Etimología de CONTRINCANTE

CONTRINCANTE

La palabra contrincante según el DRAE procede de trinca, y este vocablo remite a un conjunto de tres, a veces tres personas que optan a un puesto por oposición. Aunque por supuesto se empleó antes y el CORDE registra el uso más antiguo de la palabra en 1729, la voz contrincante fue recogida por primera vez en un diccionario académico en 1780, con el único significado de "el que pretende alguna cosa en competencia con otros" y se compara al latín competitor. Es en 1817 cuando aparece la idea de competidor de una misma trinca en oposiciones, sin especificar si esa trinca es o no un grupo de tres personas. En 1853 la Academia afirma que el valor propio de contrincante es el de participante en una trinca de oposiciones, y que el de rival o competidor sería secundario a partir de ese, cosa obviamente errónea porque las oposiciones a la función pública nacen y se regulan en el s. XIX, y la Academia misma recoge la palabra contrincante en el s. XVIII, antes de que existieran y sin ninguna relación con ellas.

Y podemos plantearnos si ese trinca con el que se relacionaría, no tomó su valor similar al de terna por mera etimología popular, por asociación de la sílaba tri- a la idea de tres, como en triple o triángulo. Si intentamos relacionar trinca con el verbo trincar nos encontramos con tres posibles verbos, de distinto origen según el DRAE, ninguno de los cuales se asocia aparentemente a la idea de competir. Pero es de sospechar que trinca en algún momento significó una forma de disputa o debate o en cierto modo competición. En la mar trinca es un cabo o cuerda que se ata a un palo, y curiosamente existe un vocablo trenca que entre otras cosas significa palo de colmena.

Pero al pensar en trinca como competición nos resulta evidente una muy factible relación semántica es con trinquete, palabra antigua que primitivamente se escribió triquete, no en el sentido de palo o mástil de proa de nave, verga mayor o vela que se ajusta en el palo de proa, que es uno de sus valores, sino en el muy antiguo sentido de juego competitivo de pelota que se practica en un local contra un muro, con diferentes modalidades, pues se puede jugar con la mano desnuda como hacen los vascos, o como es tradicional en Valencia sólo con la mano protegida con una especie de medio guante de piel, o con palas, etc. Este juego se atestigua por escrito en España en la Corona de Aragón y en Valencia desde el s. XIV, y se le llama trinuete o trinquete. De ello ha derivado que después y hoy sobre todo se llame trinquete a la cancha donde se juega, más o menos sinónimo de frontón. Y eso parece llevarnos más claramente al sentido de contrincante, cuyo valor originario sería el de mero competidor.

Lo curioso es que el DRAE dice que en este sentido trinquete es préstamo del francés trinquet (pala para jugar a la pelota). Pero si vamos al CNRTL dice que este trinquet (2) es préstamo del español, aunque la voz española depende a su vez de un préstamo francés triquet que sería una pala larga y estrecha para jugar a la pelota, a su vez derivado de trique (bastón), y que a fines del s. XIV se decía en francés "jouer aux triques" (algo así "jugar a los bastones"). Y en fin ese trique francés se relacionaría con un bastón que antiguamente se pasaba sobre una medida de grano para hacer caer el grano excesivo, y con el bajo fráncico *strîkan «pasar un objeto sobre otro». Una etimología final muy compleja. Haría falta saber si esta forma no influiría en la forma cricket, referida en inglés a un juego de bate y pelota que surge en el XVI a imitación francesa y cuyo nombre procede del francés criquet, pero que tenía otro significado.

Tanto en catalán como castellano la forma triquete/triquet es más antigua que trinquete/trinquet, tanto para referirse al palo y a la vela naútica, como al juego de pelota. Algunos hay que lo han relacionado con el latín triquetrus (triangular), pero no se ve muy clara la relación, a no ser que piensen que las antiguas canchas constaban de tres muros, uno frontal al que dirigir la pelota, cerrado por dos laterales para evitar que las pelotas mal rebotadas escaparan del campo de juego.

Lo que sí podría considerase es que ese viejo trique francés para bastón podría ser de origen latino. Hay en efecto un vocablo latino preferentemente usado en plural que es tricae. Esta voz se usa a veces con el valor de tonterías, bagatelas o simplezas, pero otras muchas con el valor de embrollos, embarazos o dificultades, en sentido figurado a partir de su sentido físico como voz rural primitiva que pudo referirse a los ramajes, palos y troncos que erizaban un lugar y lo hacían intransitable, sentido que se mantendría vivo en el habla latina campesina. De ahí palabras como intrincado, inextricable, intrigar o intriga.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.