Etimología de CORTINA

CORTINA

Según las Etimologías de San Isidoro:

Cortinae sunt aulaea, id est vela, de pellibus, qualia in Exodo leguntur, a quibus tabornaculum extrinsecus tegebatur. Dictae autem cortinae a coreis, eo quod prius ex pellibus fuissent factae.

Las cortinas son telones, es decir, toldos, de pieles, como se lee en el Éxodo, con los que se cubría por el exterior el tabernáculo. Se llaman cortinas, a partir de "cueros", probablemente porque antes habían sido confeccionadas de pieles.

Pero los expertos no están de acuerdo que cortina venga de cuero (coreis). Esto parece ser una historia similar a la del camello y el ojo de la aguja. Como podemos ver la palabra latina cortina era sinónimo de aulea (Cortinae sunt aulaea). Esta viene del griego y derivaría de αὐλή (aule = patio cercado), ver: aula. Parece que San Jerónimo tradujo αὐλαίας como cortinas, de cohor (patio cercado, ver: corte).


Parece que no fue S. Jerónimo el que identificó aulaeum con cortina, pues unos pocos años antes de que saliera a la luz la Vulgata, S. Ambrosio de Milán ya utiliza la palabra cortina con el valor de colgadura de tela o tapiz. Y es probable que fuera un calco popular. La historia de esta identificación es curiosa. La palabra griega αὐλή que en efecto en origen es patio cercado, en griego había pasado a significar morada, y muy especialmente residencia de un rey. Es esta la palabra que pasa prestada al latín en el s. I a.C. seguramente con la forma aula, con el significado de patio de una casa o bien de palacio real. Al adjetivo griego αὔλειος (relativo a una corte o a un palacio real, o también puerta de entrada a un patio o a una morada), que tomaron los romanos como aulaeum (en plural aulaea), estos le dieron el significado de cortina, colgadura o tapiz, como forma de ornamento o separación de estancias propia de palacios reales y residencias notables, forma que ya vemos usada por Horacio en el s. I a.C.

Pero por otro lado el latín tenía un viejo vocablo cortina, que a veces aparece como curtina, empleado ya por Plauto en el s. III a.C., de un origen y significado completamente diferentes. Designaba a grandes recipientes redondos, calderas y cubas, y luego también se empleó en sentido figurado con el valor de espacio circular o incluso círculo o ruedo de oyentes o espectadores en el recinto de un edificio de espectáculos públicos. No está muy claro su origen, pero parece que no esta nada claro que tenga que ver con cohors, cohortis. El valor de esta vieja palabra latina cortina o curtina como recipiente redondo o espacio circular cóncavo es el que parece que permanece en algunos topónimos, como Cortina d' Ampezzo en el Véneto (Italia), situada literalmente en un valle en forma de caldera redonda, rodeada por los Alpes Dolomíticos.

Pues bien, en el habla popular latina, cortina era sinónimo de aula, pero de una palabra latina aula que no tenía nada que ver con el griego αὐλή y su préstamo aula. Era otra aula más antigua, palabra netamente latina que a veces presenta la forma aulla, y que significaba olla o gran marmita redonda. Pero en la práctica al producirse una homofonía, con el tiempo en la mente de la gente existía una palabra aula que podía significar tanto palacio real o corte como olla, y en su valor de olla identificado con cortina. Y la palabra cortina por etimología popularpor otro lado podía ser interpretada como relacionada por su raíz con cors, cortis (de cohors, cohortis), que ya en el s. IV había adquirido junto a sus otros significados el de séquito real o entorno de un magnate. Eso sin duda acabó facilitando la identificación de cortinae con aulaea, y la adquisición de ese nuevo significado en el s. IV d. C. para la palabra latina cortina.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.