**

Etimología de SINCERA

-
-

SINCERA

La palabra sincera es sólo la forma femenina del adjetivo del latín sincerus (puro, simple y sin doblez, no alterado en su naturaleza única). Este adjetivo contiene la bien estudiada raíz indoeuropea *sem (uno, junto), común a todo el mundo indoeuropeo, que encontramos en palabras como simple, similitud y single.

Esta palabra no tiene nada que ver con "sin cera", pero por etimología popular, se han planteado varias versiones como podemos apreciar abajo, y además hasta se inventan anécdotas para justificarlo. Por ejemplo la palabra latina sincerus es muy anterior a que existiera siquiera la nación de Francia, y la cera no se utilizó jamás para dar color dorado a las estatuas ni para tapar imperfecciones. Por el contrario se utiliza cera, siempre, desde la antigüedad, para las esculturas monumentales de bronce, que son huecas, por el procedimiento llamado de "la cera perdida". Hay varios procedimientos y uno es este. Se moldea primero la escultura en escayola o arcilla. Después sobre ella se moldea un molde en hueco de polvo de ladrillo refractario, normalmente bivalvo. Se abre el molde y se saca la escultura. Se recubre ese molde hueco de una capa interior de cera y se rellena con polvo de ladrillo refractario. Se cierra el molde que tiene un orificio superior y otro inferior. Por el superior se vierte el metal fundido que derrite la cera, y esta sale toda por el orificio inferior. Su lugar lo ocupa el metal, y una vez frío se destruye el molde y ya podemos tener una escultura monumental metálica con un gasto mínimo de metal: las grandes esculturas de bronce están hechas así.

Por otro lado, nunca los actores griegos gastaron máscaras de cera, y aunque las hubieran gastado eso no hubiera producido la palabra sincera, que es latín, porque los griegos hablaban griego y no latín. Las máscaras teatrales debían ser rígidas y consistentes: se hacían de pasta de corteza de árbol, de cuero endurecido o incluso de madera labrada, nunca de cera. La cera sólo fue utilizada por los romanos para hacer mascarillas funerarias de los difuntos, que sus descendientes guardaban, y los más ricos, con esa mascarilla, le hacían después al muerto un busto conmemorativo que era un exacto retrato. Así que casi todo lo que se dice abajo es absolutamente falso.

- Gracias: Helena


Según el American Heritage Dictionary of Indo-European Roots, la palabra sincerus, no sólo está formado con la raíz *sem- sino que también con *ker-3 (crecer), de crear, crecer y cereal. Ernout Meillet dicen que está formada como pro-cerus. Sobre procerus dice que viene de cerus, cresco (crecer) de la raíz kerǝ-.


En la antigua Francia, los escultores hacían sus esculturas en piedra. Los que realmente sabían, las hacían perfectas. Los que no sabían mucho, hacían remiendos con cera. Entonces a los que les salían las esculturas bien, le ponían un cartelito que decía "sin cera". Lo que significaba que no tenía remiendos. Era como se lo veía y no tenia nada oculto.

- Gracias: Dario Antonelli


La palabra "sincera" proviene de la fabricación de esculturas, con la diferencia que dicha cera era ocupada para darles un color dorado a las estatuas de menor calidad para asimilarlas a las estatuas que eran fabricadas en oro.

- Gracias: Boris Valdebenito


Entretenida la versión de Dario y Boris, pero en realidad "sincera", viene del latín sincerus, que quiere decir puro o "sin mezcla". La versión aceptada por los lingüistas es que deriva de sem que quiere decir "uno" y que originó otras palabras como: simple, sencillo, y singular.

Según la Enc. Italiana, el lat. sincerum significaría algo así como "virgen", con el sentido en que se utiliza para el aceite de oliva, por ejemplo. Ya que:

  • "sim" de simplex, simil y simul significan "sin deterioro", o paradójicamente, "con", "conservado", cosa común en los diversos latines, "con los atributos originales" vulgarmente "cero kilómetro", que deriva de los protoindoeuropeos "sa", "original", "original de" y "ma", "madre", es decir "genuino" "único", "específico".
  • "cerum" que se va a trasformar en los castellanos "cirio" y "cera", por una lado. Por otro, cerum se transforma en "puro", prácticamente lo contrario. Si nos remitimos a la miel, proviene del germánico "kiri", "natural", "con la forma o composición natural", que tal vez haga referencia a la miel y el panal, en el que precisamente "conservan" la "cera", contrariamente a la explicación de Dario Antonelli. Y a su vez del protoindoeuropeo "kar" "hacer", "formar según las leyes de la naturaleza".

- Gracias: Juan


Dario está muy en lo cierto con la diferencia que no era en Francia sino en Roma. El trabajo de esculpir era delicado y los buenos trabajos llevaban mucho tiempo y, por lo tanto, su precio era elevado. La idea de "producción en serie" llevó a escultores poco sobresalientes a realizar estatuas en menor tiempo y a menor valor... pero con imperfecciones que debían cubrirlas con cera. Al exponerlas al sol, éstas se derretían mostrando sus imperfecciones asustando a los que deseaban obtener un buen trabajo sin importar el precio. Este hecho obligó a los buenos escultores a tener que aclarar al pie de su trabajo que este era "puro" y "sin mezcla" como lo afirma Juan... y sin cera. Es decir, no había nada que ocultar... lo que uno veía, ¡eso era!

- Gracias: Raúl Bigordá


La palabra sincera proviene de la antigua Grecia donde en los teatros se usaban mascaras de cera y al quitarselas eran unas personas sin cera eran personas autenticas.

- Gracias: Jorge MT Boliva - Vistante 120405 desde La Paz


La explicación de sincera como "sin cera" es simplemente una etimología popular y en general así lo reconocen los lingüistas. Ya la practicaron algunos romanos como Donato y el poeta Horacio, porque en su momento ya no se entendía bien el segundo elemento de la palabra y desde luego les sonaba a "cera". El adjetivo latino sincerus es muy anterior a todo tipo de prácticas escultóricas como las que se narran aquí. Es mucho más antiguo y significaba puro y exento de mezcla, único en su naturaleza y se empleaba desde el origen para calificar a cualquier tipo de producto puro y sin mezcla (leche, aceite, etc.), productos que nada tienen que ver con la cera excepto si se trata de miel. Luego se aplicó a las personas sin doblez, llanas, francas, honestas. El elemento sin- viene de sem- como se dice al principio y como apunta Juan, y es el mismo que tenemos en palabras como simplex o singulus. En eso están de acuerdo los mejores lingüistas. Lo que no está explicado es el segundo elemento, pero sabemos sin duda que no tiene nada que ver con cera. Se trata probablemente de un alargamiento gutural que podría acercar esta formación a la de singulus y un sufijo. Además hay un hecho bastante notorio: la preposición sine latina no es empleada nunca en compuestos ni como prefijo.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S

T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9842) añadidas al diccionario:
estragar   estertor   mofar   abacero   tétanos   bochinche   adverso   luciérnaga   respectivo   remanente  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
venoclisis   kilómetro   megaterio   quinta   mitra   trinidad   oxímoron   endorfina   galera   craso  
Último cambio: Miércoles, Octubre 22 14:03 MST 2014