Etimología de CIRRÍPODO

CIRRÍPODO

Los cirrípodos o cirrípedos son animales marinos artrópodos, que pertenecen al grupo de los crustáceos. Muchos, en su estado adulto, parasitan a otros invertebrados como estrellas de mar, cangrejos y medusas, mientras que otros permanecen adheridos al fondo marino, formando parte del bentos; las larvas son de vida libre. A diferencia de los copépodos que carecen de caparazón, los cirrípodos tienen placas calcáreas cubriendo su cuerpo, a través de las cuales pueden extender sus patas articuladas (como todo artrópodo) que se bifurcan, llamadas cirros, de aspecto plumoso, o como rizos de cabello, razón por la cual recibieron este nombre. Se han descrito unas mil especies, algunas comestibles, siendo los percebes y bellotas de mar los ejemplos más conocidos.

Cirrípodo es una palabra híbrida, ya que está formada por el vocablo latino cirrus, 'bucle o rizo de cabello', y la voz griega pod, de podos, genitivo de pous, 'pie'. Literalmente, "pie o pata con aspecto de rizo de cabello", ya que, como mencionamos arriba, las patas poseen una morfología que recuerda a un bucle.

Cirrus (rizo de cabello), también designaba al borde decorado de algunas vestiduras, por la semejanza a los bucles; también pasó a significar un moño de pelo prominente que portaban las mujeres romanas de la antigüedad. Por el mismo motivo, las nubes altas con el aspecto deshilachado, como hebras de lana cardada o cabellos, reciben este nombre (cirros). Conviene aclarar que existe otro término, que no debemos confundir en su etimología, y que guarda cierta semejanza con cirrus (cirro); se trata de cirrosis, un padecimiento del hígado caracterizado por la tonalidad anaranjada que adquiere esta víscera, pero proviene del griego kirrhós, que significa 'color anaranjado'.

La antigua raíz indoeuropea, *ped- (pie, pata), parece haber originado el vocablo pod, podos, que a su vez ha generado otros términos de uso común: podalgia, podofilina, artrópodo, copépodo, ápodo, miriápodo, etc.

Carlos Linneo (1707-1778) y Georges Cuvier (1796-1832), consideraban que los percebes (cirrípodos), eran moluscos, por el parecido con algunos animales de este grupo en su estado bentónico. Pero en 1830, John Vaugham Thompson, después de hacer varias observaciones, se dio cuenta que las larvas de cirrípodo eran muy semejantes a las de los crustáceos, lo que motivó que se reconsiderara su ubicación taxonómica y se pasaran de Mollusca a Articulata (Un antiguo taxón, hoy obsoleto, donde se agrupaban anélidos, artrópodos y otros organismos semejantes).

Finalmente, en 1834, Germán Burmeister (1807-1892), naturalista y zoólogo alemán, consideró a Cirripedia, como una infraclase dentro de los crustáceos.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.