Etimología de CEREZA

CEREZA

La palabra cereza viene del latín cerasium. El latín lo tomó del griego κεράσιον (kerasion). Según Plinio, (Historia Natural, 15, 102), el cerezo fue importado a Roma desde la ciudad de Kerasos por Lucio LicinioLúculo (c. 118-56 a. d. C.). Kerasos era un pueblo junto al Mar Negro. Hoy se llama Giresun y es parte de Turquía.

San Isidoro, nos cuenta la misma historia en Etymologiarum libri XX (17, 7):

Cerasus a Ceraso urbe Ponti vocata. Nam Lucullus cum Cerasum civitatem Ponti delesset, hoc genus pomi inde advexit et a civitate cerasium appellavit.

Cereza viene de Kerasos ciudad de la costa de Ponto. Cuando Lúculo destruyó la ciudad de Kerasos, se trajo este tipo de árbol frutal y la llamó cerasium por el nombre de esa ciudad.


La palabra cereza viene exactamente del latín vulgar ceresia, variante atestiguada, que no es más que una variante de las diversas existentes en latín para este fruto que son cerasium, cerasa, cerasum y cerasus, mientras el árbol, el cerezo, siempre se llama cerasus. Parece que puede venir más que de κεράσιον, de κέρασος, que es la forma que tenemos atestiguada en griego en Jenófanes de Colofón (entre el s. VI y V a.C.) pero en realidad los griegos no parecen conocer muy bien ese árbol si no es por contacto con el Ponto y su mundo colonial, ni cultivarlo especialmente, pues aparece muy poco citado. La forma κεράσιον más bien parece tardía y se da en Dioscórides y Ateneo de Naucratis, es decir a partir del s. II d.C. En cambio en latín las formas cerasus y cerasum aparecen ya en Varrón en el s.I a.C., cerasa se da por primera vez en Hyginio en torno al cambio de era, luego son ampliamente usadas estas formas por Columela, Celso y Plinio, y finalmente aparece la variante cerasium en el s. II d.C. Una tradición trasmitida desde Plinio a Isidoro de Sevilla dice que fue el cónsul romano Lúculo en la guerra con Mitrídates del Ponto, allá por los años 80 del s. I a.C., quien descubrió los árboles de cerezo en florecientes plantaciones en los alrededores de la ciudad de Cerasus (en griego Κερασους), una ciudad colonial del Ponto a las orillas del Mar Negro, y se llevó inmediatamente árboles a Italia, desde donde los romanos lo difundieron inmediatamente a todo el occidente. Tertuliano en cambio que vivió unos 400 años antes que Isidoro, allá por la segunda mitad del s. II d.C., afirma que fue Cneo Pompeyo el que trajo esos cerezos y los difundió inmediatamente por Italia desde donde saltaron al resto del imperio. En cualquier caso ambos coinciden en situar el hecho por los inicios del s. I a.C. No podemos saber qué es lo exactamente cierto, pero lo que si es verdad es que Catón, que vivió entre el s. III y II a.C., en su tratado de agricultura no habla de los cerezos y las cerezas, en cambio Varrón en el s. I a.C. ya los incluye como frutales y frutos habituales.

Chantraine piensa que frente a ciertas especulaciones con una raíz micénica similar, κέρασος es un término prestado, minorasiático como el árbol y como el nombre de la ciudad a la que se atribuye popularmente su origen.

En cualquier caso del latín ceresia vienen tanto cereza, como el francés cérise, el catalán cirera, el italiano ciliegia, el portugués cereja, el inglés cherry, etc.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.