**

Etimología de TORÁ

-
-

TORÁ

La palabra Torá viene del hebreo "Torah" (תורה). Define a los 5 primeros libros de la Biblia Hebrea o Pentateuco. Según los religiosos fueron escritos por Moisés por inspiración divina. Los críticos de la lengua dicen que fueron escritos por varios autores en sucesivas épocas y a veces, se identifica alguna creación colectiva.

La palabra "torá" viene de "oraá" enseñanza, instrucción. En ciencia se utiliza el mismo término como "teoría".

Más allá del debate, es un libro que casi nadie en el mundo ignora o desconoce. Desde el Génesis que trata de explicar la Creación, hasta el Deuteronomio. Estos nombres son griegos. En hebreo se suelen nombrar por las primeras palabras del texto:

Genesis-Bereshit (En el principio)

Éxodo-Shemot (Nombres)

Levítico-Veikré (Y llamó)

Números-Bemidbar (En el desierto)

Deuteronomio-Devarim (Cosas)

Para los judíos esto compone lo que llaman La Ley. Dentro de estos textos estan los 613 mandamientos que deben cumplir. Algunos son negativos (no matar, no robar) y otros son positivos (ayudar a la viuda, ayudar al pobre).

A Moisés se lo venera como el Gran Legislador. Se lo suele nombrar como "Moshé rabenu" (Moisés, nuestro maestro).

No se debe confundir con la palabra "Tanaj" ya que esta comprende todos los libros incluyendo los 5 primeros o "Torá" y hay otros 19 más. El Tanaj es lo que llamamos el Antiguo Testamento.

Una Torá verdadera viene en dos rodillos. Se va desenvolviendo uno y se enrolla en el otro.

Existe también la Torá Oral que es la que se pasa de padres a hijos o de maestro a discípulo. Increíblemente se saben de memoria la Torá y los comentarios e interpretaciones de cada una de sus enseñanzas o normas de conducta. La estudian y discuten toda la vida.

A fines de septiembre o principios de octubre se celebra "Simjat Torá" (la alegría de la Torá). En esta fecha sitúa la tradición que recibió el pueblo de Israel la Torá. En la época actual se conmemora también el fin del ciclo de estudio y el comienzo de uno nuevo. Los religiosos salen a la calle con los rollos de la Torá y bailan con ella músicas tradicionales según sus países de orígenes.

- Gracias: embelek


La palabra tora viene del hebreo תּוֹרָה tōrāh, nombre de la acción del verbo הוֹרָה hōrāh que significa "mostrar, indicar" porque es la forma causativa (llamada con el tecnicismo gramatical hebreo hifˁil) de una raíz {w/y-r-w/y} que dio el verbo hebreo יָרָה yārāh "lanzar, arrojar, tirar". Esta raíz semítica produce palabras como el asirio-babilónico ārū "guía, jefe" o tērtu "ley", el arameo ܐܘܪܝ / אוֺרִי ˀōrī "enseñar" o el amhárico warē "información". Con estos indicios no es extraño que el verbo hebreo הוֹרָה hōrāh, de haber significado el causativo de "lanzar, tirar" que es "enderezar/corregir/apuntar el tiro" y de ahí "mostrar, indicar" pasase a cobrar el sentido de "dirigir, enseñar, instruir", con lo que la palabra תּוֹרָה tōrāh acabó significando "instrucción, enseñanza, doctrina" y se especializó en la religión judía como el nombre por antonomasia de "la ley", es decir "la Ley de Moisés". En arameo la tora se llama ܐܘܪܝܬܐ ʔūrōyətō "la enseñanza", derivado autóctono del mencionado ܐܘܪܝ /אוֺרִי ˀōrī"enseñar", pero en árabe se ha adaptado el hebraísmo en التوراة at-tawrā(t).

No es la Biblia completa que los cristianos llaman "Viejo Testamento", sino solo los cinco primeros libros llamados del Pentateuco, únicos que desde la Antigüedad reconocen como canónicos los judíos de la secta de los samaritanos. La Biblia completa para los judíos no samaritanos es el conjunto formado por los libros del Pentateuco (תּוֹרָה tōrāh "la ley"), los libros proféticos (נְבִיאִים nəiˀīm "los profetas") y los libros sapienciales (כְּתוּבִים kətūīm "los escritos"), para los cristianos evangélicos y muchos otros tipos de protestantes la Biblia es igual, pero para los cristianos católicos y los ortodoxos se incluyen otros libros que figuraban en los textos hebreos que tradujeron al griego en Alejandría durante la época helenística los Setenta (la "Septuaginta") y que se llaman deuterocanónicos (de "segunda norma") por oposición a los primeros, llamados protocanónicos (de "primera norma"). A estos libros deuterocanónicos (siete: Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc, Macabeos I y II y ciertas partes de los libros de Daniel y Ester) los judíos modernos y los protestantes no los consideran canónicos, pero los católicos los sacralizaron en los concilios de Ferrara-Florencia (1438-1442) y Trento (1545-1563) y anatematizaron a quienes lo discutieran. Aún hay quienes han metido más libros, pues los cristianos de rito copto incluyen también en su Biblia los libros de Henoc (o Enoc) y el de los Jubileos, considerados apócrifos por todos los demás, aunque se han encontrado fragmentos de ellos en los manuscritos de Qumrán.

Por eso cuando se hacen sinónimos la Tora y la Biblia se comete una incorrección, pues la Biblia incluye la Tora, pero la Tora no incluye la Biblia, es solo una parte de ella, la quinta parte según los judíos, mucho menos según los cristianos de rito católico y muchísimo menos según los de rito copto abisinio.

Al español la palabra le llegó desde las transcripciones del latín bíblico y por eso se acentúa llana, aunque últimamente se ha puesto de moda acentuarla aguda torá, a la manera de los judíos sefardíes. Lo que no ha arraigado tanto en español es terminar la palabra por hache, como torah, que es la forma más usual en otros idiomas.

- Gracias: Joaqu1n



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T

U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 10.018) añadidas al diccionario:
taxón   conciso   púchica   repeticuá   kirsch   rinencefalia   miéchica   alectoria   cirio   cera  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
preciso   pucha   apóstol   mecóptero   cinegético   choto   falacia   chimenea   cecina   calima  
Último cambio: Jueves, Diciembre 18 17:07 MST 2014