Etimología de CLERO

CLERO

La palabra clero procede de la forma del latín cristiano clerus, que recibe esta palabra del griego κλῆρος . Este vocablo en griego designa a cualquier pequeño objeto, bolita, fragmento de cerámica, madera o lo que fuera, para efectuar un sorteo, y así encontramos en Homero cómo se introducen estos pequeños objetos dentro de un casco para efectuar un sorteo eligiendo uno al azar. Con el tiempo pasa a significar la parte de algo o el bien o tierra que le toca a alguien y que se le asigna, por ejemplo por herencia u otra distribución, o también por ejemplo un cargo, ya que los cargos políticos, en la Atenas clásica, se asignaban por sorteo entre los ciudadanos. Al llegar el cristianismo, primero a las zonas de oriente, de habla griega, κλῆρος designa a lo que se llamaría después "beneficio eclesiástico", lote de territorio atribuido a una iglesia, sacerdote o monacato, de la que puede extraer emolumentos, producto…etc., y acaba designando también el cargo mismo. Es con esta acepción cristiana que la palabra pasa al latín con la forma clerus, que encontramos en expresiones como la de Tertuliano, qui sunt in clero (los que están en posesión de un cargo con derecho a un beneficio), y a partir de clerus se deriva en latín clericus (el beneficiado con un clerus), que da lugar a la palabra clérigo y a derivados como clerical. Después Isidoro de Sevilla emplea el plural de clerus, cleri, con el valor de clerici (los clérigos). Sólo más tardíamente, avanzada la Edad Media, clero quedó como un abstracto colectivo que designa a todo el estamento de los cargos eclesiásticos que llevaban aparejado el llamado beneficio eclesiástico.

El vocablo griego κλῆρος que en origen designa a un trocito roto de algo, se asocia a la raíz del verbo κλάω (quebrar, romper, agrietar), cuya raíz vemos en palabras como diaclasa e iconoclasta, vinculado a la raíz indoeuropea *kel-2 (quebrar, cortar, batir), que en latín dio lugar a palabras como clades (matanza, destrucción, carnicería) y calamitas, que nos da calamidad e incólume. Asimismo genera en latín la palabra gladius (espada, lo que corta), de donde vienen gladiador y gladiolo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.