**

Etimología de CREACIONISMO

-
-

CREACIONISMO

La palabra creacionismo es un derivado con sufijo -ismo (doctrina, creencia) de la palabra creación, procedente del verbo latino creare (nombrar para una función, instituir, crear, establecer), verbo procedente de una raíz indoeuropea *ker-3 (crecer) y que dio en latín distintos vocablos de los que derivan palabras como crear, criar, criollo, criado, crecer, concreto, decreciente, etc.

Frente a lo que erróneamente piensa a veces la gente, el creacionismo no consiste en creer en un dios creador. Esto es simplemente un acto de fe religiosa inherente a la mayoría de las religiones que postulan que un dios o unos dioses crearon el universo. Desde los orígenes de uso del término creacionismo, éste consiste en el intento (vano) de dar una explicación demostrativa, lógica, filosófica o científica, a la existencia de un dios creador y a la necesidad de que todo lo existente haya resultado de su acción creadora y al mismo tiempo sea una demostración de la existencia divina. Tales argumentos se dieron en el cristianismo desde la Edad Media, y como argumentos lógicos son inválidos y están totalmente viciados, pues al final, para sostener toda la argumentación, siempre hay que recurrir a una cuestión de fe. Sirva de ejemplo el argumento cosmológico que dice que todo lo que existe tiene una causa y ninguna causa puede crearse a sí misma, y que si el universo existe y tuvo un principio, hubo de haber una causa y esta causa es dios. Obviamente la siguiente pregunta es si dios existe también hubo de tener una causa, cosa que se niega (Dios es la causa incausada), con lo cual se está negando el principio lógico utilizado. Todas estas viejas seudoargumentaciones creacionistas han sido sin embargo profusamente enseñadas y utilizadas por la teología hasta nuestros días. Pero actualmente no es eso exactamente lo que se entiende por creacionismo. El creacionismo actual es básicamente un movimiento integrista y ultraísta integrado por los grupos que desde que se publicó en el S. XIX la teoría de la evolución de Darwin, hoy un hecho científico tan incontestable como el heliocentrismo, han estado militando activamente, negando sus postulados científicos y oponiéndose, allá donde podían, a la difusión y enseñanza de la ciencia, intentando incluso disfrazar sus posturas con argumentos seudocientíficos del tipo de las teorías llamadas del "diseño inteligente" con objeto de procurarse un disfraz racional en aquellas escuelas e incluso cátedras universitarias donde lograban imponer su modelo y prohibir la enseñanza de las posiciones científicas al respecto. Estos grupos entendieron que el hecho de que la teoría de la evolución demuestra que las especies evolucionan y se generan por leyes propias de la materia, niegan el viejo argumento religioso de una providencia divina inteligente en la reacción del cosmos como prueba de la existencia de Dios, así como la literalidad del relato bíblico. Estos grupos son principalmente ramas protestantes y tienen su campo de acción preferente en los USA. En general actualmente en Europa el evolucionismo no tiene problemas con las jerarquías religiosas, y en concreto las jerarquías católicas en su mayoría lo admiten sin pegas, reconociendo que una cosa es la ciencia demostrada, aceptada y aceptable e incontestable, y otra cosa es la Biblia, libro metafísico y moral con un lenguaje simbólico, y que para el creyente no hay pega en aceptar la teoría de la evolución, sólo que además de eso creerá que hay algo más, creerá en un Dios como origen y motor primero de la materia, lo cual no es creacionismo, sino puramente fe, una fe que cualquiera es libre de profesar o no, pero que como tal fe no está sujeta a razonamientos lógicos ni científicos, ni demostración posible, ni puede pretenderlo así, y fe perfectamente respetable en cuanto fe, no en cuanto ciencia, pues la ciencia es otra cosa y se rige por otros principios. Y tal postulado ya no puede ser llamado creacionismo, sino en todo caso evolucionismo teísta. En el llamado Viejo Mundo el evolucionismo sólo tiene sus problemas en determinadas comunidades islámicas con una vivencia del hecho religioso que cabría calificar de medieval. Pero como dato curioso, en un libro de divulgación relativamente reciente de Richard Dawkins (Evolución. El mayor espectáculo sobre la Tierra), se afirma que, siendo cierto que en todas partes existe un porcentaje de gentes que creen la literalidad de los escritos religiosos y niegan ignorantemente la evolución, en el año 2.007 las encuestas realizadas en los USA arrojaban un porcentaje superior al 40% de personas que manifiestan "no creer en ello" y "que la evolución es una simple teoría". Semejante porcentaje es tan grave y preocupante como si en pleno siglo XXI tal proporción de personas afirmara que el heliocentrismo y el hecho de que la Tierra gire alrededor del sol es "una simple teoría", pues la evolución es algo tan demostrado como el heliocentrismo. Tal despropósito no es sólo indicador de una ignorancia enorme, sino, lo que es peor, del amplio poder sobre los canales de información, manipulación y opinión que en determinadas sociedades tienen los fanáticos y fundamentalistas para contrarrestar la mera cultura y la formación básica.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C

D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9845) añadidas al diccionario:
pícea   morrena   burundanga   estragar   estertor   mofar   abacero   tétanos   bochinche   adverso  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
ágora   mesozoico   mundo   venoclisis   kilómetro   luciérnaga   megaterio   quinta   mitra   trinidad  
Último cambio: Viernes, Octubre 24 16:45 MST 2014