Etimología de CERAMBÍCIDO

CERAMBÍCIDO

Un cerambícido es un insecto coleóptero del suborden Polyphaga, familia Cerambycidae, que casi en todas las especies, los adultos se caracterizan por poseer largas antenas, mayores a la mitad de la longitud de su cuerpo, que se insertan en unas prominencias frontales; a menudo con colores brillantes. En la mayoría de los casos, las larvas son xilófagas, es decir, se alimentan de madera, contribuyendo a la desintegración de los árboles muertos, aunque a veces son plagas que devastan plantas (leñosas o herbáceas) al devorar tallos y ramas. Por la gran longitud de sus antenas, se les suele llamar como escarabajos cornudos.

El término cerambícido parece que proviene del vocablo popular griego kerambyx (cierto tipo de escarabajo cornudo), al parecer con el componente léxico kéras, 'cuerno', con doble sufijación (-am-bos/ -ymbos/ -ambyx, que son sufijos frecuentes en las palabras griegas que nombran plantas o bichos). A kéras se le vincula con la raíz indoeuropea *ker-2 (cuerno).

El escarabajo cornudo, denominado kerambyx, quizás del dialecto griego tesalio, de la rama eolia, en algún momento inspiró una leyenda en la mitología griega, para tratar de explicar la naturaleza o el origen de estos curiosos insectos. Y aunque existieron varios escritores antiguos que narraron sobre un personaje (Terambo o Cerambus), actor protagónico de esta historia fantástica, una de las versiones más completas es la del escritor romano Antonino Liberal (que probablemente vivió entre los siglos I y II d.C.), quien escribió en griego una obra llamada Metamorfosis. Este relato se puede explicar brevemente como sigue: Terambo era hijo de Euserio (a su vez hijo de Poseidon) y de la ninfa de Otris, Eidothea, y vivía en la tierra de los Melios en las estribaciones del Monte Otrys, se dedicaba a pastorear un nutrido rebaño de ovejas con la ayuda de las ninfas, que a menudo disfrutaban de sus dotes musicales, pues se dice que fue el primero en tocar la lira. Cierto día, el piadoso dios Pan le advirtió a Terambo que debía retirar sus animales de la montaña y llevarlos a la llanura, porque se aproximaba una intensa tormenta invernal; pero en lugar de hacer caso, se negó a seguir el consejo, además, injurió a las ninfas al decirles que no eran descendientes de Zeus, sino de Dina y Esperqueo, ante lo cual las ninfas se enojaron y decidieron castigarlo transformándolo en un ser alado, un escarabajo negro, con potentes mandíbulas y cuernos (antenas) muy largos, que, por sus hábitos de comer madera, lo llamaban 'buey lignívoro' o kerambyx (lo de buey, por sus largos cuernos, y lo de lignívoro, por comer leña, pues recordemos que lignina significa leño). Y para completar el castigo, todo su rebaño murió víctima del gélido frío.

A la luz de esta descripción, las características de este ser alado devorador de madera, coinciden con el escarabajo capricornio (Cerambix cerdo, nombre científico de este insecto, acuñado en 1758 por Carlos Linneo (1707-1778), un insecto casi totalmente negro que habita Eurasia y el norte de África, cuyas larvas roen madera. De manera que a Linneo se le puede atribuir la idea inicial que culminaría con el zoólogo francés Pierre Latreille (1762-1833), que en 1802 propuso el término Cerambycidae (cerambícido), Cerambix, mas el sufijo -dae, utilizado para dar nombre a la familia de estos coleópteros.

Fuentes.

  1. Century Dictionary on line. 2001-2014. Global Language Resources.
  2. Johnson F. Norman et. al. 2004. Borror and Delong Introduction to the Study of Insects. USA.
  3. Parada Carlos, Förlag Maicar. 1997. Greek Mythology Link.
  4. Diccionario de Mitología Griega y Romana. - Paidós - Sexta Edición - 1979 - Pierre Grimal.
  5. Pingarrón Seco Elena, Anders Valentín. Comunicación personal.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.