Etimología de CONTEMPORÁNEO

CONTEMPORÁNEO

La palabra contemporáneo viene de componentes léxicos latinos y signica "a la par en el tiempo". Sus componentes léxicos son el prefijo con- (junto, a la par), tempus (tiempo) y el sufijo -aneo que indica pertenencia o relación.

Nos referimos al Arte Contemporáneo como el arte creado en la Edad Contemporánea.

A su vez, nos referimos a la Edad Contemporánea como el periodo desde la Revolución Francesa hasta la actualidad. En este periodo (227 años, pues la Revolución Francesa estalló en 1789) la humanidad escarmentó notorios cambios demográficos, ya concluidos en los llamados países de primer mundo y aún en curso para los países subdesarrollados y recientemente industrializados. Cabe decir que en este periodo el hombre superó los límites que le imponía la naturaleza y esto ha contribuido a generalizar toda clase de productos y que ahora todo se consiga en un supermercado. Por una parte, se ha elevado el nivel de vida del humano a una forma que antes ni se imaginaba y por otra parte las diferencias entre las clases sociales se han aumentado y se han agudizado las condiciones ambientales, dejando a futuras generaciones incertidumbres medioambientales.

- Gracias: Etimologo


Hay que precisar que el adjetivo contemporáneo viene exactamente del latín contemporanĕus, adjetivo del latín imperial que encontramos atestiguado a partir del gramático Aulo Gelio (s. II d.C.) y luego ya muy frecuente en latín tardío y medieval. Alterna esta forma con otra del mismo significado que es contemporalis, pero fue contemporanĕus la que más éxito acabó teniendo y quedó en nuestras lenguas. Uno y el otro, uno con un sufijo de relación -aneus y otro con -alis, se derivan del verbo latino contemporāre (ser de la misma época o tiempo), formado con el prefijo con- (conjuntamente, idea de confluencia o encuentro, globalmente) y la raíz de tempus, tempŏris (tiempo, momento, ocasión propicia, estado temporal en un momento determinado).

El sentido originario de tempus remite más bien a una noción instantánea o de fracción considerada en la línea temporal, frente a vocablos latinos como aevus o aetas que remiten al tiempo en su extensión durativa. Así incluso tempus puede tener el valor de estación del año, momento, época, y su noción acaba relacionándose incluso con el estado atmosférico en un determinado momento de la climatología de un lugar. La raíz latina muestra una alternancia vocálica tempus-/tempes-, pero además, por efecto del rotacismo, se nos presenta con las variantes tempor-/ temper-. Así tenemos infinidad de derivados como temporal, intemporal, intempestivo, tempestad y tempestuoso, contemporáneo, extemporáneo, atemperar, etc.

Si bien Ernout y Meillet no ven paralelos claros para este vocablo, Pokorny lo relaciona con otro vocablo latino diferente tempus, temporis, que significa sien, y de donde procede la denominación del hueso temporal en el cráneo. Este tempus, temporis (sien) suele ser relacionado con una raíz indoeuropea *temp- (extenderse, expandirse, estirar) como puede verse en Roberts-Pastor. Pokorny en cambio vincula los dos vocablos tempus a esta raíz *temp-, justificando que la noción de tempus sería la de "extensión", no en el plano espacial, sino en el plano temporal, lo cual parece contradecirse con la noción primitiva de tempus en latín, que, como hemos explicado, no es exactamente durativa y extensa, sino puntual o fraccionaria.

Por otro lado decir que en la Edad Contemporánea las diferencias entre las clases sociales se han aumentado es completamente falso. La revolución francesa y las subsiguientes revoluciones burguesas que la siguieron acabaron con el ordenamiento jurídico feudal y la sociedad estamentaria, en que las diferencias entre clases sociales eran brutales porque entre otras cosas no sólo eran económicas, sino de carácter jurídico, y la ley no daba los mismos derechos de entrada a las personas. Las clases sociales se han acercado y mucho, aunque sigamos viendo diferencias económicas enormes. Lo que sí ha aumentado la industralización y el desarrollo son las diferencias entre los países desarrollados del primer mundo y los del tercer mundo, precisamente porque estos últimos siguen en condiciones de desarrollo propias del antiguo régimen y aún empeoradas por demografías más altas.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.