Etimología de CANTIGA

CANTIGA

La palabra cantiga designa a un género poético, a un tipo de composición propio de la poesía medieval, destinada a ser cantada, y es característica especialmente de la literatura galaicoportuguesa, y que por gallega pasa también al castellano. Hay muchos tipos de cantigas: de amor, de amigo, de escarnio, religiosa… El género parece nacer a finales del s. XII y su cultivo se prolonga hasta el XIV-XV.

La palabra cantiga, que también tiene la variante esdrújula cántiga, aparece en el diccionario de la RAE como de etimología discutida, bastante inexplicablemente, lo cual sólo se entiende por un excesivo servilismo a los reparos de Corominas. De entrada, es lógico pensar que la palabra procede del gallego, en que desde antiguo tiene dos versiones: cantiga y cántiga. De estas, la primera es la que a Corominas le parece la originaria y entonces rechaza de plano lo postulado por la etimología tradicional, que es que la forma vendría del latín cantĭca (cantos, cosas cantadas), plural neutro de cantĭcum, que como tantos plurales neutros acabaría siendo tomado por un singular femenino. En este caso con una regular sonorización la gutural intervocálica en g. Pero claro, lo que no se explica Corominas es que no haya habido síncopa en esta forma esdrújula latina y el cómo se ha producido este cambio acentual de esdrújula a llana. Y como en los casos en que no entiende algo, Corominas empieza a dar rienda suelta a su imaginación, intuyendo un posible vocablo céltico con una raíz *cant- que como en el latín evocara el canto. Es tan evidente su desvarío que la Academia no lo recoge, pero igualmente influenciada por el prestigioso etimólogo, tampoco se atreve a intentar relacionar el vocablo con su más que obvia familia etimológica latina.

Hay dos cosas que Corominas parece ignorar o soslayar. La primera es que el galaicoportugués, igual que el italiano (este masivamente), mantiene formas en que la síncopa no ha operado, lo que además es más evidente en ambientes semicultos como los que han producido estos géneros poéticos. Pero sobre todo parece ignorar Corominas la existencia de un verbo bien atestiguado del latín tardío y medieval canticāre, frecuentativo de cantāre, muy bien testimoniado precisamente en la literatura latina del s. XII, como por ejemplo en la obra de Ruperto de Deutz. Este verbo sin duda, sin necesidad de síncopa alguna, daría en la lengua romance, en una forma semievolucionada, *cantigar, de donde, por derivación regresiva, con toda normalidad se obtendría un sustantivo cantiga, por supuesto de acentuación llana. Aunque por la influencia del latín cantĭca (> cántiga), surgiría sin duda la variante esdrújula. La explicación etimológica no tiene mayor complejidad.

El verbo canticāre es derivado de cantĭcum, y éste un derivado de cantus, sustantivo de efecto o resultado del verbo canĕre (cantar, emitir un sonido, recitar y celebrar), del que se generan palabras como canoro, canto, acento, encantar, incentivo y vaticinar. Este verbo se vincula a una raíz indoeuropea *kan- (cantar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.