**

Etimología de AMÉN

-
-

AMÉN

La palabra "amén" viene del hebreo (אמן = amn) y significa "es verdad".

- Gracias: Pedro


La palabra "amén" también significa "Así sea".

- Gracias: Carlos Ramón


En una segunda explicación, (propuesta para su eliminación en la próxima versión), el DRAE la menciona como locución de "a menos", significando "además de" ej: "amén de hermosa, era inteligente".

- Gracias: Patomon


El amén al que se refiere Patomon, por el cual desacredita al DRAE, no tiene nada que ver ni en su significado ni en su etimología con el amén religioso. Efectivamente amén, cuando significa "a demás de" tiene un origen tan diferente del otro amén como su semántica, ya que paradójicamente, pese al significado ya referido, es un apócope de "a menos de". Otro ejemplo de su uso: "amén de tener otro origen, tiene otro significado".

- Gracias: Oscarariel


Amén (religioso) es una palabra de origen semita. Tiene su origen en el verbo Hebreo aman, que no tiene equivalencia en las lenguas occidentales, pues su significado más que traducirse debe explicarse como: Estar apoyado sobre una roca firme con la certeza absoluta de que no se moverá. La tradición Judeo-Cristiana ha mantenido inalterada esta palabra sin traducirla, dado que cualquier traducción empobrece el sentido original de la Palabra, que se usa en relación a lo sagrado pues, en sentido estricto, sólo se puede decir Amén en referencia a Dios.

- Gracias: josed


Leyendas urbanas y sus comentarios

Según el DRAE la palabra amén viene del latín tardío amen, este del griego ἀμήν, y este del hebreo āmēn. Otra fuente1 nos dice que la raíz de esta palabra es la expresión griega antigua ἦ μὴν (ē mēn= verdaderamente, en verdad, de verdad):

´´‑¡Atrida! Los aqueos, oh rey, quieren cubrirte de bal­dón ante todos los mortales de voz articulada y no cumplen lo que te prometieron al venir de Argos, criador de caballos: que no te irías sin destruir la bien murada Ilio. Cual si fuesen niños o viudas, se lamentan unos con otros y desean regre­sar a su casa. Y es, en verdad (ἦ μήν), penoso que hayamos de vol­ver afligidos´´.

Homero. La Iliáda (canto II, verso 284).

Fuente:

  1. ´´Πῶς ἡ Ἑλληνική γονιμοποίησε τόν Παγκόσμιο Λόγο ´´ Ἂννα Τζιροπούλου Εὐσταθίου Ἀθήνα 2006 ΓΕΩΡΓΙΑΔΗΣ. (Como la lengua griega fertilizó las lenguas en todo el mundo´´ de Anna Tziropoulou Efstathiou Atena, 2006. GEORGIADIS).

- Gracias: PAGOT


Esta es una de las razones por las que el libro de la señora Tziropoulou es considerado chovinista panhélenico. La palabra amén (אמן), en hebreo, existía mucho antes (Números 1440-1400 a.C.) que i min ( ἦ μὴν) apareciera en los versos de Homero (800 a.C.). Amen (ἀμήν) no aparece en griego hasta que se tradujeran los antiguos testamentos del hebreo al griego.

Es posible que el hebreo haya tomado amen del egipcio amón. Ya sabemos que el padre de los judíos, cristianos y musulmanes, Abraham, fue expulsado de Egipto por decirle al faraón que su esposa, Sara, era su hermana y cómo el pueblo hebreo se escapó de Egipto (Éxodo). También conocemos a los egipcios Amón (Dios Padre - siglo XX a.C.), Amón-ra (Dios del sol - s. XVII a.C.) y Tutakamón (Imagen de Amón - s. XIV a.C.).

El primer gobernante monoteísta fue justamente un faraón egipcio llamado Amenofis IV. Él fue faraón de Egipto en los años 1300 a.C. Él adoraba a un dios único. Este era el sol visible, al cual llamaba Atón. Él incorporaba a todos los ciudadanos a su religión, pues decía que el sol alumbra igualmente para todos. Aunque él aceptaba a todas las gentes a su religión, mandó destruir los templos de las otras religiones. Cuando Amenofis murió, el pueblo egipcio volvió a sus dioses anteriores, incluyendo a Amón-Ra al cual denominaban al Dios más grande y Dios de los Dioses.

A lo mejor es cierto que el griego sea uno de los conductos para esta palabra desde el egipcio al Nuevo Testamento, ya que los griegos dominaron Egipto (Cleopatra era griega, ver: helenismo), Jesús probablemente habló griego (ver: Biblia) y en la Roma oriental se hablaba griego (ver: bizantinismo, discusiones bizantinas, Estambul), pero decir que amén viene del griego... ya es otra cosa.

Si revisamos la traducción Septuaginta de Números 5-22, vemos que los griegos no usaron ἦ μὴν para traducir אמן, sino que la tradujeron como γένοιτο (genoito). Obviamente, los traductores originales no vieron conexión alguna entre estas dos palabras.


El mismo Joseph Jahuda (autor hebreo que no manifiesta exaltación desmesurada de lo nacional frente a lo extranjero, o sea no es un griego chovinista) cita en la página 446 de su libro ΄΄Hebrew is Greek´´1 (prologado por el profesor Saúl Levin ampliamente reconocido por su innovador trabajo en la lingüística comparada), entre un sinfín de palabras hebreas y griegas, las palabras אָמֵן e ἦ μήν para concluir: ΄΄Hebrew is Greek with a mask on'' (pág.17) y ´´Therefore, I feel I am entitled to assert not only that Hebrew is Greek but also that it is as Greek as Homer'' (pág. XXIX).

Si revisamos la traducción Septuaginta vemos (Números 5:22, Jeremías 11:5) que el término אָמֵן significa´´la afirmación de un pacto´´o se utiliza ´´como respuesta afirmativa a las condiciones o términos de una maldición´´ (Deuteronomio 27:15) y por eso los LXX utilizaron la palabra griega γένοιτο [genoito = literamente: ojalá ocurra (eso)], segundo aoristo de optativo activo (expresa deseo por el futuro) del verbo γίγνομαι (= nacer, venir, sobrevenir, llegar, ocurrir), para traducirla.

Luego, en el Nuevo Testamento, escrito en griego, encontramos la palabra ἀμήν con el significado de ἦ μήν (=en verdad, de cierto; Juan 6: 47, Mateo 23: 36, Lucas 4:24, Marcos 13:30, etc.) y con el de ΄΄ojalá΄΄, introducida y utilizada (con este sentido) por San Pablo (Romanos 15: 33, Gálatas 1:5, etc.).

Fuente:

  1. Hebrew is Greek. Joseph Jahuda. Published by Becket Publications. Oxford.1982. parte 1, parte 2.

- Gracias: PAGOT


Como bien explica Pagot arriba, el griego no tenía la palabra amén, en el sentido de "Así sea", y utilizaron otra palabra para traducir Números. Tampoco ἦ μήν (i min) es lo mismo que amén en el sentido "es verdad", pues en el Nuevo Testamento, no escribieron ἦ μήν (i min), sino transcribieron la palabra hebrea (אָמֵן = ἀμήν). Obviamente, ἦ μήν (i min) no tiene nada que ver con amén. Como explica Josed, arriba, la palabra amén no tiene equivalencia en las lenguas occidentales. Por eso se les da tantos significados y por eso los griegos la transcribieron del hebreo, en vez de usar una palabra propia.

El profesor Saul Levin, quien escribió el prólogo del libro de Joseph Yahuda (mencionado como la fuente de Pagot, en la entrada de arriba), también es nombrado como uno de los contribuidores de La Atena Negra1. Este libro explica cómo los griegos clásicos, antes del siglo XI a.C. creían que su religión vino de Egipto y explica el influjo egipcio sobre la filosofía y matemáticas griegas. En su sitio de Internet, Bernal dice: "Veo el griego como una mezcla de antiguo egipcio y semítico occidental, ambos idiomas pertenecientes a la familia lingüística afroasiática sobre una base de la familia indoeuropea." Así que según Bernal, si el hebreo y el griego tienen muchas palabras en común es porque el griego lo tomó del hebreo.

Ninguno de estos dos libros (el de Yahuda ni el de Bernal) tiene una aceptación general en el ámbito de los filólogos. El griego y el hebreo son considerados de dos ramas diferentes: afroasíatico (hebreo) e indoeuropeo (griego). Todos los diccionarios 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13 concuerdan que el griego tomó amén del hebreo.

El diccionario American Heritage 12, contiene una lista de raíces afroasiáticas y pone amén bajo *'mn (semita occidental: ser fuerte, confirmado, fiel, confiable, tener fe, creer).

Fuentes:

  1. Black Athena - The Roots of Classical Civilazation - Martin Bernal - 1987.
  2. Diccionario de la Real Academia Española.
  3. Breve Diccionario Etimológico de la lengua Castellana - Joan Corominas - Tercera edición - 1973.
  4. Tesoro de la Lengua Castellana o Española - Sebastián Covarrubias Orozco - Edición de Felipe Maldonado y Revisada por Manuel Camarero - 1995.
  5. Pequeño Larouse ilustrado - 1987.
  6. Diccionario de María Molier.
  7. Diccionario Clave.
  8. Le Sens des Mots.
  9. CNTRL.
  10. Alcover.
  11. Oxford Dictionary of Word Histories - 2002.
  12. American Heritage Diccionary - Fourth Edition - 2002.
  13. Diccionary.com.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A

B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9844) añadidas al diccionario:
morrena   burundanga   estragar   estertor   mofar   abacero   tétanos   bochinche   adverso   luciérnaga  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
mesozoico   mundo   venoclisis   kilómetro   megaterio   quinta   mitra   trinidad   oxímoron   endorfina  
Último cambio: Viernes, Octubre 24 07:16 MST 2014