Etimología de CANDIL

CANDIL

La palabra candil procede del árabe andalusí qandîl (lámpara), que en árabe clásico es qindīl. En realidad esta palabra es de origen latino, lo que sucede es que muy probablemente el árabe la tomó en oriente del griego κανδήλη ("kandele") o κανδῆλα ("kandela"), formas que son el resultado de un préstamo del latín en el griego. En efecto el griego de época imperial romana lo tomó del latín candela (candela, vela). De candil derivamos encandilar y zascandil.

De la palabra latina candela nos llega también candela y candelabro. Este vocablo se forma con un viejo sufijo instrumental -la sobre la raíz de los verbos candēre (estar inflamado, brillar, ser blanco y brillante) y candĕre (inflamar, hacer que algo brille)

De la raíz de los verbos candēre y candĕre se derivan muchas palabras latinas que dan lugar a nuestros vocablos candente, cándido, candidato, candor, excandecer, incandescencia, incendio, incienso, encender, etc. Se vinculan estos verbos latinos a la raíz indoeuropea *kand- (brillar)

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.