**

Etimología de QUERUBÍN

-
-

QUERUBÍN

La palabra querubín viene del griego querub, que significa toro. Después de siglos, pasó a ser una palabra con la cual queremos decir "un niño con alas".

- Gracias: Esteban Jury


Según el DRAE y el Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana, de Joan Corominas, querubín viene del hebreo kerubim con el mismo significado (angelito).


En su etimología hebrea, Karov significa cercano. Como en la disposición del coro de los ángeles, los susodichos estaban cercanos a Dios, se los llamaron "Krubim". Algunos discuten esta explicación por la grafía de la palabra que suena igual (krubim y crubin) pero se escribe con otras letras, en hebreo naturalmente.

- Gracias: Yvette Nino


La palabra "Querubín" se origina del hebreo qerub que significa los próximos o segundos, como referencia al coro de ángeles que estaba compuesto en primer lugar por los Serafines seguidos por los Querubines y por último por los Ángeles.

- Gracias: Stacy Roulet


Pues todos se equivocan en parte porque la palabra está testimoniada en asirio, acadio y babilonio (en escritura cuneiforme). De ahí pasa al hebreo, al griego y otras lenguas. En efecto un Kerub es un genio alado, guardián sagrado de las puertas, en forma de animal, especialmente toro y con cabeza humana, y alado. Se usa como genio apotropaico (podéis verlo, por ejemplo, en las puertas del templo de Isthar de Babilonia, conservadas en el museo de Pérgamo de Berlín, en las colecciones de arte mesopotámico del museo arqueológico de Estambul, en el British Museum de Londres, en el Museo del Louvre (ver foto abajo), ....
Kerub babilonio (Museo del Louvre) - Foto Cortesía de Elena Pingarrón
Los persas también incorporan "Kerubes" guardianes: podéis verlo en las ruinas de Persépolis (Irán). A través del mazdeísmo y sus jerarquías angélicas, el término pasa a designar a un tipo de "ángel" o mensajero divino (del griego ἀγγελος) en parte de las escrituras cristianas. A la Biblia hebraica (Antiguo Testamento), parece que pasa el término a raíz de la cautividad en Babilonia o por influencia persa. Recordad, si habéis leído el Génesis, que, tras la expulsión de Adán y Eva del Edén, Yahvé sitúa a un querubín con una espada de fuego, para guardar eternamente la puerta.

- Gracias: Helena


En efecto, como dice Helena, lo más antiguo atestiguado en la etimología de querubín es el acadio kuribu, con descendientes en asirio y babilonio karabu. Del Irak pasó a las lenguas del Próximo Oriente mediterráneo donde produjo el hebreo כְּרוּב kərūḇ, pl. כְּרוּבִים kərūḇīm, arameo ܟܪܘܒܐ kərūbā, que en pl. se escribe igual ܟܪܘܒܐ pero se pronuncia kərūbē, de donde pasa al árabe كروب karūb pl. karūbūn / karūbīn, pero también se dice كروبيّ karūbiyy y con transcripción del plural hebreo la forma que usan los cristianos árabes es كاروبيم kārūbīm. Ya antes había pasado del hebreo al griego en las traducciones de la Biblia ἡ χερούβ(hē jerúb), pl. τὰ χερουβ(ε)ίμ (tà jerubím). En latín desde el principio la adaptación más difundida fue la mera transcripción del hebreo cherub, pl. cherubim, aunque más adelante se intentó una latinización que asimilábalo a la segunda declinación con un singular cherubus y un plural cherubi, que no logró mucho arraigo.

Es del plural hebreo כְּרוּבִים kərūḇīm transcrito al latín como cherubim de donde sale el español querubín que pierde el sentido de plural, si es que el latín lo mantuvo, para convertirse en un singular al que podemos acumular la desinencia española de plural: un querubín, unos querubines.

El significado había sido en acadio y sus derivados asirios y babilonios "grande, poderoso" además de "propicio, bendito" de donde salió la idea del "genio protector" que se representaba, como ilustra Helena, con los famosos toros alados. Es un error frecuente relacionar la etimología de querubín con la palabra קָרוּב qārūḇ "próximo", pues entre ésta y כְּרוּב kərūḇ "ángel" no cabe confusión en el hebreo antiguo.

La tradición de los querubines primitivos se mantuvo con descripciones orales en un ámbito poco propicio a la estatuaria como es la religión judía y de allí pasó a la tradición cristiana primitiva. El término se acabó asimilando en la teología del cristianismo a una de las categorías de ángeles, la segunda en su jerarquía, después de los serafines. Posteriormente, cuando los relatos teológicos se sustituían por imaginería debido a la gigantesca proporción de analfabetos en la Europa medieval, se simbolizaron todos los tipos de ángeles con figuras humanas aladas; y mucho más tarde las modas renacentistas contribuyeron a que la pintura y la iconografía representaran a estos ángeles como trasunto de los cupidos romanos, los amorcillos que en la tradición italiana se llamaron putti, pero que en español, por razones obvias, se prefirió llamar angelotes.

Así es como llegamos a la situación actual, donde tanto querubín como serafín, además del significado de categoría angélica propia de los cristianos, ha pasado a denotar en español una "persona de singular hermosura", y cuando se dice de un niño que parece un querubín se evoca uno de esos bonitos angelitos de mejillas sonrosadas que pintan a los pies de la Inmaculada… en lugar del original espécimen de ganado bovino con alas de buitre. Paradojas de la evolución de las lenguas.

- Gracias: Joaqu1n



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q

R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9926) añadidas al diccionario:
oéstrido   papagayo   noúmeno   genioplastia   femoral   sepia   calloso   eneldo   hornazo   persistente  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
antídoto   náhuatl   órgano   septentrional   reduplicar   cardinales   chungo   ocaso   autoestima   protuberancia  
Último cambio: Domingo, Noviembre 23 19:21 MST 2014