Etimología de CONFITERÍA

CONFITERÍA

La palabra confitería se deriva de confitero, artesano pastelero que hace confites. Confitero pues es derivado de confite con un sufijo -ero muy frecuente en la expresión de oficios. Los confites son pequeños dulces, bolitas a base de azúcar u otros ingredientes, trozos de fruta almibarada y bañada en azúcar, etc. La palabra confite se tomó del catalán confit, con el mismo significado, y el vocablo catalán procede del latín confectum (bien elaborado, bien preparado, confeccionado, completamente terminado). No es más que el participio sustantivado del verbo latino conficere (realizar global y completamente, terminar), compuesto de con- (global y conjuntamente) y el verbo facere (hacer) con una apofonía radical.

El verbo latino facere genera en latín incontables prefijados y compuestos. De todos ellos proceden numerosísimas palabras como factible, factor, hacer, hazaña, faena, hacienda, afecto, afición, afeitar, amplificar, benefactor, provecho, clasificar, codificar, defecto, efecto, falsificar, fructificar, fecha, gratificar, hechizo, maleficio, identificar, prolífico, magnífico, satisfacer, facies, faceta, fachada, fácil, difícil y un largo etcétera. El verbo facere procede de una raíz indoeuropea *dhē- (poner, disponer, arreglar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.