Etimología de TUYA

TUYA

La palabra tuya designa desde antiguo a un árbol del grupo de las coníferas, concretamente de la familia de las Cupresáceas, originario del norte de África, llamado científicamente primero Thuia articulata y definitivamente Tetraclinis articulata, por haber sido incluida en el género Tetraclinis, y aunque curiosamente es este el árbol que se llamó tuya y que da nombre a todas las tuyas, hoy el género Thuia incluye propiamente a varias especies de cupresáceas de mayor talla, unas originarias de Norteamérica y otras del este de Asia.

El nombre fue reconstruido de manera cultista a partir de su nombre griego θυία ("thuia"), pues en latín aparece unas cuantas veces como thya, tomado en préstamo del nombre θύα, otra variante de su nombre y del que existe también la forma θύον ("thyon"). Entre los griegos θυία designaba tanto a la tuya descrita al principio, como a una especie de enebro característico de las montañas de Grecia. En el s. I d.C. Plinio (libro XIII, 100 y ss) nos dice que la thya, conífera aromática, es originaria de Cirenaica y muy apreciada por los romanos, que Teofrasto (s. IV a.C.) nos habla de las tuyas de los alrededores de Roma existentes hacia el año 313 a.C., que su madera incorruptible e inmune a las plagas la hacía ideal para las vigas de los templos y de la madera de su tronco y su raíz se tallaban objetos preciosos y muebles de lujo y que eran famosas las tuyas de Cicerón. Una de las cosas que expresa es que este árbol es "instrumenta vitae", lo cual ha justificado que alguna vez en latín se le llamara arbor vitae (el árbol de la vida), igual que era epíteto del boj e incluso el ciprés y otras coníferas semper virens (el siempre vigoroso o verdeante). Y así arborvitae es un apelativo común en botánica para todas las tuyas, mientras sempervirens forma parte por ejemplo de la denominación del ciprés (Cupressus sempervirens).

La palabra griega θυία, θύα o θύον, hace referencia al carácter aromático del árbol, y se deriva de θύος o θύον (madera aromática, resina aromática, específicamente, incienso), voz relacionada con el latín tus, turis (incienso), que a veces se escribe thus, y que podría ser un préstamo indirecto del griego muy antiguo, aunque no está claro. De ahí la palabra turiferario (el que porta el incienso en los rituales). Se vincula con una raíz indoeuropea *dheu- (subir en forma de nube o vapor), que tenemos presente en diversas palabras del latín, entre ellas fumus (humo), de donde humo, fumar, esfumar, perfume y sahumerio.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.