Etimología de ROMANCHE

ROMANCHE

La palabra romanche designa a una lengua romance derivada por tanto del latín que se habla en Suiza, principalmente en el cantón montañoso de los Grisones. Se trata de una lengua romance del grupo oriental que en realidad es un haz de cinco dialectos, dos de los cuales a veces son denominados ladín porque tienen gran parentesco con el ladino dolomítico del norte de Italia, otra variante romance. La palabra romanche viene del propio romanche rumantsch que designa a su propia lengua, y que procede del adverbio latino romanice ("en romano"), pues este era el nombre primitivo de todas las lenguas romances que en principio eran denominadas como hablas "romanice" (hablas en romano, en la lengua de los romanos), o bien hablas latine (hablas en latín), bien conscientes tanto sus hablantes, como los pueblos que los rodeaban, de que lo que hablaban era latín, la lengua del imperio romano o de romanos, que era la nacionalidad de todos ellos, con sus variantes, de donde nombres como ladin o ladino. Generalmente todas las lenguas romances, denominadas al principio romance, romanz, roman, ruman, etc., fueron recibiendo tardíamente otros nombres al haber nacido en sus territorios nuevas entidades políticas que antes no existían. Y así al formarse entidades como el condado de Castilla, al romance que por allá se hablaba acabó denominándoselo castellano, al romance del norte de la antigua Galia, con el nacimiento de una potencia en su territorio denominada Francia, acabó llamándosele francés, etc., también con objeto de distinguirlas. Sólo hay dos lenguas romances que han conservado su denominación primitiva, que son el romanche y el rumano.

El romanche es también a veces llamado grisón, o romance grisón, por el cantón actual donde se da, y muchas veces también retorromance o retorrománico, dado que es la lengua romance que se desarrolló en la Retia o Rético, región que ocupaban los Rhaetii y que se transformó en provincia romana entre fines del s. I a.C. e inicios del s. I d.C. En este territorio se hablaba una lengua previa llamada rético, de la que conservamos diversas inscripciones en un alfabeto que es una adaptación o variante del alfabeto etrusco. Esta extraña lengua poco testimoniada, que se perdió completamente al romanizarse del todo los habitantes y adoptar por completo el latín, parece poder tener cierto parentesco con el etrusco, lo cual confirmaría quizá lo que trasmiten los escritores romanos, el primero de ellos Plinio el Viejo, que los Réticos eran un viejo grupo de población etrusca, desplazados del norte de Italia por los celtas y refugiados en todos estos territorios montañosos y valles.

El adverbio romanĭce se deriva del adjetivo Romanĭcus (propio de romanos), derivado a su vez de Romānus, y este de Roma, el nombre de su ciudad capital, cuya etimología es muy discutida, y aunque los romanos establecieron según épocas diversas etimologías, entre otras la de vincularla a Romŭlus, su fundador, podría venir de una palabra etrusca.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.