Etimología de CARBONATO

CARBONATO

Carbonato es cualquier compuesto químico derivado del ácido carbónico o del dióxido de carbono. Los inorgánicos contienen el radical divalente negativo COз y un ión metálico, como el sodio, el magnesio, el calcio y otros (como el carbonato de sodio, de magnesio y de calcio) mientras que los orgánicos son ésteres, como el carboxilato, derivado del ácido carboxílico. El nombre de carbonato se debe a que en estos compuestos está presente el elemento químico carbono.

La palabra carbonato procede del latín carbonis (carbón, carbono), de donde provienen numerosas palabras de uso corriente, por ejemplo, Carbonífero, cierto período geológico; carbunclo o ántrax (véase en este diccionario), por el color negro de las lesiones cutáneas de esta enfermedad; tetracloruro de carbono, compuesto de un átomo de carbono y cuatro de cloro; bicarbonato, carbonizar, carboxihemoglobina, hidrocarburo, carburación, carburador, etc. Más el sufijo -ato, del latín -atus (lo que ha recibido una acción), utilizado en química para indicar el nombre de una sal derivada de un ácido cuyo nombre lleva el sufijo -ico; así, del ácido carbónico, se derivan los carbonatos, del ac. sulfúrico, los sulfatos, del ac. nítrico, los nitratos, y así sucesivamente.

A la palabra latina carbo, carbonis, se la ha asociado con la antigua raíz indoeuropea *ker(e)-, con el significado de 'brasa, ascua'; que en su forma sufijada *ker-tā, quizás originó *hertō, que derivó en el inglés antiguo heorth, de donde en el inglés actual hearth (hogar, chimenea); así como cremāre (quemar), en latín, de donde procede cremar, crematorio y cremación.

El término fue acuñado por el químico francés Louis Bernard Guyton de Morveau (1737-1816), en el año de 1787, en su obra Méthode de nomenclature chimique (Método para la nomenclatura química). Desde entonces, se adoptaron nuevos principios o métodos que sistematizaron la forma de dar nombre a las sustancias químicas, en base a los componentes que las forman, pues hasta aquellos tiempos, se empleaban denominaciones arbitrarias, por ejemplo: el aceite de vitriolo, un sulfato, derivado del ácido sulfúrico, por su aspecto semejante al vidrio; Sal de Epsom, que es sulfato de magnesio hidratado, pero recibía ese nombre porque se descubrió en 1695 en Epsom, Surrey, Inglaterra.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.