Etimología de CENUTRIO

CENUTRIO

La palabra cenutrio es un gracioso término de amplio uso en España, para referirse al torpe, desmañado, completamente estúpido y lento de entendederas, un lerdo y un zoquete integral. El vocablo tiene la gracia de evocar a un animalote informe de esos de cuerpo fusiforme y que son totalmente torpones fuera del agua, y tiene la gracia de hacerlo con cierta apariencia cultista. Su valor expresivo es grande y ello corre parejo a su extensión.

Lo cierto es que el vocablo parece haber aflorado tan recientemente que nadie ha abordado su explicación etimológica que sólo podemos basar en conjeturas a partir de lo que su forma evidencia. De hecho el CREA nos recoge una primera aparición literaria en 1981, en la obra del escritor y guionista andaluz Carlos Pérez Merinero. El diccionario de la Academia recoge la voz por primera vez en 1983. No podemos saber si la palabra es un andalucismo o si es un madrileñismo. El término, bastante usado en Madrid tiene ese toque del argot madrileño que tan frecuentemente parodia un tono cultista.

Evidentemente esta voz es un cruce sin que tengamos la garantía de cuál es el primer elemento. Palabras como ceporro (tarugo integral, lerdo y negado) o cenizo (aquel que todo lo hace mal y atrae la mala suerte) podrían ser candidatas. Pero también podemos pensar en algunos animales cuyo nombre empieza por ce- y se asocian a la burrera, como cebú o cernícalo, o que como el celacanto (pez que es casi un fósil viviente) es paradigma de lo raro y anacrónico, así como de lo híbrido y de lo poco sociable. Y asimismo, puestos a imaginar, puede evocar la idea de "cebar" que es lo que se hace con animales a los que se pretende transformar en algo gordo y en parte informe, poco ágil, apto para obtener mucha carne, en la medida en que la gordura evoca la pesadez y lentitud, asociadas frecuentemente a la estupidez.

El segundo elemento parece más seguro, mucho más asociable a la voz "nutria", cuyo cuerpo alargado y patas cortas evocan una anatomía informe, con un cambio de género que siempre conlleva una gran fuerza despectiva (compárese con merluzo, hombre completamente tonto, a partir de merluza)

La palabra nutria viene de un latín vulgar *nutria, considerado también producto de una contaminación. En latín clásico la nutria se llama lutra, de ahí el nombre científico de la nutria común (Lutra lutra). Pero en griego el animal se llamaba ἔνυδρις ("énydris"), que produce un préstamo que se constata en latín con la forma enidris y enidros, para designar, bien a una culebra de agua, bien a un animal acuático indeterminado, y que seguramente pudo producir una variante *enitria que influyó sobre lutra, dando lugar a diversas variantes vulgares, como nutria, que es la que da nuestra nutria, lutria o ludria, que genera el catalán llúdria, y otras variantes que dan lugar a diversas formas romances antiguas. Lo curioso es que en latín ya vulgarmente evocaba a un bicho acuático indeterminado (compárese con la noción de bicho raro, indeterminado e híbrido que evoca cenutrio).

El vocablo griego ἔνυδρις se compone del elemento ἔν- (en-, en el interior de), y la raíz de palabra ὕδωρ ("hydor", agua), para hacer referencia a un animal que vive en el agua. Pues bien el vocablo latino lutra, que no está claro, para algunos procedería de un arcaico *udra, palabra de idéntica raíz acuática, y pasaría a lutra, por la influencia de lutum (lodo, fango, húmedo) y el verbo luere (lavar), por el medio en el que vive el animal. Esta raíz indoeuropea para el agua es *wed- (mojado, agua) que también da en latín el vocablo unda (ola, agua en movimiento), de donde onda, ondular, abundar y redundante.

Si alguien tiene más datos sobre el uso y origen concreto del coloquialismo "cenutrio", que parece evocar a un híbrido imposible y a una rara especie sin salida, estaría muy bien que los aportara.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.