Etimología de MERO

MERO

La palabra mero viene del latín merus (puro, sin mezclar). De ahí pasó a significar simple, sin importancia. Esta palabra formó el verbo esmerar, del latín exmerare (limpiar), compuesto con el prefijo ex- (hacia fuera) y la terminación -are usada para crear verbos.

La palabra merus se vincula con una supuesta raíz indoeuropea *mer- (brillar, parpadear).

El elemento compositivo -mero que encontramos en las palabras isómero y polímero viene del griego μερος (meros = parte, porción). Este se relaciona con *(s)mer-2 (compartir).


La palabra mero, aparte del adjetivo mero, como sustantivo designa a un pez de mar teleósteo, del suborden de los acantopterigios, muy apreciado por su carne y escaso, hasta el punto de que un dicho castellano afirma "de la mar, el mero, y de la tierra, el cordero". El DRAE da una inverosímil etimología para la palabra, basada en Corominas: vendría del catalán nero (mero), y este de Nero, Neronis (Nerón), nombre del emperador romano famoso por su crueldad, que se atribuiría al pez por su carácter feroz. Semejante rebuscada etimología no concuerda con el diccionario catalán de Alcover, que afirma que nero es al contrario, un préstamo del castellano mero. Y esto es absolutamente más creíble, porque partiendo de una forma mero, es mucho más fácil explicar una etimología lógica para esta palabra.

En efecto, bajo mi punto de vista mero sería un vocablo, quizá de *merus, obtenido por derivación regresiva de merŭla, que en latín, aparte del pájaro que llamamos mirlo, designa a una especie de "mirlo de mar", a una especie de pez indeterminada (ver Plinio, 9, 52) que se piensa de la familia de los Triglidae. Es muy fácil que se viera en el mero a un pez semejante, pero de tamaño mucho más grande (el mero alcanza tamaños muy grandes), con lo cual, entendido merŭla como un diminutivo con sufijo -ula, se restituyó una forma sin sufijo.

La palabra latina merŭla es un término popular del vocabulario occidental latino y de etimología oscura dentro del latín.

- Gracias: Helena


Ángel L. Saracho invita a los interesados en organismos acuáticos a visitar las siguientes páginas:
Peces Mariscos y
moluscos
Familias Alimentos Mamíferos
acuáticos
Extintos
alacha almeja algas brandada ballena amonites
albacora bogavante acantopterigio caviar castor celacanto
albur calamar anfineuro cebiche delfín
anchoa camarón anfípodo cococha foca
apego cangrejo bentos garo hipopotamo
arenque centolla braquiópodo sushi lamantino
atún cholga cefalópodo marsopa
bacalao choro celentéreo morsa
bagre ciguato cetáceo nutria
baila cochayuyo ciclóstomo ornitorrinco
besugo concha condrictio orca
boga coral copépodo otaria
bonito erizo crustáceos rorcual
caballa esponja decápodo
carpa euglena diatomea
cazón jaiba escualo
charal langosta estenohalino
congrio limaco estomatópodo
corvina loco gasterópodo
escorpa macha malacopterigio
esturión medusa necton
jurel mejillón ostéictio
lamprea nautilo paramecio
lenguado navaja pinnípedo
lubina ostión pleuronecto
melva ostra urópodo
merluza percebe teleósteo
mero picoroco
móllera piure
morena pulpo
morrocota tellina ictiología etnomalacología
mújol vieira
murmillo
pagel
palometa
pejerrey
piraña
puye
raya
reineta
róbalo
salmón
salmonete
sardina
sargo
tiburón
trucha


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.