Etimología de CELDA

CELDA

La palabra celda (cada cuarto de una cárcel) viene del latín cella (habitación pequeña). De ahí tenemos también la palabra célula. La palabra latina se asocia con una raíz indoeuropea *kel- (cubrir, esconder), que está prensente en las palabras ocultar, célula y color.

Por lo general, la -ll- latina se mantiene cuando la palabra que la tiene pasa al castellano. Esto lo podemos ver en las palabras caballo (de caballus), gallo (de gallus), pollo (de pullus) y valle (de vallis). Pero a los cultos les parecía que esa pronunciación era incorrecta. Así que empezaron a cambiar la -ll- a -ld- (cella -> cel la -> celda), aunque fuera más fácil asimilarla (cela). De ahí que tenemos palabras como píldora (de pillula) y rebelde (de rebellis).

Los letrados llaman ese cambio de -l- a -d- "disimilación". Es parecido como los "suíticos" chilenos, que pronuncian Tchile, en vez de Chile, pues Chile les suena como Shile, así como lo pronunciaría un "roto".


No es que "a los cultos les parecía que esa pronunciación era incorrecta y por eso empezaron a cambiar ll a ld". Esto no es así. Lo primero que hay que decir es que en latín no existe la elle (ese sonido palatal semejante a y griega). No existe ni en latín clásico, ni en latín vulgar, ni en tardío. El grupo latino ll anota una l geminada, es decir, se pronuncian dos eles seguidas con un mayor esfuerzo en la tensión articulatoria. Se dice siempre val-lis, cel-la, gal-lus, rebel-lis, etc., tanto en el habla culta como en el habla vulgar. Es en el periodo comprendido aproximadamente entre el año 500 y el 800 d. C., cuando se gesta la lengua romance, que en este grupo en el habla común del pueblo se genera una yod, sobre todo por efecto de las vocales palatales, y ese nuevo grupo -ly- palatalizará en lo que conocemos como nuestra elle en la mayoría de los casos, y tendremos palabras como valle, gallo o cuello (si bien en algún caso aislado la l doble simplemente simplifica en l). Pero determinadas palabras, quizá porque eran usadas menos por el campesinado y más por otros estamentos, no sufrieron el paso por la yod y mantuvieron en principio el sonido originario de la doble l-l latina que en la lengua romance ya exigía un esfuerzo articulatorio ajeno o no habitual. Es así como en estas palabras surgió por evolución una d por disimilación de la segunda l, en un fenómeno parecido al de la epéntesis, cuando se intercala un sonido consonántico b o d para eliminar el esfuerzo articulatorio de dos sonantes seguidas. Y tenemos esas formas como celda (de cella), rebelde (de rebellis), píldora (de pillula).

-Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.