**

Etimología de BARCELONA

-
-

BARCELONA

El nombre Barcelona viene del latín, de la evolución medieval de Barcino, Barcinonis, nombre que le pusieron los romanos al fundar esta población y que se basa en un topónimo ibérico previo y próximo, Barkeno, perfectamente atestiguado. Desde la antigüedad existió sin embargo un mito falso y sin fundamento alguno que atribuye su nombre y fundación al general cartaginés Amílcar Barca.

- Gracias: Helena


El mito de la barca nona, la fundación de la ciudad por los cartagineses se basa en conjeturas sin base arqueológica. Verdaderamente los estudios sobre el terreno sólo han permitido constatar posiblemente una presencia indígena ibérica menor y posteriormente la fundación de la colonia romana en el s. I a.C. La presencia humana en el territorio, sí es muy antigua: sociedades paleolíticas y neolíticas (2000 a 1500 a.C.) se desarrollaron en Cataluña y dejaron testimonios, pero el nombre no es cartaginés porque no hay restos de esa cultura. La ciudad es de fundación romana y el nombre es un topónimo ibero, Barcino, como otras ciudades de la costa Tarraco, Iluro, Baetulo. El comercio con fenicios y griegos, que no fundaron ningún asentamiento en la zona de Barcelona (el asentamiento griego más cercano era Emporion, unos 90 km al norte), desarrolló una cultura compleja conocida como cultura ibérica (s. VIII-I a.C.). Esta civilización creó asentamientos con estructura urbana, pero muy poco desarrollados, los mejores ejemplos están al sur y este de la península. Los romanos a su llegada en el s. III a.C. aprovecharan los asentamientos ya existentes, básicamente el ya citado Emporion, como citan sus fuentes, y crearan nuevos, en el s. I a.C. Barcino. Es un asentamiento nuevo porque el título de las ciudades romanas era de colonia, cuando era de nueva fundación. Colonia Iulia Faventia Paterna Barcino fue su nombre. Si hubiese habido una ciudad propiamente dicha su denominación seria URBS. Barcino es un topónimo ibero como son los de otros asentamientos romanos. Los cartagineses apenas estuvieron en la zona para fundar ciudades, ya que sus dominios estaban por debajo del Ebro. Sólo atravesaron el territorio para atacar Roma y sólo por el interior, ya que en la costa las tribus iberas eran aliadas de los romanos.

- Gracias: David Bernabeu


Leyendas urbanas, inventos y su refutación

La palabra Barcelona viene de Barca (familia cartaginesa de especial relevancia en las guerras púnicas contra Roma: Aníbal, Asdrubal, etc.) y Nova (nueva). Similar origen al de Cartagena (Carthago Nova). Es decir, nombres provenientes del paso (breve) de los cartagineses por la Península.

- Gracias: Carlos


La mayoría de las fuentes le dan la razón a Carlos. Dicen que Barcelona fue fundada en el año 230 a.C por Almicar Barca y que la llamó Barcelino en su honor.


También habría que considerar el posible origen de Barcelona en la ocupación de la zona por los hebreos, fundando la ciudad de "Bar shela no", que significaría "nuestra costa".

- Gracias: Juan


Para aclarar la teoría del origen hebreo del nombre, Bar (בר) significa "campo" y no "costa".

Shel (של) significa de quien es. Ej.: "Sheli" es mio, "Shelja" es tuyo y "Shelanu" es nuestro. Por ampliar el concepto, los judíos llaman a Moisés: "Moshe rabinu" o sea "Moisés nuestro maestro".

- Gracias: embelek


Como queda apuntado, es muy probable que el origen sea cartaginés: Aníbal Barka fundó, según esa teoría, la ciudad de Barkenon. La llegada de los romanos comportó la latinización de su nombre, que se transformaría en Barcino. Más adelante, bajo la administración visigótica, la ciudad pasó a llamarse Barcinona, del cual derivó Barcelona. Algo parecido sucedió con Tarraco, Tarracona, Tarragona.

Pero casi es más interesante el mito de la fundación de la ciudad. Según esa leyenda, Hércules (el griego Heracles) se unió a la expedición de los argonautas tras acabar con su cuarto trabajo. Junto con Jasón, cruzó el Mediterráneo en busca del Vellocino de Oro, pero al pasar cerca de la actual costa catalana una tremenda tormenta dispersó la flota de los argonautas. Cuando consiguieron reagruparse, echaron en falta uno de los nueve navíos que componían la expedición. Jasón encargó entonces a Hércules que fuera en su búsqueda, cosa que hizo ipso facto el semidios. Después de mucho rastrear, descubrió los restos del naufragio de la Barca Nona (novena) junto a una suave colina (Montjuïc). Los tripulantes habían encontrado tan acogedor el paraje que, ayudados por Hermes (dios del comercio y las artes), decidieron fundar una ciudad a la que dieron el nombre de la embarcación que les había llevado hasta allí: Barcanona. "E si non è vero, è ben trovato!".

- Gracias: Vicenç Garcia


La etimología vasca de Barcelona (aunque parezca mentira, es mentira):

Cuentan que andaban los fundadores de la ciudad sin saber qué nombre ponerle y decidieron que lo tomarían de lo primero que dijera al despertar un viajero que había llegado esa noche y estaba descansando. El viajero resultó ser un vascoparlante (euskaldun) que al despertar bien reconfortado dijo: "Bart zer lo ona egin det" lo que fonéticamente, por un hábito de comerse fonemas en el lenguaje coloquial y suprimiendo el verbo final, les pudo sonar así "Bart z(s)e lo ona" de donde vendría "Bartzelona", que castellanizado sería Barcelona. (bart=anoche • zer=que • lo=sueño • on (a)=bueno • egin=hacer-hecho • det=he).

- Gracias: ih


Vamos a ver. Es cierto que una tradición antigua atribuye la fundación de la ciudad al general cartaginés Amílcar Barca (no "Almircar", eso no es nada), pero no que la llamara "Barcelino" (?) y mucho menos que incluyera el elemento Nova (eso es latín, señores y no púnico, y lo de Carthago Nova es una adaptación-traducción al latín del púnico; por cierto que Carthago ya significa "nueva ciudad"). Lo de los hebreos ocupando en estas épocas las costas layetanas no tiene nombre desde el punto de vista histórico. La deformación popular (no tiene fuentes antiguas y eso es un invento medieval o del S. XV) del mito de los Argonautas (que fueron a la Cólquide, allá entre el mar Negro y el mar Caspio), aunque regresaron por el oeste, es como dicen en mi tierra, "de torero": ¿imaginan ustedes a Heracles chapurreando latín con un "barca nona"?, recuerden que los héroes del mito griego hablaban griego micénico.

Lo cierto es que en efecto Barcino nunca fue municipium (ciudad de existencia previa luego romanizada) y sí colonia (ciudad romana de nueva fundación), que en esta zona nunca hubo poblamiento cartaginés (estaba fuera de su zona de colonización), sino sólo breves razzias y que el nombre debe apoyarse en un topónimo local ibérico. Parece que hay constancia de una población ibérica próxima llamada Barkeno, nombre testimoniado en la numismática y que sería la base del nombre romano. Se especula que podría apoyarse en un vocablo ibérico *barga al que se atribuye el sentido de campo inundado, pero ni siquiera eso es seguro. Lo cierto es que la ciudad fue fundada a fines del s. I a.C. bajo el patrocinio de Octavio Augusto, el primer emperador de Roma, y por su estructura tiene un origen castrense. Al revés que hoy, fue mucho menos importante que Tarraco (Tarragona), que era la capital de la provincia. En latín se dice Barcino, Barcinonis, y como todas las palabras el nombre viene del acusativo Barcinone(m). En el periodo visigótico, por analogía con otros nombres femeninos aparece esta forma como Barcinona(m). La i breve se abrió en e y un fenómeno fonético llamado disimilación de sonantes produjo el paso de la primera n a l.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B

C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9487) añadidas al diccionario:
completar   insidioso   mediastino   corneja   cernícalo   araucano   remanso   pitagórico   runa   laminero  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
vicepresidente   sesgar   ser   sedán   diseño   Palestina   tapa   celeste   Santiago   especie  
Último cambio: Sábado, Julio 26 11:38 MST 2014