablar de "lectura por radicación". La lectura morfológica de una palabra es una lectura por monemas que la componen, no por raíces, porque la palabra impertinencia, que tiene cinco monemas, posee una sola raíz o lexema, que es -tin-, y no hay una sola raíz más en el vocablo. Su segmentación morfológica im-per-tin-enc-ia, contiene dos prefijos, una raíz y un sufijo compuesto o doble. Así que es un absurdo hablar en morfología o segmentación de vocablos de "lectura por radicación".

- Gracias: Helena


Los elementos compositivos pueden ser llamados prefijos o sufijos, según el "Glosario de términos lingüísticos usados en el diccionario" de la Real Academia Española:

elemento compositivo. Componente con significado léxico, normalmente de origen griego o latino, que interviene en la formación de palabras compuestas, anteponiéndose o posponiéndose a otro elemento compositivo o a una palabra base española. Si va antepuesto, se denomina elemento compositivo prefijo: BIOdiversidad, ECOsistema; si va pospuesto, se denomina elemento compositivo sufijo: antropóFAGO, neurALGIA.

También es posible hacer una radicación de prefijos, usando el ejemplo de Helena:

Personalmente encuentro que aunque la expresión "segmentación morfológica para obtener todos sus monemas" es técnicamente correcta, es demasiada pomposa para mi uso, y por eso prefiero decir "lectura por radicación". Además, siguiendo el ejemplo que he dado, la "segmentación morfológica" de la palabra paleofitopatología nos daría un resultado diferente a la "lectura por radicación" que hice arriba. Vamos a ver:

  • Paleofitopatología:
    • Paleo- lexema;
    • -fito- lexema;
    • -pat- lexema;
    • -o- morfema flexivo, vocal temática;
    • -log- lexema;
    • -ía morfema derivativo, sufijo.


Aquí otros ejemplos de falsa radicación:

  • Atiborrarte - No significa: Desaparecerte.
  • Barbarismo - No significa: Colección exagerada de muñecas barbie.
  • Becerro - No significa: Que ve u observa una loma o colina.
  • Bermudas - No significa: Observar a las que no hablan.
  • Cachibache - No significa: Pequeño hoyo en el pavimento que está a punto de convertirse en Bache.
  • Camarón - No significa: Aparato enorme que saca fotos.
  • Chinchilla - No significa: Auchenchia de un lugar para chentarche.
  • Decimal - No significa: Pronunciar equivocadamente.
  • Diademas - No significa: Veintinueve de febrero.
  • Dilemas - No significa: Háblale más.
  • Endoscopio - No significa: Me preparo para todos los exámenes excepto para dos.
  • Esguince - No significa: Uno más que gatorce.
  • Esmalte - No significa: Ni lune ni mxiélcole.
  • Inestable - No significa: Mesa norteamericana de Inés.
  • Manifiesta - No significa: Juerga de cacahuetes.
  • Meollo - No significa: Me escucho.
  • Nitrato - No significa: Ni lo intento..
  • Nuevamente - No significa: Cerebro sin usar.
  • Ondeando - No significa: Donde estoy.
  • Polinesia - No significa: Mujer Policía que no quiere entender nada.
  • Sorprendida - No significa: Monja en llamas.
  • Talento - No significa: No ta rápido.
  • Telepatía - No significa: Aparato de TV para la hermana de mi mamá.
  • Telón - No significa: Tela de 50 metros ó más.

-Gracias: Thomas Opazo


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.