Etimología de CONSTELACIÓN

CONSTELACIÓN

La palabra constelación es un sustantivo que designa a cualquiera de las 88 agrupaciones o conjuntos de estrellas (véase asterismo) en el cielo, aparentemente inmóviles de aspecto variable, a la cual se la distingue con un nombre propio, a veces por la semejanza con algún objeto o ser del mundo real (Escorpión, Scorpio, Scorpius) o imaginario (Hércules, Hercules).

El vocablo deriva del latín tardío constellātiō, onis (su acusativo, constelationem), de constellatus (grupo de estrellas o estrellas agrupadas), formado por el prefijo com-, con-, co-, que indica 'convergencia', 'reunión', 'cosas juntas', como en la palabra coexistir; más stellatus (participio de stella = 'estrella'), que significa 'sembrado de estrellas', 'estrellado', y el sufijo de acción y efecto -ción, de -tio(n), -io(n), como en la palabra expedición. Entonces constelación es "una agrupación (con-) de estrellas (stellatus, stella)". Este vocablo se documenta ya en castellano desde el año 1505 en el diccionario de Fray Pedro de Alcalá.

Stella, stellatus se asocia a la raíz indoeuropea *ster-3 (estrella), que en griego también dio άστήρ = áster (estrella, como en las palabras astronomía, asterisco y asteroide).

La práctica de dar nombre a grupos de estrellas se remonta tal vez hasta el año 3 000 a.C., en los pueblos del valle del Éufrates, y de allí pasó a otras civilizaciones. Las constelaciones de Orión y la Osa Mayor fueron citadas por Homero y Hesíodo (hacia s. VIII a.C.). En el s. III a.C., el poeta griego Arato reconoció y mencionó 44. En el s. II d.C. Claudio Ptolomeo listó 48 en su Almagesto.

En mayo de 1922, la Unión Astronómica Internacional publicó en Transactions of the IAU, vol. I, p. 158, un listado de 89, incluida Argos (Ἀργώ), una vieja constelación griega nombrada por Atenea y que aparece en las 48 del Almagesto, pero luego fue eliminada, quedando entonces 88, de las cuales, 47 son de Ptolomeo y 41 que fueron denominadas sobre todo entre los siglos XVI y XVIII, la mayoría de las regiones australes (Mosca, Telescopio, Escultor, Retícula, Escuadra, Mesa, Microscopio), y algunas del norte como Lince, Lagarto, Jirafa, etc.

La denominación de las constelaciones es algo arbitrario, dado que en realidad los distintos puntos luminosos o estrellas pueden ser unidos en decenas o centenares de formas, justo la imaginación es el límite. Los grupos estelares adoptadas por los egipcios, fueron modificadas por los griegos, aunque ellos conservaron el Carnero (Capricornio), el Toro (Tauro) y el Perro (Can Mayor). Los romanos de la antigüedad y los árabes del Medievo volvieron hacer cambios.

En varias ocasiones también los cristianos han tratado de modificarlas, por ejemplo, en el siglo VIII d.C., El Venerable Beda (672-735) se empeñó en sustituir los signos zodiacales por el nombre de los doce apóstoles; en 1627 Judas Schillerius aplicó nombres bíblicos a todas las constelaciones, por citar solo unos ejemplos.

Fuentes:

  • The Standard Dictionary of Facts. 1920. p. 707. Buffalo, N. Y. USA. Edición impresa. Consultado el 6 de enero de 2019.
  • Wood J. Fergus. Constellation. Encyclopedia Americana. Vol. 7. pp. 655-656. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.