Etimología de CULÍCIDO

CULÍCIDO

La palabra culícido es un vocablo que proviene del latín, 'cŭlex' (mosquito), nombre del género representativo de la familia de insectos Culicidae y del sufijo latino 'ido', que expresa la cualidad de poseer los rasgos propios de estos bichos y designa al grupo de insectos dípteros dentro del cual se han identificado unas 3500 especies, que comúnmente se conocen como mosquitos. En realidad el vocablo en latín del que procede, Culicidae, lo que contiene es la adaptación de un sufijo griego -ιδης (>-ida) frecuente en patronímicos y que tenía el valor de "hijo o descendiente de" y que en taxonomía se emplea con el valor de "de la familia de". Frecuentemente en las castellanizaciones se sustituye por el sufijo latino -ido. Cŭlĭcāris significaba 'lo propio o lo relativo a los mosquitos'.

Como dato ilustrativo e interesante, el escritor romano Plauto (254-184 a.C.) utilizó la expresión 'culex cana', para referirse en sentido figurado a un hombre ya mayor, canoso (cānus, cāna), pero enamorado, capaz de hacer el amor con una mujer, literalmente 'vejete que aún conserva la capacidad y el deseo de penetrar (cŭlex) sexualmente o copular con una dama'.

Podemos afirmar que 'culícido' significa literalmente 'mosquito con pico afilado', si tomamos en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La palabra latina 'cŭlex' de la cual se deriva culícido, significa 'mosquito'; así mismo, el término 'cuil ', del antiguo irlandés, tiene el mismo significado y el vocablo sánscrito 'sula', se traduce como 'lanza', y todos estos términos tienen en común la relación con la raíz indoeuropea '*', que se traduce al castellano como 'aguja o lanceta'.
  • El término genérico Culex (mosquito) fue utilizado por primera vez por el naturalista sueco Carlos Linneo (1707-1778), reconocido como el fundador de la taxonomía moderna. Y la familia Culicidae fue taxonómicamente reconocida por el entomólogo alemán Johann Wilhelm Meigen (1764-1845).

Los mosquitos, poseen un aparato bucal constituido por una trompa alargada y endurecida que las hembras adultas insertan en la piel para succionar sangre (los machos suelen alimentarse del néctar de las flores); y son importantes porque algunas especies son transmisoras de diversas enfermedades en los animales de sangre caliente, incluyendo al hombre.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.