Expresiones: Camello o aguja

CAMELLO POR EL OJO DE UNA AGUJA

Según Jesús, es más fácil que un camello pase por un ojo de aguja a que un rico entre al Reino de Dios. Una versión que hace años esta circulando por Email dice que San Jerónimo, el traductor de la Biblia al Latín, interpretó la palabra 'Kamelos' como camello, cuando en realidad en griego 'Kamelos' es aquella soga gruesa con la que se amarran los barcos a los muelles.


Precisamente el autor del primer tratado de Gramática de la Lengua Española (primero en Europa), Elio Antonio de Nebrija, tuvo que vérselas con la Inquisición por discutir el contenido de la Biblia Vulgata, la "oficial" de la Iglesia (la de S. Jerónimo). Y, además, se negó a participar en el proyecto del Cardenal Cisneros ("La Biblia Políglota", desde la Univ. de Alcalá de Henares), por entender que se partía de una base cargada de errores (la Vulgata); él defendía partir de los originales en griego y caldeo. En una carta a Cisneros, dice:

"¿Qué hacer en un país donde se premia a los que corrompen las Sagradas Letras y, al contrario, los que corrigen lo defectuoso, restituyen lo falsificado y enmiendan lo falso y erróneo se ven infamados y anatematizados y aun condenados a muerte indigna si defienden su manera de pensar? ¿He de decir a la fuerza que no sé lo que sé? ¿Qué esclavitud o qué poder es éste tan despótico?".

Con su traducción ortodoxa ponía en entredicho gran parte de los "dogmas de Fe" de la Iglesia Católica. ¡ Suerte que el Gran Inquisidor en España era su protector Cisneros, y lo salvó!

- Gracias: Carlos de Vicente


Acabo de buscar una traducción inquieto por esta afirmación en el error de San Jeronimo, y Κάμηλος, se traduce correctamente por camello.

- Gracias: Visitante 120907 desde Medellín, Colombia


En griego clásico κάμηλος significa ‘camello’ y está tomado de las lenguas semíticas occidentales, de la costa siro-fenicia-palestina, donde en hebreo se dice גמל gamal, en arameo ܓܡܠ gmal y ܓܡܠܐ gamla, en árabe جمل ǧamal (en fenicio no se ha encontrado)

La frase del evangelio de Mateo 19:24, lo que dice en griego es

εὐκοπώτερόν  ἐστι  κάμηλον  διὰ  τρυπήματος  ῥαφίδος  διελθεῖν  ἢ  πλούσιον  εἰς  τὴν βασιλείαν τοῦ Θεοῦ


«más fácil es que un camello entre por el ojo de una aguja que un rico en el reino de Dios»

Con posterioridad al cristianismo se acuñó en griego bizantino tardío un término κάμιλος que supuestamente significaba «maroma o estacha gruesa para amarrar barcos», con el único fin de enmendar este κάμηλος del evangelio de Mateo que no debía parecer muy apropiado a las mentes racionales, aunque como metáfora resulta bastante expresiva y clara.

Es que las dos palabras tanto κάμηλος como κάμιλος, se pronunciaban kámīlos en griego tardío por el fenómeno del itacismo de la ēta, η, que se dejó de pronunciar como e larga, ē, y se palatalizó como una i larga, ī. (Esto es lo que hizo que en alfabeto cirílico sea la letra procedente de la ēta griega, η, la que representa el timbre de la i (и), mientras que la procedente de la iota griega, ι, que tenía la forma de і fue retrocediendo hasta que en la reforma ortográfica de 1918 se eliminó del ruso, aunque persiste en otros idiomas).

Pero este cable de barco, κάμιλοςkámīlos es una palabra fantasma, solo aparece en un escolio tardío a una comedia de Aristófanes y lo recoge un tal Suidas (en griego Σουΐδας) que pasa por ser un lexicógrafo bizantino que vivió en la segunda mitad del siglo X, autor de la monumental Suda, la primera colección conocida de palabras y términos ordenados alfabéticamente, lo que hoy conocemos como un diccionario. Pero desde la década de 1930, se llegó a la conclusión ampliamente aceptada de que el tal Suidas es un personaje imaginario al que se le ha dado un nombre derivado del diccionario del que se imaginó que era autor.

- Gracias: Joaqu1n


Otra versión, es que "Ojo de la Aguja" es el nombre de un pase montañoso muy angosto donde apenas puede cruzar una persona y mucho menos un camello.


Recordemos que las ciudades antiguas eran amuralladas, salvaguardadas por grandes puertas que se cerraban al final del día con el crepúsculo. Hoy día podemos ver esas puertas que tenían una más pequeña que se podía abrir si alguien llegaba después de cerradas las grandes puertas. A esta puerta se le llamaba "ojo de aguja". Si un mercader quería entrar con todo y camello, ¡esto si que era un problema! Por eso el Señor Jesús comparó "Que era más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de los cielos" Pongamos atención, no está diciendo que es imposible, sólo más difícil porque muchos de los ricos cifran su seguridad y deseos con la riqueza que acumulan.

- Gracias: Pedro Maury

Anterior   Expresión 29 de 178     Siguiente

Si conoces otra expresión y quieres que lo publique acá, mándame una .


-