Etimología de CASTELLANO

CASTELLANO

La palabra castellano viene de Castilla, una región de España y este del latín castellum = "castillo". Ver: castillo.

El año 1492 es clave para nuestro idioma. En ese año los monarcas católicos Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, expulsan a los árabes musulmanes (moros) de su última fortaleza en la ciudad de Granada. Estos adoptaron el idioma de su reino (castellano) como la lengua oficial de España. En ese mismo año se publicaron los primeros diccionarios y libros de gramática castellana.

Ha habido cierta controversia sobre si se debería decir castellano o español para referirse a la lengua oficial de España y la mayoría de los países latinoamericanos. La lengua oficial en toda España, según la Constitución de 1978, es el castellano, por eso muchas personas se refieren al castellano como español (el idioma de España), aunque el catalán, gallego y euskera también son lenguas oficiales en sus respectivas Comunidades Autónomas (Cataluña, Galicia y País Vasco). La Real Academia Española explica que esta polémica ya está superada y que se prefiere el término español. Ver el: Diccionario Panhispánico de Dudas.


Convendría clarificar unas cuestiones sobre las denominaciones castellano y español para nuestra lengua común, sobre todo porque aunque la Academia afirme que es polémica superada, todavía hay muchas personas que intervienen para protestar airadas cuando empleamos una denominación concreta o expresamos que es indistinta. Desgraciadamente esto se debe a que un tema así se ha impregnado de política, y cuando esto sucede, el tema es invadido por la demagogia. La demagogia inventa mentiras de uno u otro signo y manipula para llevar las aguas a su terreno, y las personas especialmente frágiles, las carentes de cultura en ese terreno, acaban creyendo sin dudar la mentira que más les gusta, o aquella que ha surgido de su sector ideológico afín. Y es una pena ver que en lugar de defender en todo caso la opción que prefieren con argumentos razonables (todo puede ser defendible), lo hacen fundados en una total falacia inventada por voceros y demagogos. Así verán ustedes que todavía intervienen aquí algunos diciendo que hay que decir castellano porque decir español es de franquistas, es un invento del dictador Franco para minimizar a las otras lenguas de España (es la mentira que les han contado los demagogos de turno, de cierto signo, eso es totalmente falso, por mucho que Franco deseara minimizar a las otras lenguas). Otros en cambio dirían que hay que decir español, pues es la única lengua oficial de España desde el s. XV (tampoco es cierto, esa es una versión un poco falseada de la historia verdadera que les han hecho llegar otros demagogos de signo contrario). Repasemos un poco la historia.

En la Hispania altomedieval existen diversos reinos cristianos, pero por unificación de estos entre los siglos XII y XIII se forman dos unidades estatales básicas: la Corona de Aragón y la Corona de Castilla. En el s. XII se forma la llamada Corona de Aragón constituida por entidades de base que enseguida fueron tres: el reino de Aragón, y el condado-principado de Cataluña, a las que en el s. XIII se añadiría el reino de Valencia (conquistado este territorio a los musulmanes y repoblado en parte por aragoneses y catalanes) y las islas Baleares. Más tarde también la Corona de Aragón adquiriría durante un tiempo por conquista otros territorios por el Mediterráneo. Aunque están unificados en un solo monarca, cada una de las entidades de este reino tiene administración y cortes propias, de modo que son como una federación con el mismo monarca. En el s. XIII se forma la Corona de Castilla unificada, territorialmente más extensa en la Península Ibérica, que reúne al antiguo reino de Castilla (primero fue un condado), al reino de León que incluía la antigua Galicia y todos sus territorios de reconquista: a diferencia de Aragón la unión de la Corona de Castilla supuso enseguida administración única y cortes únicas y centralizadas. Así las cosas en el s. XV el heredero de la corona de Aragón, Fernando, se casa con Isabel, una de las posibles herederas de Castilla, concretamente en 1469. En 1479 Isabel llega a ser reina de Castilla y también Fernando sucede a su padre en Aragón. La pareja se convierte pues en teoría en reyes de toda Hispania, lo que se completará con la conquista del último reino musulmán de Granada en 1492 y con la unión del pequeño reino de Navarra a Castilla poco después (sólo Portugal será un reino distinto e independiente). Pero no hay unificación administrativa, sino una especie de federación vinculada por el hecho de tener unos mismos monarcas simplemente, cada reino tiene sus instituciones separadas, y hasta la supuesta unificación de monarcas sólo se dará del todo con los sucesores de los Reyes Católicos Isabel y Fernando, pues así como las cortes de Castilla reconocen como rey consorte a Fernando de Aragón (a propuesta de Isabel, con su famosa divisa "tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando"), las cortes de los distintos estados de la Corona de Aragón nunca consintieron en reconocer a Isabel como reina consorte de Aragón, para ellos sólo era la esposa del rey que era reina de Castilla y no tenía ningún poder reconocido en la Corona de Aragón.

Mapa Castilla cortesía de la Gran Enciclopedia Aragonesa

Territorios bajo el dominio de los Reyes Católicos
Fuente: Gran Enciclopedia Aragonesa (GEA)

¿Qué es lo que pasa en el terreno lingüístico en España?. No hay en ese momento ninguna declaración del castellano como lengua oficial de España, eso es falso, cada reino gasta la lengua administrativa y usual que gastaba antes de Isabel y Fernando. Pero eso sí, el castellano, llamado muy propiamente así por motivos genéticos, por haberse gestado aproximadamente en el antiguo condado de Castilla, es muy mayoritario en la península y ha tenido un enorme auge (cultural, político, las razones son variadas) y no sólo es ya la lengua habitual y oficial de la Corona de Castilla al completo, sino también dentro de la Corona de Aragón, del reino de Aragón, completamente castellanizado. Pero el principado de Cataluña emplea como lengua oficial y administrativa el catalán, como siempre. También será el catalán lengua administrativa del reino de Valencia, pues aunque la repoblación es mixta según territorios, las élites de gobierno son catalanoparlantes. De los territorios italianos de la Corona de Aragón no vale la pena hablar porque a la larga no quedaron permanentemente vinculados a España (allá se llevó el catalán como lengua administrativa, pero la gente hablaba dialectos italianos, de modo que a lo sumo quedan catalanismos abundantes en dialectos como el napolitano). De esta manera el catalán es lengua oficial y administrativa en sus zonas de habla no sólo con los reyes católicos, sino durante dos siglos más. La utilización del castellano como única lengua oficial de la administración central de toda España se da con el advenimiento de la dinastía borbónica y la anulación de las administraciones separadas e instituciones propias tanto de la corona de Castilla como de la de Aragón, a inicios del siglo XVIII (decretos de Nueva Planta entre 1707 y 1715), si bien las notarías catalanas y entidades jurídicas menores pudieron seguir emitiendo libremente documentos en catalán.

¿Qué es lo que sucede sin embargo? Sobre todo desde fuera de España, quizá por ser la lengua castellana indudablemente la mayoritaria en los territorios hispanos y también la más hablada por las élites políticas, es llamada español desde el s. XV por todo el mundo (alemanes, franceses, italianos, europeos todos, etc. desde el s. XV y quizá antes documentadamente la llaman español). A ello se suma la expansión por América a partir de 1492. Hay que tener en cuenta que los reinos hispanos no se unificarían administrativamente hasta 1715 y que fue la Corona de Castilla la que financió y se hizo cargo de la empresa de Colón (la Corona de Aragón negó su apoyo), así los territorios adquiridos en América estaban asignados a la Corona de Castilla, por eso ningún catalán participó en empresas americanas o negocios hasta después de 1715, y por eso la lengua que se llevó allá fue el castellano, que también se llamó en general español porque españoles se llamaba a los conquistadores. En definitiva, la doble denominación para la lengua se empezó a establecer desde el s. XV en adelante y también penetró en España. Las primeras gramáticas y diccionarios publicados (Nebrija y posteriores) suelen titularse gramáticas o diccionarios de la lengua castellana, pues era denominación habitual dentro de España. Pero a partir del s. XVI dentro de España empieza a surgir también la denominación diccionario o gramática del español con toda normalidad, más frecuente aún en el s. XVII, en el que se detectan decenas de gramáticas publicadas ya con el nombre "gramática del español", como una denominación indistinta y sin mayores implicaciones. Si observan ustedes la portada de la primera edición del conocido diccionario de Sebastián de Covarrubias de 1611, verán que se llamó "Tesoro de la lengua castellana o española", dando el nombre por equivalente o indistinto (¡No me van a decir que Sebastián de Covarrubias era franquista 328 años antes de la llegada al poder del dictador Franco!).

La portada del diccionario de Covarrubias

Personalmente pienso que pueden usarse ambos términos sin problemas ni miedos, a gusto o conveniencia. Lo avala la historia. Y en todo caso será mejor el uso de uno u otro vocablo, según contextos. Yo soy valenciana y vivo en Valencia, una tierra bilingüe (se habla castellano y catalán, aquí llamado valenciano). En Valencia yo digo siempre castellano, porque el uso de español es entendido por la mayoría de los catalanoparlantes como excluyente: si al castellano lo llamamos español es como si les estuviéramos diciendo que el catalán o valenciano no es una lengua española por derecho, y sólo es español de pleno derecho el castellano, y claro no se trata de ofender a nadie por exclusión. Si en cambio estoy en Andalucía la cosa cambia: comprendo que a muchos andaluces no les guste mucho la denominación castellano, pues entienden que eso es válido para la lengua romance arcaica gestada en Castilla y hablada en los primeros siglos, pero es que en la gestación de la lengua moderna ya del s. XV y XVI, en su edad de oro, todas las regiones y zonas de España aportaron mucho, y no poco Andalucía, y claro, ellos no son castellanos, españoles sí, pero castellanos no, y van a preferir decir, y no les falta razón, que hablan español, una lengua enriquecida por buena parte de los territorios de España, y que ya enriquecida se exportó a América, y es que para ellos justamente el vocablo excluyente es castellano. Así que no tengo pegas en decir allá español si les gusta más. Y por supuesto, siempre digo español cuando estoy en el extranjero, entre otras cosas porque casi nadie me va a entender si llamo a mi lengua "castellano", no sabrán siquiera de lo que hablo, dado que la denominación español es la internacional y la absolutamente mayoritaria.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.