Etimología de CEREBELO

CEREBELO

El cerebelo es la parte del encéfalo situada atrás de la médula y debajo de la porción posterior del cerebro; consta de dos hemisferios unidos por una estructura llamada vermis (por su aspecto de verme o gusano). Además de otras funciones, coordina los movimientos musculares voluntarios, y el estado de equilibrio corporal.

Cerebelo, proviene del latín clásico cerebellum (literalmente "cerebro pequeño", ya que su masa es de unos 135 gramos, el 10% de la del cerebro); término formado por cerebrum, 'cerebro', más el sufijo diminutivo -ellu(m), 'pequeño', que también vemos en haustellum (haustelo), 'pequeña estructura bucal para succionar líquidos como sangre, savia, néctar, etc., propio de muchos artrópodos', como puede leerse en la entrada 'haustelo' de este diccionario.

Cerebrum y su diminutivo cerebellum, son voces latinas que probablemente provienen de la raíz indoeuropea *ker-2-, con el significado de 'cuerno, remate superior del cuerpo, materia córnea, cabeza', que es un radical muy prolífico, ya que de él provienen muchos términos, de los que solamente citaremos los siguientes: srngam (cuerno), en sánscrito. En griego: kraníon, que nos dio cráneo, acrocránea, hemicraneal y hemicránea; kórymbos, 'cumbre, racimo, de donde procede corimbo, cierto tipo de inflorescencia; krános, 'casco'; koryphé, 'cima, cabeza' que originó corifeo (véase en este diccionario). En latín: cervus, nombre que se debe a que tiene cuernos, que originó ciervo; cornu (cuerno), de donde capricornio, cuerno y cornículo; cervix (cuello), de donde proviene cervical, cerviz y cervix o cuello uterino; cerebrōsus, 'de mala cabeza, loco'.

El sufijo diminutivo -ellu(m), -elo, en español, se encuentra formando parte de muchas palabras, por ejemplo, organelo, 'pequeño órgano celular, como una mitocondria; libelo, escrito donde se denigra a alguna persona o libro pequeño; escutelo (scutellum, pequeño escudo en latín), escudo o escama pequeña, como una pieza endurecida de la porción dorsal del tórax de un insecto, o las escamas del tarso de las aves; pedicelo, escalpelo, ocelo, etc.

En realidad, cerebelo (cerebellum), es un término latino que empezaron a utilizar los traductores de las obras del médico griego Galeno (130-200 d.C.), quien lo denomina (en griego) parenkephalis, término que al parecer fue acuñado unos 530 años antes por el médico y anatomista Herófilo de Calcedonia (335-280), al que muchos consideran como el padre de la anatomía, pues realizó numerosas disecciones de cadáveres humanos, así como vivisecciones, describiendo detalladamente las estructuras del encéfalo y otras regiones anatómicas.

El vocablo cerebellum (pequeño cerebro) lo podemos ver en las obras de los escritores romanos: Celso (25 a.C.-50 d.C.), Plinio el Viejo (23-79 d.C) y Suetonio (70-126 d.C.).

En la primera parte de la obra escrita en español del siglo XVI, LOS TREYNTA Y CINCO DIALOGOS FAMILIARES DE LA AGRICVLTVRA CHRISTIANA, de Fray Juan de Pineda. Salamanca, España. (1589), se puede leer "Nota más Galeno, que la parte trasera del cerebro, llamada Cerebelo, diminutivamente, por ser menor que ambas juntas, las delanteras*, y aunque el ventrículo cuarto dicho: se llama entre los griegos parēncephalis, nombre impuesto por el médico Herófilo, y la parte delantera se quedó con el nombre de cerebro". En este pasaje de la obra se confirma la autoría de la acuñación del helenismo parēncephalis, que después fue traducido al latín como cerebellum. En la literatura médica moderna, cerebellum (que pasó al inglés inalterado), cerebelo en español, parece que está documentado desde 1565.

* Seguramente se refiere a los dos hemisferios cerebrales.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.