Etimología de CERROJO

CERROJO

Antes de cerrar el ojo, hay que ver el ojo. La palabra cerrojo viene de verrojo, que era como llamaban a la barrita de fierro usada para atrancar las puertas. Pero cerrojo y verrojo no tienen nada que ver con ojo. La palabra verrojo viene del latín veruculum, formada de verum (espetón) y el sufijo culum (diminutivo, medio, instrumento).

Por lo general, -culum, -culus pasa a -culo, como en las palabras músculo, obstáculo, oráculo, etc. Pero eso es cuando nos llega por vía culta (ver: cultismo). Cuando nos llega por vía popular se transforma en -ojo / -ejo, por ejemplo: ojo, hinojo, piojo, espejo, viejo. Así veruculum se transformó en verrojo.

Como el verrojo servía para cerrar, la palabra cambió a cerrojo, por atracción paronímica al verbo cerrar y la palabra ojo, ver: etimología popular y disfemismo.

De cerrojo tenemos también:

  • Acerrojar - poner bajo cerrojo, compuesta con la familiar combinación a- + palabra + -ar, que discutimos en la entrada de asombrar.
  • Cerrojazo - golpe (-azo) con cerrojo.
  • Cerrojillo - pequeño (-illo) cerrojo, le dicen así a una clase de aves (Papamoscas).

Otra palabra similar, cerraja, viene del latín seraculum, compuesta con sufijo -culum que discutimos anteriormente y el verbo serare (serrar), que nos daría el verbo cerrar y la palabra cerrajero.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.