**

Etimología de BANANA

-
-

BANANA

El banano es natural de Asia. Según la mayoría de los diccionarios, la palabra banana proviene de un lenguaje del Oeste Africano (Congo-Nigeria), por ejemplo del wolof banaana o del guineo bename (interesante, puesto a cierta clase de plátanos son llamados "guineos"), a través del portugués. El médico portugués Garcia de Orta (1501-1568) menciona la palabra "banana" en su libro Colóquios (1563). En ese libro, dice que los "Figos da India" son llamados musa por los árabes y que en Guinea se llaman bananas. Me imagino que esa es la fuente que usan estos diccionarios cuando dicen que banana proviene de una lengua del África Occidental. Según el historiador español Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés (1478-1557), esta planta fue traída desde el Oeste de África a las Canarias a comienzos del siglo XVI y de allí fue llevado a Santo Domingo por el fraile Tomás de Berlanga (1487-1551) en 1516.

Otros dudan este origen. Existen pruebas de su cultivo en la Península Ibérica (Córdoba, Sevilla y Málaga) desde el siglo XI. Podría ser que las lenguas sudanesas de la costa oeste de África subsahariana tomaran la palabra banana del portugués o de las lenguas de los mercaderes de esclavos. Así existen estas otras teorías:

  • Podría ser una corrupción de la palabra plátano. Por lo menos esto es lo que menciona las ediciones de 1914 y 1925 del DRAE: Voz formada por los indios chaimas (Venezuela), de balatana, corrupción caribe de plátano. Las versiones del DRAE desde 1927 hasta la corriente ya no le dan ese origen.
  • Podría venir del árabe banan, que significa "dedo", por similitud de los racimos de banano a la forma de una mano en donde cada banana es un dedo. La palabra árabe بنان (banān) con nombre de unidad بنانة (banāna) significa "punta del dedo", "falangeta" y, por extensión, también "dedo". Pero no hay ningún documento árabe que haya usado banān o banāna para referirse al banano. Es interesante notar, que según uno de nuestros visitantes desde San José, Costa Rica, en ese país es muy corriente llamar a cada fruta de banano, plátano o guineo con el nombre de "dedo". Al conjunto se le llama "mano": "mano de bananos", etc.

El nombre científico de esta especie es Musa y fue usado por el naturalista y médico sueco, Carlos Linneo (1707-1778), quien es considerado el padre de la taxonomía botánica y zoológica, en su libro Species Plantarum, publicado en 1753. Musa, en el sentido de banana, no tiene nada que ver con las musas de las palabras museo y música. Unos dicen (incluyendo el DRAE) que Linneo le dedicó este género (musácea) a Antonio Musa, un medico que curó al emperador romano Octavio Augusto (63 a.C. - 14 a.D.), pero el término musa existía muchos siglos antes de Lineo. Musa es un arabismo tomado de موزة (mawza, pronunciado mūza) que el latín traduce a musa (cuya -s- intervocálica habría de pronunciarse -z- sonora). En árabe se llamaba موز (mawz), que viene del persa medieval mōz y éste del sánscrito moča, "banana", y el nombre de unidad era موزة (mawzah), que, pronunciado en árabe dialectal norteafricano mūzah, pasó al latín de las traducciones de los siglos XII y XIII como musa. En el siglo XIV se registra el uso ya extendido del arabismo musa en varias lenguas del sur de Europa como el italiano musa (1330, "nome antico del banano e delle banane"), igualmente en siciliano musa ("banane", francés muse c. 1390), y en otras lenguas sin fecha como alemán Muse, portugués musa ("bananeira").

Unos dicen que según el Corán, el fruto prohibido (árbol de la ciencia del bien y del mal) era el banano, no la manzana. Supusieron que el fruto que comieron Adán y Eva tenía que haber sido el banano o platanera, porque era el único que, una vez perdida la inocencia original, les podía haber proporcionado hojas con que cubrir su desnudez, dado el tamaño de las hojas del banano, pues las hojas del manzano apenas habrían suministrado un bikini tipo tanga y poco más los pámpanos de la parra (ver: despampanante). Por eso ahora se conserva el nombre botánico de Musa x paradisiaca y por eso durante un tiempo, siglos XVI o XVII, hubo quien propuso llamarlo en español "árbol de Adán y Eva andaluz". En realidad ni el Corán ni el viejo testamento se refieren al banano. El Corán sólo habla de "este árbol" [هذه الشجرة dihī ššağarata] y la Biblia (Génesis 2:9) de "el árbol de la vida" [ועץ החיים wa'ētz hahayyīm "el árbol de los vivos"] y "el árbol de la ciencia del bien y del mal" [ ועץ הדעת טוב ורע wa'ētzî hadda'at tōb wārā' ]. Además Adán y Eva no se taparon con hojas de ese árbol, sino con "hojas del jardín" [من ورق الجنة min waraqi lğannati], según el Corán, o con "hojas de la higuera" [ועץעלה תאנה 'alēh t'ēnāh], según Génesis.

Musa sapientum es el tipo más común y toma el nombre de "de los sabios" (sapientum) en referencia a los sabios hindúes que reposaban bajo su sombra y comían su fruto. Unos dicen que estos sabios comiendo bananas fueron mencionados por Plinio el Viejo en Historia Naturalis, XII, 12 escrito en el año 67 a.D.:

Maior alia pomo et suavitate praecellentior, quo sapientes Indorum vivunt. Folium alas avium imitatur, longitudine trium cubitorum, latitudine duum. Fructum cortice emittit admirabilem suci dulcedine, ut uno quaternos satiet. Arbori nomen palae, pomo arierae.

Hay otro árbol frutal de mayor tamaño allá donde viven los sabios de la India. Sus hojas se parecen a las alas de los pájaros, con tres codos de largo y dos de ancho. El fruto sale de su corteza y tiene un jugo de admirable dulzura, capaz de saciar a cuatro personas. El nombre del árbol es pala y su fruto es la airiera.

La descripción de pala que nos dio Plinio no encaja muy bien con la del banano. Las hojas de plátano tienen una proporción de 1 por 3 en vez de 2 x 3. Además, el plátano no sale de la corteza (el banano es un herbáceo y ni siquiera tiene corteza), no tiene jugo y seria difícil que un plátano satisficiera a cuatro. Los romanos no conocían el banano. Lo que Plinio llama pala, del tamul pala, no es un banano, sino un "Jaco" ( Artocarpus integrifolia L.f [= Artocarpus heterophyllus Lam.] ) que produce un fruto de hasta 36 Kg, pero tiene las hojas más pequeñas, o un "Árbol de Pan" (Artocarpus altilis), que produce un fruto más pequeño (hasta 3 kilos), pero que tiene unas hojas grandes que parecen alas.

(Gracias Joaqu1n por tu orientación, los datos y los textos que he usado para construir este artículo).

Plantancion de platano en Belice


Hay mucha probabilidad de que la palabra banana tenga por fin un étimo árabe a pesar de que no haya evidencias escritas antiguas. Por información oral de hablantes tanto de árabe oriental como de árabe occidental norteafricano resulta que el léxico de los plátanos incluye عنقود (ʕunqūd) para la "piña", el "racimo" o el "gajo" de plátanos, así pues عنقود الموز (ʕunqūd al-mawz) sería "piña de plátanos". Pero cada uno de los frutos se denomina أصبع(uṣbuʕ) plural أصابع (aṣābiʕ) y su sinónimo بنانة (banānah) plural ­­-colectivo, más bien- بنان (banān), uno y otro con el significado de "dedo", de manera que بنانة الموز (banānat al-mawz) sería "un (dedo de) plátano", con un uso metafórico similar al del español cuando denominamos "diente" a cada bulbito adyacente de una "cabeza" de ajos y hablamos de "un (diente de) ajo". El término بنانة (banānah) , pues, aunque es verdad que no se ha encontrado en las fuentes escritas en el árabe "literal", عربيّة فصحى (ʕarabiyyah fuṣḥà), es, sin embargo, de un arraigo inveterado en el árabe hablado o "coloquial", عربيّة دارجة (ʕarabiyyah dāriǧah), de muchos países y de ahí que las versiones de la costa atlántica subsahariana parece evidente que se deben a préstamos del árabe hablado, pues se trata de lenguas en contacto con multitud de interferencias léxicas de unas en otras.

- Gracias: Joaqu1n


Si consideramos el concepto de la nomenclatura binaria, que consiste en denominar a los organismos con dos nombres latinizados, el género y la especie, Musa (probablemente derivado del árabe mawza, 'babana'), en realidad no es el nombre científico del banano, sino el género, que comprende más de 50 especies, pero las más comunes y de mayor valor agrícola y comercial son Musa sapientum y M. paradisiaca; estos si son los verdaderos 'nombres científicos' de esta planta propia de las regiones tropicales. De tal modo que en el siglo XVIII, Carlos Linneo (1707-1778), siguiendo su método binario, lo que hizo fue tomar el nombre antiguo y tradicional de Musa de los bananos para configurar el nombre del género botánico de esta planta, seguido por el nombre de las especies que, como ya comentamos son muchas, pero las más consumidas y cultivadas son dos.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B

C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9842) añadidas al diccionario:
estragar   estertor   mofar   abacero   tétanos   bochinche   adverso   luciérnaga   respectivo   remanente  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
venoclisis   kilómetro   megaterio   quinta   mitra   trinidad   oxímoron   endorfina   galera   craso  
Último cambio: Miércoles, Octubre 22 14:03 MST 2014