Etimología de CRUJIR

CRUJIR

La palabra crujir remonta a los viejos barcos holandeses del siglo XVI. Esos hechos de madera que uno puede oír crujir desde su camarote cuando está en alta mar. Ese crujido es contagioso y hace crujir los dientes. La palabra crujir viene del neerlandés kraken y este de una raíz germánica onomatopéyica crac que dio Krachen en alemán, crack en inglés y crakke en danés.

El neerlandés es un idioma germánico occidental que se habla en los Países Bajos (al nivel del mar) desgajado del bajo alemán, rama del tronco lingüístico germánico, tronco germánico que también dio lugar al alto alemán (alemán antiguo que dio lugar al alemán actual). Lo hablan los holandeses y los flamencos del norte de Bélgica. En el siglo XVI, los países bajos se independizaron de España. Holanda estableció su capital en Amsterdam y desarrolló una nueva clase de embarcaciones ligeras y gran capacidad de carga. Con estos nuevos buques, se convirtió en un gran poderío comercial naval. Por eso nos llegan varios términos marinos del neerlandés, como por ejemplo: babor, bauprés, corbeta, demarrar, dique, duna, estribor, filibustero, flete, pólder, y tinglado. Estos navegaban tanto, que a veces se enfermaban. De ahí la palabra escorbuto.

Del neerlandés también nos viene: berbiquí, brandy, cabaret, crujir, duna, flamenco, garlopa, macarra, maniquí, placaje y rebenque.


La etimología de crujir se considera incierta, pero desde luego lo que está completamente rechazado es la hipótesis de un origen origen germánico del verbo, pues krachen fonéticamente jamás puede dar crujir. El verbo crujir existe en castellano, catalán e italiano, y se presenta también en galorromance. Como muy bien señala Corominas hay un verbo del latín tardío cruscire que aparece en el s. VIII con el valor de crujir los huesos y que Du Cange recoge en el latín medieval con el valor de crepitar. Este es el origen más probable y fonéticamente justificado de nuestro verbo crujir. Lo que se discute es el origen de ese cruscire latino que probablemente sólo haya que buscar en una vieja onomatopeya del crujido generada en el propio latín. También es posible una relación de este verbo con la palabra latina crusma que se refiere a ciertos sonidos de los instrumentos de cuerda, palabra que es préstamo del griego κροῦσμα (golpe, sonido de un golpe, acción de golpear un instrumento de cuerda con un plectro). Este nombre se deriva de un verbo griego κρούω ("krúo") que significa chocar, golpear, hacer resonar o golpear las cuerdas de un instrumento con el plectro.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.