Etimología de CTÓNICO

CTÓNICO

El adjetivo ctónico es un tecnicismo de la antropología, la religión y la mitología antigua. Viene a ser sinónimo de subterráneo, profundo, del inframundo, aunque propiamente significa "perteneciente a la tierra profunda". Es un derivado, con el sufijo griego de relación -ico, de un vocablo griego, sobre todo de carácter poético, χθών, χθονός ("chthón, chthonós") que significa tierra, incluso región y comarca (de ahí autóctono: que es de la propia tierra, nacido de la tierra), pero que sobre todo designa a la tierra como suelo y en su aspecto interior, profundo y subterráneo, por oposición a γῆ ("ge"), Gea, la tierra en su exterior y como planeta. Los romanos también tenían un vocablo particular, aún más específico, para referirse a la profundidad de la tierra, que era tellus, telluris, de donde derivamos telúrico, pero mientras telúrico se emplea más en geología (fuerzas telúricas, fenómenos telúricos), referido a deidades y creencias de los pueblos, aunque puede emplearse telúrico, se usa mucho más el vocablo griego ctónico.

Las divinidades ctónicas y los cultos ctónicos son de gran antigüedad en el Mediterráneo y remontan probablemente al Neolítico. Tienen que ver con la regeneración de la vida y la agricultura y se vinculan también en buena medida a la ultratumba y al mundo subterráneo del más allá. Son especialmente frecuentes en Asia Menor. Estas deidades y cultos luego son heredados por griegos y romanos. Por ejemplo Hécate es una divinidad ctónica, Perséfone también lo es y tienen siempre carácter ctónico los monstruos quiméricos de la mitología. Las divinidades ctónicas son numerosas y se distinguen de las celestiales o superiores (del mundo alto), en que la mayoría de las ctónicas carecen de auténticos templos, sus rituales y sacrificios se hacen en hoyos sobre la tierra y con animales negros, y muchas ni siquiera reciben un verdadero culto, sino que son objeto de rituales apotropaicos. Algunas divinidades ctónicas sin embargo, viejas diosas-madre de la fertilidad, sí reciben un culto complejo y concreto, relacionado con la fertilidad de campos y seres humanos, como el culto ateniense de "las dos diosas" (Deméter y Perséfone, una de la agricultura y su hija de la semilla), ambas de carácter ctónico.

La palabra χθών, χθονός tiene bastantes paralelos indoeuropeos, lo que ha llevado a postular una raíz indoeuropea *dhghem- (tierra) a la que estaría asociada. A esta raíz se vincula también en latín el vocablo humus (tierra, suelo), de donde humano, humanidad, humanoide, humilde, inhumar, exhumar y trashumante, y asociado a él el término homo, hominis (hombre, ser humano), de donde hombre, hombría, homenaje, homínido, hominoideo y homicida.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.