Etimología de CUCO

CUCO

Es rarísima la palabra cuco la cual se refiere al ser temido por los niños. Ese que se esconde detrás del armario, o bajo la cama y al que imaginamos frecuentemente con la apariencia de un bulto negro, a primera vista podría relacionarse con la palabra cuckoo en inglés, pero es nombre de una avecilla. A riesgo de que exista otra etimología, me aventuro a pensar en un celtismo sobreviviente del gallego (hay varios préstamos gallegos en Chile que se han institucionalizado como nombres de pueblo, lugares, usos hasta el punto en que se ha olvidado su origen). Si no existiese otra etimología de cuco, que no sea la idea de un vocablo nacido de forma infantil por su carácter onomatopéyico. Mi idea es que deriva del celta cucullos capucha, en celta antiguo cucullâtis "encapuchado", cucullânos que capucha porta, ya deformado simplemente como cuco o kúko. Encapuchado por la apariencia que posee.

- Gracias: Awskaros


El Cuco y el Coco son sinónimos, según el DRAE (en España se le llama más frecuentemente el Coco y en México Cucuy).

La etimología que propone la Academia coincide con Awskaros en la procedencia portuguesa, habida cuenta de que gallego y portugués son variantes del mismo idioma, pero le da otro origen: "Del port. côco, fantasma que lleva una calabaza vacía, a modo de cabeza". Al coco1, que es el fruto de la palma cocotero, le da la etimología de este Coco fantasma, al que llama coco2, y lo explica así: "De coco2, porque la cáscara del fruto con sus tres agujeros semeja una cabeza con ojos y boca, como la de aquel fantasma infantil".

- Gracias: Joaqu1n


Según Corominas1, los compañeros de Vasco de Gama nombraron al fruto (coco) en la India en 1500 por el aspecto que este tenia a la máscara de fantasma usadas para espantar niños. Corominas también dice que coco (figura fantasma que mete miedo a los niños) es una "voz infantil de creación expresiva". El DRAE, coincide indicando que la segunda acepción de coco (coco2) es onomatopéyica, del latín tardío cucus, y el griego κόκκυξ (kokkiuks).

Awaskaros tampoco estaba mal en asociar a cuco con el inglés cuckoo, que se refiere al pájaro cuclillo, el mismo que aparece en los relojes cucú. Esta palabra también viene de esta misma voz onomatopéyica (por el canto loco de estos pájaros: cu, cu, cu..), a través del latín cuculus.

Otras palabras de esta voz onomatopéyica, cucus, incluyen: cuca y cucaracha.

Fuente:

  1. Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana, Joan Corominas. Editorial Gredos. Tercera edición. 1973

En cualquier caso, el latín cucullus es un préstamo galo (capucha) es su significado. Esta palabra se relaciona con una raíz indoeuropea cuya interpretación céltica es en *ke-k-, piel o cuero, o quizás también carne, de hecho *kikiâ en galo es la palabra para carne (además del más cercano para nosotros *karnaios, por estar emparentado con la palabra carne de nuestra lengua), el sufijo -âtis, -atis (variante), significa que se comporta como, así *dêwitâtis se interpreta en celta como sacerdote, además nemetos, sagrado, nemetâtis divino, en el sentido de hombre santo o sacerdote elegido por los dioses, este -âtis/-atis, por supuesto, se emparenta con el sufijo equivalente del latín.

Si la voz no procede de la fruta, sino que es al revés, es posible que sea una onomatopeya imaginaria, o sea, aplicada sobre algo imaginario (espero por dios que el cuco efectivamente sea sólo imaginario), lo que es sospechoso es que justo venga del área galaico-portuguesa en donde se mantuvo más tiempo una identidad céltica aunque algo alterada. Debo añadir que en Asturias y Galicia existía una costumbre (que me narró mi abuela paterna hija de vasco con asturiana) en donde para el día de los muertos en las zonas apartadas del campo galleo y astur se colocaban velas dentro de los cráneos de vacas como de otros animales para espantar a los espíritus, una costumbre que aun se mantenía en el siglo XIX, pero que fue combatida por la iglesia, esa costumbre me recuerda al Samhain irlandés, el Halloween original (ver foto de la cabeza de calabaza de Jack O'Lantern abajo), también la representación de los fantasmas infantiles en Europa Occidental es tipológica, diferente por ejemplo a los mitos de otras partes de Europa, y los seres tipo bulto y enmascarados o del tipo de nuestro clásico cuco son comunes en el mundo celta, y mucho también en el mundo romano, en que figuras encapuchadas pueden representara un ser superior (un sacerdote), como a algo indeterminado a lo cual se ha de tener (un demonio en el sentido moderno de la palabra).

Jack O Lantern - Calabaza de Halloween

Para dejar una muestra control, y mostrar las diferencias, en el mundo báltico los terrores visuales son un poco diferentes; por ejemplo charcos de agua en un bosque, como puertas y trampas que llevan a una persona a la tierra de los muertos, o bosques o árboles que devoran a la gente como en el mundo eslavo-central, entre los checos.

- Gracias: awskaros


Según Pokorny, la raíz indoeuropea de cucullus (capucha) es *(s)keu-2- (cubrir, envolver). Esta daría palabras como culo y coño. Cuculla no era una capucha común y corriente, sino que se usaba principalmente por los magos, esos que asustaban a los niños con sus hocus pocus. Según Vasmer, palabra latina dio las palabras кукла (cucla) en ruso y κοῦκλα (coucla) en griego. Ambas significan "muñeca".

Pero la palabra cuco no viene de cucullus, sino que está emparentada con cucus y su diminutivo cuculus (pájaro cuco), esta es una voz onomatopéyica.

Halloween-Aidan-2008



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.