**

Etimología de DIOS

-
-

DIOS

La palabra Dios procede del latín deus, sin más, constituyendo una excepción de palabra que procede de un nominativo y no de un acusativo, como es habitual, debido a que a Dios se le invocaba con el nominativo. Esta etimología está tan extensamente probada por todos los escritos latinos tardíos y protorromances medievales, que es increíble defender otras posibilidades. Cualquier otra cosa es un puro invento. Y el latín deus, no procede en absoluto del griego Zeus. Lo único que sucede es que ambas palabras derivan de una raíz indoeuropea común *dyeu-/*dyu-, que significa "luz diurna", variante de la raíz indoeuropea *deiw- (brillo, luz). Y en efecto la palabra latina "deus", así como su variante "divus" (que están ambas en la base de nuestro término "Dios"), significan "ser de luz", pues así eran entendidos los dioses en los orígenes, como seres hechos de la materia de la luz y nimbados de ella. Lo que sucede es que el nombre Zeus (*Dyeus) tiene el mismo origen indoeuropeo. Este origen, también está en la base del nombre Júpiter (en genitivo "Iovis", procedente de "Dyeuis"), sólo que en el nominativo se le invocaba como padre (en indoeuropeo pitar /piter), así Dyu-piter. Téngase en cuenta que tanto Zeus como Júpiter (dioses equivalentes del panteón indoeuropeo) representan al dios del Cielo y los fenómenos atmosféricos, asociado al rayo, al relámpago y a la luz. Los romanos no tomaron en general a sus dioses de los griegos, sino que hay una coincidencia porque estos son los principales dioses del panteón indoeuropeo primitivo, que ambos pueblos, griegos y romanos heredan. Sólo a partir del s. IV a.C. algunos dioses griegos como Apolo o Dioniso-Baco son tomados por los romanos, pero no es el caso de Zeus: el Júpiter romano es tan antiguo como Zeus, y con el contacto cultural sólo se identificaron.

El cristianismo primitivo odiaba profundamente la religión pagana y hubiera considerado un absoluto sacrilegio nombrar a su dios con el nombre propio de ninguno de los dioses clásicos. Lo que sí utilizan es el latín en la parte occidental del imperio romano, en que un dios como nombre común se dice deus o divus, de donde Dios. En el imperio oriental se hablaba en parte griego, y allí se utilizó la palabra que en griego es nombre común para los dioses, que es θεός ("theos", dios), palabra que siguen utilizando los cristianos griegos actuales, que nos ha dado vocablos como ateo, teocentrismo y teísta, y que no tiene nada que ver con la latina deus, pues viene de una raíz indoeuropea diferente *dhēs- vinculada a los conceptos religiosos o lo sagrado.

La evolución fonética de nuestra palabra Dios fue la siguiente. En deus la u breve se abre a o, y el diptongo generado por un proceso de disimilación que sucede siempre en los grupos vocálicos compuestos por vocales fuertes o medias, hizo pasar la e a i (vocal débil y cerrada), como en vinea > vinia (que finalmente dio viña). Por otro lado evoluciona la palabra divus, que también significaba dios, confluyendo en una forma idéntica: la v intervocálica cae, desaparece regularmente, como en lixiva> lejía, y la u breve pasa a o. Y tenemos en lengua vulgar romance la palabra Dios, que escribimos con mayúscula porque la religión dominante es monoteísta y sólo se concibe uno, pero que en latín escribimos con minúscula puesto que es nombre común y la religión romana tiene muchos dioses. Esta evolución que hace pasar la e latina de deus a una i se dio en castellano, en francés (Dieu) y en italiano (Dio), pero no se produjo en catalán (Déu), ni en portugués (Deus), otras lenguas hijas del latín que han mantenido perfectamente la e latina originaria.

Por otro lado las palabras latinas deus y divus se originan ambas en una forma común del latín arcaico perfectamente atestiguada en la epigrafía de las dedicaciones a los dioses desde el s. V a.C., que es deivos (dios), ampliamente testimoniada en diversas inscripciones como por ejemplo la inscripción de Dueno C.I.L. I, 3, o la C.I.L. 1, 4, que reza en latín arcaico: "... iuvesat deivos quoi med mitat..." (jura por los dioses que me envía...). De la misma manera tenemos atestiguada en estas épocas la forma femenina deiva (diosa) que genera en clásico los vocablos dea y diva, en diversas inscripciones como la C.I.L. I, 632 que dice "sei deivae et deinde persaepe sacrum" (sea este rito consagrado a la diosa también luego con frecuencia). Y también una muy interesante, la C.I.L. VI, 96, que muestra ya una de las evoluciones de la palabra: el acusativo plural devas, ya con reducción de i, que con la posterior caída regular de la v intervocalica, nos daría la forma deas. En efecto deivos y deiva presentan dos evoluciones: una más cultista que monoptongó el diptongo ei en i larga manteniendo v, y generando divus y diva, y otra que redujo el segundo elemento del diptongo, manteniendo la e, y haciendo caer la v entre vocales de cercano grado de apertura (devos>deos>deus y deva>dea).

Todas estas formas se basan en un vocablo indoeuropeo *deiwos que el latín asume en paralelismo con el antiguo indio y sánscrito dēváh, o por ejemplo el lituano devas o el céltico devos, lenguas que de manera muy diferente a como sucedió en el griego, han tomado la raíz indoeuropea en grado e en la primera sílaba *deyw-. El griego en cambio forma su nombre propio Zeus con la raíz indoeuropea grado cero en la primera sílaba y grado pleno en la segunda *dyew, y como es habitual en griego la yod asibiló la dental produciendo una silbante sonora Z, es decir, se origina en otra variante del radical indoeuropeo que vemos clara en el genitivo "diós" que mantuvo el grupo sin asibilar debido al cambio acentual. Esta variante en grado cero el latín sólo la empleó en el nombre propio Iupiter, de Ious-piter y originariamente *dyous-piter, en que el latín asimila la d a la yod consonantizada y la hace caer, como también es cambio fonético habitual en el latín y no en el griego.

Y en efecto esta raíz indoeuropea de variantes *deyw-/ *dyew- hace referencia a la luz diurna y el brillo de la luz que en el fondo mental indoeuropeo se atribuye a los dioses, y nos proporciona también en latín el vocablo dies (día, parte luminosa del día caracterizada por la luz solar y opuesto a noche) y el nombre de la diosa Diana. Desde el griego en cambio llega al latín en nombre Dióscuros, con que se conoce a Cástor y Pólux, que en Roma reciben culto como dioses protectores de la caballería. En griego da también el vocablo δῆλος ("delos", brillante, visible, patente), que da lugar al nombre propio de la isla griega de Delos, al epíteto Delio que los griegos antiguos daban al dios Apolo, y a algún neologismo moderno de base griega como la palabra psicodélico (relativo a la manifestación visible de elementos psíquicos ocultos, relativo a la estimulación intensa de potencias psíquicas para que se manifiesten en formas visibles).

Bibliografía básica:

  • Thesaurus Linguae Latinae. Bayerische Akademie der Wissenschaften. München.
  • Ernout, A.- Meillet, A. Dictionnaire étymologique de la langue latine.
  • Corpus Inscriptionum Latinarum, Tomo I.
  • Ernout, A. Morphologie historique du latin. Klincksieck. Paris.
  • Chantraine, P., Morphologie historique du grec. Klincksieck. Paris.

- Gracias: Helena


Leyendas urbanas, inventos y otros comentarios diversos

La palabra Dios proviene del latín "Deus", que a su vez viene del griego "Zeus", quien en su mitología era el dios de los dioses. La palabra "Zeus" cambió a Deus y después a Dios. Deus tiene la misma raíz indoeuropea (*dyeu-) que "día", y significa sol o brillante. Los Romanos incorporaron el panteón griego dándoles sus propios nombres. Zeus, siendo el dios padre, se convirtió en Zues Pater, que por uso vulgar se convirtió en Jues Piter o Júpiter. Los Judíos nunca usaron ese término (DIOS o DEUS) en sus escritos. Ellos usaron el tetragrama del cual se formó el nombre Jehová

- Gracias: Delia Lafaurie


La palabra "Dios" no vino a través del latín "Deus", sino que Dios pasó directamente del griego (donde es el caso genitivo, o sea dios significa "de Zeus") al español. En general, la explicación más sencilla es la correcta. Si el griego y el español tienen una misma palabra, la "derivación" a través del latín no es necesaria.

- Gracias: Jorge Heguilor


"Dios" no tiene nada que ver con el griego "Dios" (genitivo de "Zeus"). En las lenguas flexivas (como el latín o el griego) el caso genitivo expresa lo que en castellano expresamos mediante la preposición "de". En griego "Dios" no significa 'dios', sino que 'DE Zeus'. Zeus es simplemente el nombre de un dios (aunque el padre de los dioses), el concepto 'dios' se expresa mediante la palabra "theos" que no está relacionada con "Zeus". Revisando el Nuevo Testamento escrito en Griego antiguo, encontramos la palabra "theos" para describir a Dios, no la palabra "Dios".

- Gracias: Francesc


En griego antiguo encontramos también la palabra δῖος (dios) (masculino δῖος, femenino δῖα, neutro δῖον), un adjetivo (no tiene nada que ver con Dios, genitivo de Zeus) muy común (por ejemplo Homero usa el masculino δῖος (en caso nominativo 93 veces en ´´Iliada´´ y 97 en ´´ Odisea´´) que significa1:

´´Divino, de naturaleza o apariencia divina´´ como epíteto formular:

  • de diosas
  • raro de los principales dioses masculinos
  • de démones y divinidades
  • de héroes y heroínas
  • de fuerzas y fenómenos de la naturaleza
  • de objetos relacionados con los dioses, etc.

''αὐτὰρ ἐγὼν οἴκοιο ἄναξ ἔσομ᾽ ἡμετέροιο καὶ δμώων, οὕς μοι ληίσσατο δῖος Ὀδυσσεύς".

''en tal caso, yo seré soberano de nuestro palacio y nuestros esclavos, que me trajo como botín de guerra el divino Odiseo''.

(Homero, Odisea canto I, verso 398).

Fuente:

  1. Diccionario Griego -Español Volumen V. Instituto de Filología. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid 2008.

Según el DRAE la palabra dios viene del latín deus, pero el diccionario1 : ´´An Etymological dictionary of the Latin Language´´ by the Re. F.E.J. Valpy, A.M London 1828, nos da las siguentes alternativas para la palabra latina deus:

  1. Del griego Θεός (theos) ´´Dios´´, como Θεά (diosa) → Dea 2 3.
  2. De la palabra griega Δεύς (Deus) (tipo Eólico4 para Zeus) 2 3.
  3. Del griego Διός (Dios, genitivo de Ζεύς).

Además, en Grecia en la época micénica (1600 adc - 1100 adc) utilizaban las palabras te-os (=dios) y te-o-i (=dioses) te-o-do-ra (teo=dios, dora=regalos) (sistema de escritura lineal B). Después teos (oi)→ θεός(οι) (theos) y Platón (en Crátilo, diálogo entre Hermógenes y Sócrates) explica el origen de la palabra.

Sócrates: ¿No es, entonces, justo comenzar por los dioses y examinar por qué han recibido exactamente el nombre éste de «dioses» (theoí)?

Hermógenes: Es razonable, al menos.

Sócrates: Yo por mi parte sospecho, desde luego, algo así: me parece que los primeros hombres que rondaron la Hélade tuvieron sólo por dioses, precisamente, a los mismos que la mayoría de los bárbaros tienen todavía hoy: al sol y la luna, a la tierra, a los astros y al cielo. Pues bien, como veían siempre a todos estos en movimiento y «a la carrera» (théonta), les pusieron el nombre de «dioses» (theoús) a partir de la naturaleza ésta del «correr» (theîn). Posteriormente, cuando hubieron descubierto a todos los demás, siguieron ya llamándoles con este nombre. ¿Tiene lo que digo alguna semejanza con la verdad o ninguna en absoluto?

y sigue explicando la etimología de Zeus:

´´Parece que también su padre, llamado Zeús, tiene maravillosamente puesto el nombre, aunque no sea fácil de comprender. En efecto, el nombre de Zeus es como su definición. Lo dividimos en dos partes, y unos, empleamos una y, otros, otra -unos le llaman Zēna y otros Día-, pero si los ayuntamos en uno, ponen de manifiesto la na­turaleza del dios y esto es, precisamente, lo que conviene que un nombre sea capaz de expresar. Y es que, tanto pa­ra nosotros como para los demás, no hay un mayor cau­sante de la «vida» (zén) que el dominador y rey de todo. Acontece, pues, que es posiblemente exacto el nombre de este dios «por el cual» (di'hón) los seres vivos tienen el «vivir» (zén). Y aun siendo único su nombre, está dividido en dos partes, como digo: Día y Zéna. Podría parecer in­solente, si se oye de repente, el que sea hijo de Krónos y, sin embargo, hay buenas razones para que Zeús (día) sea hijo de una gran «inteligencia» (diánoia), pues Krónos sig­nifica «limpieza» (kóros), no muchacho, sino la «pureza» sin mezcla de la «mente» (kóros noû).

Notas:

  1. Véase también:
    1. ''An Essay of the different nature of accent and quantity with their use an application in the English, Latin and Greek Languages'' by John Foster, London 1820.
    2. ''De verborum significatione'' de Pompeius Festus.
    3. ´´Viage estático al mundo planetario´´de Lorenzo Hervás y Panduro Madrid añoMDCCXCIII y
    4. ´´De la antigua lengua,poblaciones y comarcas de las Españas´´ de Andres de Poca ,1587.
  2. Según otros diccionarios, Θεός y Ζεύς podría venir de dos raíces Proto Indo-Europeas (PIE) diferentes:
    • *dhes- → Θεός
      se refiere a un lugar (templo) o actividad (fiesta) religiosa.
    • *dyeu- → Ζεύς
      → Deus
      se refiere a lo brillante del cielo, al sol y un personaje, el dios más brillante.
  3. Obviamente pertenezco a esa minoría de gente que no acepta la teoría del Proto-Indo-Europeo (PIE), pues todo lo concerniente a esto es una teoría. El hecho de que muchos diccionarios recurran en sus entradas etimológicas a una hipotética raíz basada en el PIE me es indiferente. Es solamente una teoría.

    Debemos recordar que las palabras que empiezan con * (por ejemplo: *dhes y *dyeu) constituyen un tipo hipotético y no hay registro (constancia) de ellas. A veces dejan mucho campo a la fantasía y casi nunca pueden ser objetivas. Aceptaría tenerlo en cuenta, si no tuviera ningún otro dato que manejar, pero si hay registros históricos sobre una palabra (por ejemplo: Θεός y Ζεύς), elijo usarlos en vez de recurrir a una teoría PIE. La etimología es una ciencia y (en mi opinión) la ciencia debe basarse en hechos, no en hipótesis.

  4. El eólico es un dialecto del griego clásico que se hablaba en la costa de Asia Menor, Tesalia, Beocia, en la isla de Lesbos (ver: Lesbiana) y en otras colonias griegas.

- Gracias: PAGOT


Un libro explica que Dios podría ser una invención de Platón, que en su teoría de las ideas, destaca que todas ellas confluyen en una sola: la gran idea que es Amor, Belleza, etc. Platón seguramente era politeísta, pero se puede rastrear el origen del monoteísmo en la filosofía griega con Platón o Parménides.

- Gracias: Sebastian Melmoth

Es una versión interesante, pero no parece ser cierta. Platón creó su academia en el año 387 Antes de Cristo (a.C.), mientras que Abraham (padre de los judíos, musulmanes y cristianos) ya predicaba el concepto de un sólo Dios alrededor de 1800 a.C., o sea unos 1400 años antes.


Otro origen que atestigua la idea de un dios "sin igual". Esta aparece, como mínimo, siete siglos antes de Abraham. Antes de Amenofis, la "teología" egipcia abunda en fórmulas tales como "dios único", "sin igual", "el más grande". Estas ideas se encuentran en los Textos de las Pirámides, los primeros escritos religiosos de Egipto (2500 a.C.).

- Gracias: Sebastian Melmoth

Esta versión parece más cierta, pues sabemos que Abraham procede de Babilonia (lo que hoy conocemos como Irak) y vivió en Egipto. Bueno, no vivió allí por mucho tiempo. Abraham fue expulsado de Egipto por decirle al faraón que su esposa, Sara, era su hermana.

El primer gobernante monoteísta fue justamente un faraón egipcio llamado Amenofis IV. Él fue faraón de Egipto en los años 1300 a.C. Él adoraba a un dios único. Este era el sol visible, al cual llamaba Atón. Él incorporaba a todos los ciudadanos a su religión, pues decía que el sol alumbra igualmente para todos. Aunque él aceptaba a todas las gentes a su religión, mandó a destruir los templos de las otras religiones. Cuando Amenofis murió, el pueblo egipcio volvió a sus dioses anteriores, incluyendo a Amón-Ra al cual denominaban al Dios más grande y Dios de los Dioses.

Un punto interesante es que la religión Católica también esta relacionada con el dios del sol. El emperador romano Constantino adoraba a Mitra (dios del Sol), pero un día tuvo un sueño en el cual vio una cruz dentro de un sol con la inscripción "vence con esto". Fue así que se declaró cristiano e impartió el cristianismo a todo el mundo occidental.

Otro punto interesante es que los judíos, musulmanes y cristianos creen en el mismo Dios. Como había notado antes, Abraham es el padre de todas estas religiones. Es decir, Jehová, Alá, y Dios es uno sólo. Según el nuevo testamento, Jesucristo es del mismo linaje que David, Moisés y Abraham. Los musulmanes también consideran a Abraham como su patriarca. Lo que pasa es que Dios le dijo a Abraham que él iba a ser el padre del pueblo elegido. El primer hijo del Abraham, Ismael, no fue con su esposa, Sara, sino con su esclava, Agar. Después de Ismael, Abraham tuvo un hijo con Sara, al que llamó Isaac. Entonces los musulmanes creen que ellos son el pueblo elegido, pues son descendientes de Ismael, el hijo mayor de Abraham. Los judíos creen que ellos son el pueblo elegido, pues son descendientes de Isaac, el primer hijo legítimo.


El dios Aton fue una idea revolucionaria en su tiempo, ya que fue la primer creencia monoteísta de la historia. La identificación con el Sol se hizo necesaria para explicar al pueblo la fuerza y la presencia de Atón. Algunos estudiosos creen que de esta creencia en el Dios Unico, nace el monoteismo hebreo. Opinan que Moises fue sacerdote de Aton. Como curiosidad una de las formas de referirse a Jehová (que no se debe nombrar: ver Jehová) es Adonai palabra muy parecida a Atón, no ?? Una cosita más. En hebreo la palabra "señor" es "adon" (אדון) y "Adonai" (אדוני) se traduce como Dios.

- Gracias: embelek


La palabra "Dios" es divina y tiene más de 3500 años. Como ya habíamos dicho al principio viene de los indoeuropeos (*dyeu-). La raíz de la palabra Dios llega hasta cielo o luminoso y en el caso de los germanos (God y similares) se remonta hasta llegar a brillante:

  • Sánscrito (indio del IIº milenio ae): devah (En realidad no significa dios, significa ser de luz, y el concepto hindú y budista aplica para aquellos "seres de luz" que viven en un plano especial de puro gozo).
  • Avéstico (iranio de comienzos del primer milenio ae): daeva.
  • Lituano: Dievas (teónimo del Dios celestial, apelativo general).
  • Griego: Dios (genitivo de Zeus).
  • Latín: deus.
  • Germano antiguo: *tivar (Dios en plural) (me parece recordar que a veces la 't' deriva en 'd' en los idiomas de origen indoeuropeo).

Además hay bastante evidencia lingüística que muestra que los Indo-europeos rindieron culto a un Padre del Cielo o Padre Luminoso cuyo nombre sobrevive en el Júpiter latino y el Dyaus-pita Sánscrito, y en una forma más abreviada, Zeus griego y Týr normando. Es cosa de ver que tanto Piter como pita son una variante del original *pater indoeuropeo

Este hermoso dicho debe tener unos 3500 años!!! (es vino del más viejo!!!):

Lituano: Dievas dave dantis, Dievas duos duonos.
Sánscrito: Devas adat datas, Devas dasyati dhanas.
Latín: Deus dedit dentes, Deus dabit panem.
Inglés: God gave teeth, God will give bread.
Castellano: Dios nos dio dientes, Dios nos dará pan.

- Gracias: Marcelo Fuentealba


Cuando los misioneros europeos llegaron a América, particularmente a la Nueva España, se sorprendieron mucho de que los nahuas utilizaran la palabra TEOTL, la cual de inmediato asociaron con la idea de DIOS. Sin embargo, y contradiciéndose en sus teorías, en ninguna de las deidades atribuidas a la mentalidad náhuatl se incluía como parte del nombre la palabra TEOTL. Así, el sanguinario Huitzilopochtli (colibrí zurdo) no se llama Huizilopochteotl, no es un dios (¿será un demonio?), Tláloc ("dios de la lluvia") no se llama Tlalotéotl, tampoco es dios. Pero existe Tlazolteotl, al cual ahora llaman "dios del amor" y un Huehuetéotl, o "dios viejo", "dios del fuego". A la llegada de los europeos no se conocía en Mexico-Tenochtitlan (extensivamente "en Anáhuac") una religión en el sentido europeo de la palabra, ni se tenían dioses. Hoy día, que conocemos lo que es la energía, si aplicamos esa acepción a la palabra TEOTL, nos encontramos con que Tlazolteotl no es dios del amor sino la energía del amor; huehuetéotl no es el dios viejo, sino la energía vieja, es decir el fuego. El dios del sol, Tonatiuh, es la energía del día (tonalli=día, tiuh=teotl) la luz y el calor del sol. En lo referente al "dios" Huitzilopochtli, Sahagún lo compara con Hércules (teniendo un muy bíblico Sansón, sugiriendo detrás de las palabras que estaba al tanto de las tendencias del renacimiento), pero contradiciendo el carácter sanguinario que le atribuyen con las celebraciones en su honor, durante las cuales no se le ofrecían los abominables sacrificios humanos sino flores y cantos. TEOTL, en su acepción de energía (tetl=piedra, otli=camino;=>la piedra en su camino, detrás de esto lo que hace que la piedra se mueva) es muy distinto de la idea de DIOS, por lo cual no debería tomarse como una traducción válida TEOTL=DIOS.

- Gracias: Maximiliano Mena Pérez



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D

E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9259) añadidas al diccionario:
glicina   solo   soteriología   chollonca   lastre   centavo   perforar   horadar   invertebrado   voz  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
melena   umbra   conciencia   bronce   filicíneo   filete   filarmónica   mesías   profase   mitosis  
Último cambio: Miércoles, Abril 16 06:43 MST 2014