Etimología de ETNOMALACOLOGÍA

ETNOMALACOLOGÍA

La palabra etnomalacología es un neologismo formado con las siguientes raíces griegas:


La palabra etnomalacología está formada con ethnos, cuyo significado es gentes, pueblos o raza humana, y de malacologia que es una rama de la zoología y que se dedica al estudio de los moluscos. Por lo tanto, el significado de etnomalacología es el que concierne al estudio de las conchas y caracoles de procedencia arqueológica sean estos de uso ornamental o utilitario.

La etnomalacología es la rama de la arqueología especializada en el estudio de las conchas y caracoles de procedencia arqueológica. O sea que han sido modificadas por obra del ser humano. Para establecer a los materiales malacológicos como artefactos de procedencia humana, se debe demostrar su origen, y comprobar que estos fueron modificados por los seres humanos, o probar que fueron almacenados en cantidades las cuales no podrían haber ocurrido de una forma natural, ya que este almacenamiento a gran escala debió ser para su uso simbólico. A menudo, el material conquiológico ha sido desplazado a un tercer o cuarto lugar, y la atención prestada a este en la mayoría de los casos ha sido mínima o nula si bien le va. Esto a causa de que en la mayoría de las investigaciones arqueológicas, este tipo de materiales ha sido considerado dentro de los apartados "Misceláneos", estos guardan grandes sorpresas que nunca son descubiertas por una falta de interés por parte de los investigadores. Esto debido a que en la mayor parte de las investigaciones hechas hasta la fecha, este tipo de estudio no se encontraba contemplado, ya que para poder llevarlo a cabo, es necesario abarcar dos campos científicos muy particulares:

  1. El biológico
  2. El arqueológico / etnomalacológico
Se nos ha enseñado que dentro del quehacer arqueológico, se deben estudiar los restos materiales (La Cultura Material), dejados por las sociedades pasadas, para así tratar, de alguna manera, de reconstruir los procesos de trabajo y la forma de vida empleados por nuestros antepasados para su supervivencia y desarrollo social.

En casi todos los casos, los arqueólogos se han limitado a considerar a estos materiales como desechos alimenticios y en muy pocas ocasiones han ofrecido descripciones muy específicas sobre el consumo de dichos materiales como elementos con fines particularmente estéticos, rituales y/o simbólicos; lo cual ha convertido a la concha y caracol en unos objetos sagrados y preciosos a través de todas las culturas humanas alrededor del mundo y que comprenden todas las fases de la historia humana.

En las excavaciones arqueológicas llevadas a través de todo el mundo se descubren cantidades de conchas y caracoles de procedencia marina, que pueden ser identificadas y se les conoce como "auto morfas", estas en adición a los restos marinos de otras formas de vida. Un gran número de artefactos elaborados a partir de conchas y caracoles marinos, terrestres así como lacustres han perdido su forma original, y se les denomina "xenomorfos". Se ha considerado que el mar, los ríos, lagos y lagunas así como la tierra han jugado un papel de gran significado en la vida de nuestros antepasados. Dicho papel era múltiple, que los animales marinos, a partir de su presencia tan frecuente en tumbas y "caches", ceremoniales y otro tipo de representaciones, eran de suprema importancia en la vida ceremonial. Los peces y los moluscos también parecen haber sido usados como una fuente muy importante de alimentación.

Mucha de la joyería (ornamental) y artefactos (utilitario) encontrados en los sitios arqueológicos fueron elaborados de diferentes especies de moluscos, y no podemos dejar a un lado la conclusión de que nuestros antepasados alrededor del mundo, al igual que nosotros de hoy en día, recolectaban todo tipo de conchas y caracoles sin ningún valor de uso, y por la belleza de los mismos. Cabe mencionar que las formas y maneras de la recolección de los moluscos así como su uso e intercambio local y a larga distancia variaban grandemente de período a período de la historia.

A causa de la gran variedad y cualidades naturales, tamaño, color, dureza, belleza, etc., así como los diferentes hábitats en que se pueden encontrar las conchas y caracoles, estos tuvieron un uso muy amplio dentro de las culturas mesoamericanas. El uso que más se les dio a las conchas y caracoles fue el ornamental, aunque en un segundo término también lo fue el utilitario, es probable que las gentes hicieran provecho de estas, a causa de sus formas, colores y la facilidad con la cual estas podían ser modificadas. Hasta la fecha resulta difícil poder arribar a una conclusión del porqué de este fenómeno, el cual podría ser causado por la belleza del material conquiológico o la cercanía de este, al agua y de las relaciones simbólicas entre ambas.

Más tarde el ser humano parece haber descubierto la necesidad de modificarlas para así obtener nuevas formas y diseños, a partir de las formas naturales. Con esta necesidad debió surgir el artesano-comerciante, el cual probablemente tenía su taller muy cercano a los lugares de obtención de las materias primas en donde podía abastecerse del material necesario con una mayor facilidad. Entre los pueblos que habitaron Mesoamérica fue el entorno natural el que jugó un papel de gran importancia para que estas comunidades seleccionaran el lugar donde levantarían sus asentamientos. Dichas comunidades tomaron en cuenta el medio ambiente a fin de poder aprovechar al máximo los recursos a su alcance, para así explotarlos con eficiencia y seguridad que esto por lo tanto les brindaba, para satisfacer sus necesidades básicas. La obtención de los moluscos supone una serie de actividades muy especializadas, lo que implica un amplio conocimiento del ambiente dentro del cual se desarrollan este tipo de animales. Es muy posible que existiera un grupo especializado de "buzos de la concha", quizás los pescadores mismos de la región quienes al tener un conocimiento del nicho ecológico, en donde se localizaban las especies más favorecidas, fuesen los encargados de suministrarlos a los artesanos. Ya sea, por que estos obtuvieran directa o indirectamente la materia prima o ellos mismos se dedicaran a la producción, alcanzando así, en la mayoría de los casos, un objeto totalmente diferente a partir del material original. Y para que esto sea posible, el artesano - especialista debe seguir un orden sistemático para la elaboración de dicho objeto.

- Gracias: Ricardo Antonio Valladares Villacorta


La etnomalacología se denomina más frecuentemente arqueomalacología. En concreto el consumo y uso de conchas con diversos empleos (alimenticio, instrumental y ornamental), remonta claramente en Europa al Paleolítico Superior (entre el 40.000 y el 12.000-10.000 a.C.). El uso ornamental generalizado y no esporádico de las conchas para abalorios y distintos adornos se da de manera ampliamente documentada en el periodo Gravetiense (entre el 30.000 y el 20.000 a.C.), en que aparecen numerosos restos entre los elementos líticos en diversas cuevas en las zonas de Francia y norte de España. Después, en el Epipaleolítico o inicios del Mesolítico (hacia el 10.000 a.C.), extensos concheros hallados en todo el norte de España evidencian la existencia de culturas basadas en gran medida en el fuerte consumo y uso de moluscos.

Esta disciplina no sólo nos aporta el conocimiento de lo que consumían estas culturas y de las tecnologías que empleaban en torno a esas conchas empleadas a veces como utensilios o adornos. También nos proporciona el conocimiento de las especies de moluscos existentes o mayoritarias en el nicho ecológico en esos remotos momentos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.